Caso Cerrado #8: LOCKE & KEY, de Joe Hill y Gabriel Rodríguez

El mundo de los cómics siempre ha tenido la fama de ser un mundo muy cerrado, un mundo en el que no se veía con buenos ojos los presuntos intrusismos laborales de autores que no provinieran del medio. Otro de los problemas de la industria era la poca repercusión, más allá de honrosas excepciones, de la diversidad de géneros, pues durante mucho (demasiado) tiempo la mayoría de las publicaciones giraban en torno a los superhéroes

Estas tendencias fueron desapareciendo paulatinamente hasta llegar al panorama actual, donde el mundo del cómic se ha expandido tanto en géneros como en editoriales y la mayoría de los cómics favoritos de muchos expertos (bueno, creo que no soy el único) son de editoriales como Dark Horse, BOOM! Studios o, especialmente, Image Comics, y no de Marvel o DC. Con títulos que poco o nada tienen que ver con las mallas, de un tiempo a esta parte podemos leer cómics que se atreven a explorar y experimentar los límites y las posibilidades que puede ofrecer el medio.

Un gran ejemplo, y el mejor cómic que he leído este año, es este Caso Cerrado donde os hablaré de…

LOCKE & KEY
de Joe Hill y Gabriel Rodríguez

Sello: IDW Publishing
Guionista: Joe Hill
Artista: Gabriel Rodríguez
Colorista: Jay Fotos
Contenido:
Locke & Key: Welcome to Lovecraft #1-6 (Feb.–Jul. 2008)
Locke & Key: Head Games #1-6 (Ene.–Jun. 2009)
Locke & Key: Crown of Shadows #1-6 (Nov. 2009–Jul. 2010)
Locke & Key: Keys to the Kingdom #1-6 (Ago. 2010–Mar. 2011)
Locke & Key: Clockworks #1-6 (Jun. 2011–May. 2012)
Locke & Key: Omega #1-5 (Nov. 2012–May. 2013)
Locke & Key: Alpha #1-2 (Ago.–Oct. 2013)
Public. USA: Feb. 2015 – Mar. 2016 (Reedición)
Public. España: Oct. 2015 – 2016 (Panini)
Valoración: 10/10

LA FAMILIA ES LO PRIMERO
De mudanza a los mundos de Lovecraft

Tras vivir un traumático suceso la familia Locke se muda a la vieja mansión familiar situada en Lovecraft, un tranquilo pueblo costero. Mientras se adaptan a su nueva situación empezarán a ocurrir sucesos extraños en la casa, donde no paran de aparecer llaves que abren unas peculiares puertas que esconden todo tipo de secretos y misterios

Soy consciente de que Locke & Key no es un cómic nuevo, pero supongo que nunca es tarde para descubrir una obra maestra. Estoy seguro de que quienes lo habéis leído estaréis de acuerdo en que es un cómic diferente, original, adictivo, divertido y lleno de referencias. Los que no lo hayáis hecho, sabed que no estoy exagerando y que además ésta es de esas historias que te marcan como lector y como persona. O al menos conmigo lo ha conseguido.

Porque algunos de los temas principales de Locke & Key son, a saber, la infancia, y todos hemos sido niños; la adolescencia, y todos hemos sido adolescentes (hace un tiempo ya… u os envidio); o la relación paterno-filial, y todos somos hijos de nuestros padres… En definitiva, la base sobre la que se sustente la obra es la familia. Y hablar de familia es hablar de amor y de cariño, pero también de momentos difíciles, de discusiones, de heridas físicas y emocionales, de buenos y malos recuerdos e incluso de la muerte

Todas las llaves abren una puerta. Todas las puertas esconden un secreto.

Sumémosle a todo esto una historia de terror, mil referencias de todo tipo, una estructura narrativa perfecta, llena de mecanismos y engranajes que encajan magistralmente, un dibujo que empieza bien y no para de mejorar hasta hacer que no te puedas imaginar la serie con otro dibujante y, por último, acción, unas dosis muy medidas de gore, romances adolescentes y, por encima de todo, magia, mucha magia…

