CATWOMAN: IMITADORAS, de Joëlle Jones y Fernando Blanco

 


Título original
:

Catwoman: Copycats TPB

Sello: DC Comics
Guionista: Joëlle Jones
Artistas: Joëlle Jones y Fernando Blanco
Colorista: Laura Allred
Contenido: Catwoman #1-6 (Jul. – Dic. 2018)
Publicación USA: Abril 2019
Publicación España: Mayo 2019 (ECC)
Valoración: Cada vez que escucho hablar de esa gata, empiezo a sacar mi pistola

 

Hay personas a las que les gusta asistir a las bodas. Y hay otros que somos muy malas personas y queremos que se monte una bronca como en las películas, para darle un poco de salseo al ambiente. Pero creo que todos tenemos ese miedo a que en ese día tan especial, nos dejen plantados en el altar.

Esta serie surgió tras el número especial del Batman #50 de julio de 2018, que se enmarca dentro de la etapa de Tom King. A lo largo de las páginas, vimos un desfile de dibujantes históricos del murciélago en una grapa que narraba de una forma preciosa ese romance de Batman y Catwoman desde su primer encuentro en el Batman #1 de 1940. Una oda al amor que se vio salpicada por la polémica, ya que Selina Kyle termina dejando plantado a Bruce en el tejado en el que iba a tener lugar su enlace matrimonial.

Esto no fue el final de un romance, ya que se ha anunciado que el recorrido de Tom King en el murciélago terminará en diciembre de 2020 en la maxiserie de doce números Batman & Catwoman, por lo que aún queda mucho que contar sobre esta pareja. Pero gracias al desenlace de este número 50, surgió una nueva serie protagonizada por Catwoman en la que se narran sus aventuras tras la boda fallida. Es por ello que hoy analizaremos su primer arco argumental, titulado…

CATWOMAN: IMITADORAS
de Joëlle Jones y Fernando Blanco

Si somos sinceros, más allá de los números realizados por Ed Brubaker entre 2001 y 2004, Selina Kyle no ha tenido mucha suerte en su propia cabecera, llegando a tener algunos años espantosos, como lo que vimos en los Nuevos 52. Ha sido un personaje que siempre triunfa como villana/aliada/amante de Batman, pero que por sí misma no ha llegado a gozar de mucha calidad, siendo todas estas series intermitentes y sin gozar de una continuidad.

Quizás por ello, DC ha planeado darle la nueva cabecera a una autora que sabe tratar a las figuras femeninas y que tiene un gran bagaje y reputación en el mundo del cómic. Se trata de Joëlle Jones, conocida principalmente por Lady Killer, una colección de Dark Horse creada, dibujada y co-escrita por ella junto con Jamie S. Rich y que cuenta con la paleta de colores de Laura Allred. También la hemos visto encargándose del arte de algunos números del Batman de Tom King, por lo que Catwoman no es alguien desconocido para ella.

Niños, no me esperéis despiertos hasta muy tarde.

Tras los sucesos del Batman #50, Selina Kyle se traslada a Villa Hermosa. Allí intentará llevar una vida normal que se verá alterada al descubrir que hay diversas mujeres que la usurpan disfrazándose de Catwoman y cometiendo delitos como el asesinato. Todo esto estará relacionado con la mafiosa familia del gobernador de la localidad: los Creel. También veremos su faceta más familiar gracias a su hermana Maggie, en la que veremos varias analepsis de su infancia y servirán para profundizar más en la personalidad de Selina y sus sentimientos de culpabilidad por la situación catatónica en la que se encuentra.

Después de leer los seis primeros números, tengo que reconocer que la trama y el argumento son bastantes sencillos. No tienen errores grandes, más bien está todo correcto, pero resulta muy predecible para el lector. No llega a sorprender en ningún momento y tiene todos los tópicos de películas y cómics de este estilo, sin innovar en toda la obra.

¡Pelea de gatas!

Pero lo que más destaca es el arte. Vemos a una Joëlle Jones desatada en su dibujo con ese estilo tan característico suyo de cartoon realista. Además goza de gran dinamismo, dándonos páginas secuenciales que parecen planos cinematográficos de persecuciones. La artista ejecuta un impresionante trabajo, lleno de detalles y con un estudio de escenas formando una unidad temporal y espacial asombrosas.

Para algunas páginas cuenta con la ayuda del español Fernando Blanco, un dibujante que también realiza una buena labor y que no desentona con lo que Jones nos muestra, aunque a mi parecer se encuentra un peldaño más abajo; aunque eso es más una cuestión de gustos. Ambos artífices son capaces de cohesionar sus páginas dándonos un resultado muy digno y destacable.

Tampoco podemos olvidar la fabulosa paleta de Laura Allred. Todos la conocemos principalmente por ser la colorista principal de cabecera de su marido, Mike Allred. Ambos conforman una de las mejores parejas, no solo sentimentales, sino también artísticas del noveno arte (como lo fue hace años la formada por Frank Miller y Lynn Varley). Y es que no es difícil encontrar algunas similitudes en los lápices de Mike Allred y Joëlle Jones, por lo que no cabe duda de que es la colorista que mejor se puede adaptar al estilo de los dibujantes. Al igual que con Lady Killer y las obras de su marido, aquí consigue encontrar las mejores tonalidades acorde a su diversa paleta para conseguir realzar los lápices y darnos un estilo más cartoon y luminoso.

No hay duda de que este arco tiene un nivel visual asombroso que se ve empañado por un guion sencillo y sin ninguna novedad respecto a otras obras que hayamos podido leer. Pese a ello, yo todavía mantengo mucha esperanza en esta serie y que evolucione. El ritmo que mantiene es bueno, no llegando a aburrir en ningún momento, y se le pueden ver diversas señales que invitan al optimismo para el futuro. Y, aunque no sea mucho decir, es de lo mejor que se ha hecho con el personaje en su cabecera individual. Mantengo la fe en que a nivel argumental mejorará, ya que esto solo supone una toma de contacto con la serie. Habrá que esperar a futuros números para ver si arranca o se queda solo en un mediocre (que no malo) guion con un dibujo y color sobresalientes. El tiempo lo dirá.

¿Es esta la reunión de amantes del cuero?

En resumen, Catwoman: Imitadoras es un primer arco con un argumento poco complejo e innovador que supone una primera toma de contacto en las aventuras de Selina Kyle, pero que enamorará a cualquiera con sus páginas. Un despliegue visual increíble que no decae en ningún número y que ya solo por eso, merece la pena leer.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.