CHICA Y LOBO, de Roc Espinet


 


Título original: 

Chica y Lobo ESP
Sello: Spaceman Project (ECC)
Guionista: Roc Espinet
Artista:  Roc Espinet
Colorista: B/N (Roc Espinet)
Publicación España: Noviembre 2018
Valoración: La bella bestia /10

 


Desde que volvimos con el podcast de la Zona, aquellas personas que traen un cómic al programa tienen que hacer posteriormente una reseña de este. Pero, como bien podréis observar, yo no soy El Flores. Ya me gustaría. Con ese salero, ese arte y flow que derrocha el autor gaditano por cada uno de sus poros. Sin embargo, como dibujante internacional que es ya, su escaso tiempo libre no lo puede desperdiciar en escribir una reseña (mayormente porque esto no le da dinero y lo otro sí), por lo que tengo el honor de tomar su relevo y hablaros de una pequeña gran joya patria llamada…

CHICA Y LOBO
de Roc Espinet

La historia nos presenta a Paula, una joven huérfana que trabaja como ayudante en la taberna de la aldea y que es repudiada por todos sus vecinos, siendo la diana de mofas, insultos y humillaciones constantes. Sobre todo por parte de su jefe, que no duda en explotarla hasta límites insospechados con tal de sacar un buen beneficio de su negocio. El problema radica en que nuestra protagonista es una persona muy insegura de sí misma, que acepta absolutamente todo con tal de pasar desapercibida y cree que, en cierta manera, se merece todo lo que le sucede. Pero no todo es horrible en su vida, ya que cuenta con el incansable apoyo de su amiga Sara, que al contrario que ella es valiente, decidida y no duda en ningún momento dar la cara por la pobre Paula. Sin embargo no solo el pueblo está lleno de monstruos, ya que en los bosques de alrededor moran unos bestiales lobos que causan el terror cada vez que los aldeanos tratan de mover sus lindes o se adentran en sus territorios. Pero la cosa se pondrá todavía más oscura y difícil cuando aparezca un desconocido cazador de lobos que no dudará en aprovecharse de la situación que más le convenga para hacer lo que más le gusta: matar. O eso, al menos, es lo que se ve a simple vista…

Hay historias que parece que se han contado cientos de veces, pero que jamás pasan de moda. Creo que no exagero cuando digo que todos hemos leído la típica trama de dos personas (o seres vivos, vaya) de diferentes mundos que se cruzan por cuestiones del destino y termina beneficiándoles a ambos, aprendiendo el uno del otro y cambiando drásticamente la historia planteada en un inicio. Pues bien, podría decirse que esta fórmula es usada por Roc Espinet en su obra, en la que Paula y Lobogrís cruzan sus caminos de casualidad y todo ello conlleva una evolución de la personalidad de nuestra protagonista en modo ascendente, ganando enteros con el paso de las páginas. Y sí, puede que sea algo manido, pero Chica y Lobo tiene el aliciente de generar una subtrama que va creciendo hasta el mismo desenlace de la obra, lo cual me parece subilme. No es fácil crear un desarrollo orgánico de una historia a la par que vas cambiándola, amoldándola a la evolución de tu personaje. Crear un guión tan maleable no es moco de pavo.

Típico domingo por la mañana tras haber salido la noche anterior…

Podría decirse que se asemeja en muchas ocasiones al típico cuento de los hermanos Grimm, que nos dan esa dosis de moralina que todos necesitamos disfrazada con una historia apasionante y, en ocasiones, terrorífica. También bebe de la manera de narrar las historias los estudios Ghibli, haciendo especial hincapié en La Princesa Mononoke y pese a todo ello tiene ese punto de originalidad que lo distingue del resto. El gran culpable de ello es el arte de Espinet, que sin perder ese estilo de película de dibujos animados y esa plasticidad tan característica, juega con la ambigüedad de ciertas parte de la historia para transformarse en el vehículo de narración visual perfecto. Una de las cosas a resaltar de su arte es que está casi entero en blanco y negro, salvo por el principio de la obra y el final y es de ese tipo de dibujo que se puede disfrutar de ambas formas. Aunque he de romper un lanza a favor de la parte coloreada, que le da mucho más aplomo visual a la obra y sube ese peldaño que lo diferencia del resto de cómics, que lo habría convertido en el mejor cómic del año, sin duda alguna. Pero no se puede tener todo en esta vida.

También cabe destacar que esta obra fue llevada a cabo gracias al crowdfunding en la web de Spaceman Project, especializada en este tipo de cosas. Me encanta la idea de que haya artistas capaces de exponer su idea en una web y que la gente haga de mecenas para que se lleven a cabo, ya que de otra forma sería casi imposible. Es una labor genial y lo apoyo con todo mi ser, aunque en ocasiones la cartera no me acompañe. Quizá esta herramienta sirva para dar a conocer la vasta cantera española comiquera, que todavía tiene mucho que decir y posee calidad a raudales. Así que no dudéis en apoyar los proyectos que os interesen y os llamen la atención, porque seguramente acaben siendo auténticas maravillas. Tened por seguro que yo intentaré aportar mi granito de arena siempre que pueda.

Ven, que te vamos a rascar la espalda.

Fue gracias a El Flores que me hice con este cómic y no podría estar más contento. Una de las mejores compras que he hecho en este año y la obra que recomendaré hasta la saciedad. Roc Espinet ha llegado a mi vida de manera espectacular, con una obra digna de un auténtico dinosaurio del noveno arte. Es tan bueno que no me extrañaría terminar viendo una serie animada en Netflix de aquí a un tiempo. Ya os adelanto que me la gozaría salvajemente si ocurriera. Y vosotros también, creedme.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.