LOS MAESTROS DE LAS LLAVES
Bienvenidos a Keyhouse

Joe Hill, nacido como Joseph Hillstrom King, es el hijo de Stephen King, el referente más importante de la literatura de terror de toda la historia… No saquéis las antorchas los fans de Poe o Lovecraft, que me explico. King tiene una obra y una carrera tan extensa que cuesta pensar en alguien que no conozca una obra suya. Y eso no pasa con casi ningún escritor, por eso lo corono como Rey…
(N. del Ed. ¿Seguridad? Sí, echen a este tipo de las Zheroficinas inmediatamente)

Antes de crear Locke & Key, Hill ya había ganado varios premios con sus novelas, de las que reconozco no haber leído ninguna (prometo enmendar pronto este error). También se ha adaptado al cómic uno de sus relatos cortos, La Capa, incluido en el libro 21th Century Ghosts que, por aquellas cosas de los traductores, se publicó en España como Fantasmas.

El guionista tiene mucho de su padre, amén de las experiencias que seguramente habrá reflejado en su obra. Puede reconocerse el gusto por las historias que transcurren en diferentes líneas temporales, por la forma de los giros de guión, por el peculiar tratamiento de los personajes, por reflejar excelentemente las relaciones entre adolescentes y por la mezcla de géneros: siendo ésta una obra donde predomina la fantasía hay, como decíamos, momentos para la comedia, la acción y, por supuesto, el terror. Todo ello con un derroche de imaginación y pasión que no hace sino crecer con cada episodio.

El otro pilar de la serie es Gabriel Rodríguez, dibujante chileno que se encarga de todos los números de la serie principal, un total de 37 ejemplares. Si bien es cierto que en los primeros números sus lápices tienen un aspecto algo más duro, más sucio incluso, se aprecia un artista que domina la narración y los encuadres y al que no le falta espectacularidad cuando tiene la oportunidad de lucirse en una splash page. Su nivel no para de subir en todos los aspectos, llegando a recordar al mejor Arthur Adams por la limpieza de su trazo y la expresividad de sus rostros. Y si hablamos de esa espectacularidad no hay que perderse, por ejemplo, el quinto episodio del Vol. 3, “La luz del día”. Un cómic de impacto en todos los sentidos. Aunque otro número imprescindible para apreciar el arte de este arquitecto de profesión (sólo un arquitecto loco podría haber creado la Mansión Keyhouse) es el primero del Vol. 4, “Gorrión”, un delicioso homenaje a Calvin & Hobbes.

Además de autores de esta joya, Hill y Rodríguez son paramédicos en sus ratos libres.

La química entre estos dos autores aumenta con el paso de los números haciendo que se atrevan a explorar más géneros y técnicas artísticas. Cada temporada de Locke & Key es mejor que la anterior. Estamos ante una obra que gana con el transcurso del tiempo. Tanto es así, que volver a leerla una vez ha concluido nos abre una puerta (o varias) que nos llevará a apreciar nuevos detalles en una relectura tan buena o mejor que la primera vez.

UNA MAQUINARIA PERFECTA
Espacio, tiempo y puertas abiertas

La estructura de la colección, que consta de seis miniseries anuales de seis números (excepto el último arco, dividido en cinco y dos), recuerda poderosamente a una serie de televisión. A esto se le suman un par de especiales fuera de la colección, a modo de spin-offs. Pero desde el primer número Locke & Key enseña sus cartas y vamos a poder apreciar las características principales de la narrativa de esta obra.

El tiempo de la historia fluctúa entre presente y pasado, combinando episodios centrados exclusivamente en el pasado con otros en el presente y, la mayoría, combinando ambas líneas temporales. Muchas de estas escenas provienen de los flashback y recuerdos de los personajes, añadiendo un valor extra dándonos a conocer a los más secundarios. En ocasiones, una misma imagen fija, en la que únicamente cambia el fondo, marca el salto del tiempo.

Decisiones narrativas tan impactantes como excelentes

Ésa es otra de las características que dan entidad propia al cómic, la narración mediante la representación de una misma imagen fija. Como si de un escenario se tratara, los personajes se van desplazando por la imagen mientras el fondo se mantiene fijo, y viceversa. Con este recurso se consigue el mencionado efecto cinematográfico o de serie televisiva. En la escena de funeral con la que arranca la serie se puede apreciar perfectamente cómo al pasar las páginas, sin que el fondo se altere, hay una sensación de movimiento, que será una constante durante toda la serie. Es más, en ocasiones se emplea con la imagen fija y los personajes saliendo fuera de plano, dejando que sólo el lector pueda ver ciertos detalles de la historia.

