CATARSIS, de Moto Hagio

 

 

Título original:
Hanshin (半神)
Sello: Shōgakukan
Guionista: Moto Hagio
Artista: Moto Hagio
Publicación Japón: Marzo 2008
Publicación España: Noviembre 2018 (Tomodomo)
Valoración: Historia viva del manga

 

 

Una de las mejores cosas que tiene la Zona, y de la que sólo los privilegiados redactores disfrutan, es el grupo de “trabajo” de Whatsapp. Lo entrecomillo porque, evidentemente, allí hablamos de trabajo, pero mucho más de ocio. Las recomendaciones de cómics, pelis, música, series, videojuegos o cualquier cosa apasionante que cae en nuestras manos suele pasar por el grupo para dar lugar casi siempre a ese maravilloso “pues si te ha gustado, tienes que echar un ojo a”. Y así me enteré de que Tomodomo había publicado…

CATARSIS
de Moto Hagio

Empecemos dejando claro que el shōjo no es lo mío. Siempre me ha parecido que, generalmente, la concepción de la mujer en este tipo de narraciones no nos hace justicia. Se nos pinta como seres frágiles y dependientes que sucumben ante amores imposibles y se alargan en reflexiones que ocupan páginas y páginas de monólogos internos que expresan más sentimientos de los que existen.

Que no sea una romántica de la vida no quiere decir que no sepa valorar el trabajo y el talento de los autores que se dedican a ello. Y en el caso de Moto Hagio, además, hay que añadirle la importancia que supuso su figura dentro y fuera del género, al alzarse como una de las mangakas revolucionarias del shōjo.

La liberación gráfica de la mujer.

Hasta bien entrados los años 70 la mayoría de autoras japonesas estaban condenadas al ostracismo por sus colegas y dedicarse a crear y dibujar historias no era precisamente un camino de rosas. El Grupo del 24 (llamadas así por el año de nacimiento de la mayoría de sus fundadoras) cambió el panorama del shōjo y las estructuras editoriales del mismo, dándole la auténtica perspectiva femenina que los encargados de estas historias hasta el momento no eran capaces de aportar. Moto Hagio junto a Keiko Takemiya, formaron parte del núcleo duro del Grupo del 24 y durante unos años hicieron de su apartamento en Tokio el centro neurálgico del shōjo, donde las dibujantes aspirantes a mangakas exponían sus ideas, daban forma a sus proyectos e intercambiaban contactos.

Esta nueva visión femenina dio lugar a nuevas tramas y temáticas que permiten expandir los límites del género, dejando un poco de lado la fragilidad de las protagonistas, mientras sus autoras exploran su creatividad y engrandecen visualmente el mundo interior de sus personajes. Moto Hagio es una de las mejores en este aspecto, no en vano fue galardonada con la Medalla del Lazo Púrpura del Emperador de Japón por su aportación al arte japonés, convirtiéndose en historia viva del manga.

Esto sí que es verse como un bicho raro.

Catarsis es una muestra de los más de cincuenta años de carrera de esta artista legendaria. Doce relatos cortos de distintas temáticas que profundizan en los oscuros sentimientos de sus personajes y que arrancan con Mitad y La Niña Iguana, dos de sus relatos más reconocidos y aclamados, que además son los más extensos de esta antología. De este modo, Hagio aborda temas como el aborto, el acoso y otras cuestiones que preocupan a las adolescentes desde una perspectiva preciosista que explora directamente el lado oscuro del ser humano.

Sigue sin convencerme el shōjo, pero me alegra tener en mi poder algunas de las historias que hicieron grande a Moto Hagio. Su trazo fino rebosa sensibilidad y sabe transmitir, de forma bonita, lo profundas, tristes y crueles que pueden ser las personas. Su estilo de dibujo se encuadra dentro del costumbrismo, pero posee las pinceladas de fantasía suficientes como para acercarse al realismo mágico. Y, a pesar de su dificultad para representar la edad de sus personajes, sus páginas están cargadas de efectiva y efectista narrativa, que apuesta por una menor cantidad de viñetas en pos de que la historia y los sentimientos fluyan por sí solos.

El circo de los horrores de la vida.

Catarsis es una de esas obras imprescindibles que todo el mundo debería, al menos, conocer. La perfecta introducción a una de las grandes mangakas del Grupo del 24, creadora del shonen ai. Moto Hagio revolucionó e hizo evolucionar a todo un género y nos deja, en un solo tomo, distintas muestras de su habilidad para hacer sublime lo terrible, abordando temáticas y roles que atormentan a las jóvenes de ayer y hoy.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.