Pero teniendo en cuenta que Locke & Key es (literalmente) una obra redonda, donde todo ocurre por alguna razón, todo acto tiene su consecuencia y todo el pasado repercutirá en el presente, vamos a encontrar mil y un detalles que moldearán perfectamente el conjunto, aunque muchos de estos detalles no sean apreciables a primera vista (o lectura). A medida que avancemos en la lectura, iremos completando el enorme puzzle que los autores han ido tejiendo desde el principio. El mejor ejemplo de esto es que la primera página del primer cómic es una puerta cerrada con una mariposa volando, y la última página del último cómic es… una puerta cerrada con una mariposa volando.

Los paralelismos están presentes en toda la obra, aunque los separen 5 años.

AL SALIR DE CLASE
La enfermedad de la adolescencia

Una parte muy importante del elenco de Locke & Key son los adolescentes. No sé si recordáis lo que es ser adolescente pero el cómic lo refleja a la perfección, mostrando todas las inquietudes propias de una etapa vital donde se empieza a forjar la persona que seremos en el futuro. Una de las mejores definiciones de la perfecta caracterización de estos personajes viene cuando un adulto le dice a uno de los chicos: “Es complicado hacer que las relaciones con otros funcionen cuando no tienes una buena relación contigo mismo.”

Los adolescentes del cómic son adolescentes que van al instituto, que tienen deberes y exámenes, que mienten a sus padres para escaparse con sus amigos, que se enamoran de quien no deberían, que se tiñen el pelo y se hacen tatuajes, que temen lo que les deparará la vida, que sueñan, que aman y odian con pasión, que se enfrentan a sus padres porque no les entienden, porque los tratan como a niños y un adolescente no es un niño, pero tampoco una persona madura… Es, simplemente, un adolescente, alguien que busca su lugar en el mundo.

Los problemas de la familia Locke son los típicos de todos los adolescentes.

El momento más importante en la vida de un adolescente (americano) es el Baile de Graduación y éste no podía faltar en un cómic co-protagonizado por púberes. Tanta importancia tendrá en la serie que el Baile coincidirá con el clímax de la obra. Volviendo a los paralelismos, si hemos ido viendo cómo es la vida en la Academia Lovecraft durante un año escolar, el final del curso será el final de la historia. Veremos todos los tópicos de estos eventos que hemos visto mil veces en series y películas, amén de un divertido homenaje a una de las novelas más populares de Stephen King (sí, ésa).

Pero antes de dejar la escuela, cabe mencionar la historia del Profesor Ridgeway. Un número unitario, pese a guardar relación con la historia principal, una joya que brilla con luz propia con una carga emotiva que hará que el lector se sobrecoja y no la olvide fácilmente.

LA MAGIA
Causa y solución de todos los problemas

Si hay un elemento capital en la historia de Locke & Key es la magia. La magia inunda todas las páginas de la obra y es la herramienta para explicar los grandes temas que hemos desarrollado. En la vieja mansión Keyhouse habita una magia tan antigua como poderosa y tan poderosa como especial. La magia que permite usar las llaves sólo pueden sentirla los más jóvenes. Y es que, como sucede en la vida real, con el paso del tiempo dejamos de creer en la magia para pasar a preocuparnos de otros problemas que nos parecen más serios…

Esta reflexión, que inevitablemente nos hará sacudir la cabeza, sirve para explicar por qué los personajes más adultos a veces no parecen enterarse de lo que sucede y aquéllos que anteriormente habían vivido en Lovecraft (y sobrevivieron) tendrán problemas para recordar lo que pasó.

¿Qué hay dentro de la mente de un niño? Pasen y vean…

Hay tanta magia en este cómic que podríamos hablar de diferentes tipos de magia. Existe la magia que otorga increíbles habilidades a aquellos que la utilizan, dando lugar a los pasajes con más acción; tenemos la magia sobrenatural, aquella que permite controlar las sombras, convocar a espíritus y cruzar la línea que separa la vida y la muerte; igual de importante es la magia oscura, la que domina el villano de la serie, cuyo origen, motivación y actos giran en torno a la magia.

Pero la magia más importante es… la que transmite al lector en cada página, en cada detalle, en cada giro argumental y en cada guiño que irá descubriendo mientras devora página a página, capítulo a capítulo, temporada a temporada hasta acabar la obra. Entonces sentirá la abrumadora sensación de que tiene que volver a empezarla

A mí es lo que me ha pasado. Sé que no soy el único. ¿Cruzarás tú la puerta?

¿No ardéis de curiosidad?

CONCLUSIÓN
¿Obra maestra?

Desde que empecé a colaborar en Zona Zhero lo que peor llevo es lo de poner notas a los cómics que reseño. Me parece algo muy ambiguo esto de definir una obra con un número. Sin embargo, a la hora de hablar de Locke & Key no he dudado un segundo en ponerle un 10. ¿Quiere decir esto que es un cómic perfecto? Pues no, ni mucho menos. Hay varios aspectos de la historia que no me acabaron de convencer y algunos personajes cuya historia no evoluciona tanto como debería.

Pero más allá de detalles y gustos personales, lo que es indudable es que Locke & Key consigue conectar con el lector mediante emociones, sensaciones y sentimientos. Un cómic que nos hará reír, nos emocionará con sus personajes de carne y hueso, nos mantendrá en vilo y hará que rememoremos los viejos miedos pasados, nos hará temer por la suerte de sus protagonistas y que lloremos por aquéllos que no llegarán al final… Un cómic que nos tendrá enganchados desde la primera hasta la última página.

Si un cómic así no se merece un 10, no se lo merece ninguno.

Uno de los motivos por los que me he decidido a escribir esta reseña, más allá de los evidentes, es la reedición en formato omnibus que Panini pone a la venta desde hoy mismo. Pocas oportunidades mejores se me ocurren que una edición integral (en dos tomos, que para el segundo toca esperar al año que viene) para disfrutar de una obra tan redonda como Locke & Key.

Hacedme caso, que no os vais a arrepentir.

¡Nos vemos en la Zona!

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

You may also like...

8 Responses

  1. Dynamo Joe dice:

    Muy buena reseña. He oído muy buenas cosas de esta obra. Me echa atrás gastarme ahora 40€ en un tocho. De Hill en literatura comencé a leer “El traje del hombre muerto”, pero no empatice con el protagonismo y acabe dejándola.

    • CarlosPlaybook dice:

      Gracias por tus comentarios. Todo lo bueno que hayas oído de este cómic debe ser verdad…
      Lo del gasto lo entiendo perfectamente (deberás sumarle el tomo 2) y no me gusta decirle a la gente en que se ha de gastar su dinero pero… este cómic lo vale

  2. Iron dice:

    Estupenda reseña. Enhorabuena.
    Si te sirve de consuelo yo tampoco llevo muy bien el tema de las notas por lo que considero que si le has puesto un diez no se habrá tratado de una decisión a la ligera.
    Habrá que echarle un ojo.

    • CarlosPlaybook dice:

      Gracias compañero! Desde que decidí que iba a hacer la reseña sabia que le pondría un 10 porque realmente se lo merece por infinidad de cosas. Principalmente porque es una obra que llega al lector y ya no te deja ir…
      Ya verás que en cuanto la empieces te volverás un fanático más de la serie.

      PD: el otro día estuve en la biblioteca y me traje los tres volúmenes de El Espectro, si consigo que tu te acerques a Locke&Key estaremos en paz ;-)

  3. Cristóbal dice:

    Excelente, acabo de terminar y esperando que se edite el segundo tomo, un 10 en originalidad e ilustración, los 40 € mejor gastados en mucho tiempo

  4. Me alegro que te haya gustado Cristóbal, pero que sepas que lo mejor está por venir… Ya verás como si
    Y me das envidia por descubrir esta obra por primera vez
    Gracias por comentar

  5. Tito dice:

    Estoy acabando el omnibus 1 y estoy entusiasmado. Hacía mucho tiempo que no leía una obra tan redonda y absorvente, donde nada sobra. ¿Se sabe cuándo sale el 2° tomo?, ¡no voy a soportar la espera!.

    • Eso es exactamente lo que me pasó a mi, suerte que tenía la obra completa para no sufrir la espera xD
      Por lo que he visto Panini aun no le ha puesto fecha de salida pero lo anuncia para verano.
      Aprovecha para volver a leerlo ya que lo mejor está por venir y todo, absolutamente todo está conectado. Gracias por comentar

Deja un comentario, zhéroe