Caso Cerrado #3: SUPERIOR SPIDER-MAN, de Dan Slott (I): Alzamiento

Tras toda la maraña de pistas que dejó en el anterior Caso Cerrado arácnido, y aprovechando las meteduras de pata del bueno de Peter Parker, Otto Octavius dio el golpe en la mesa. ¿O lo dio Dan Slott…? El Amazing Spider-Man #698 causó un revuelo impresionante en Internet tras filtrarse unos días antes de su salida oficial. Las últimas páginas desencajaron la mandíbula de más de un lec… epa, epa, paremos el carro.

Bienvenidos a la segunda entrega del Caso Cerrado dedicado a esa genial ida de olla que nos regaló Dan Slott.

¡Bienvenidos al alzamiento del Spider-Man Superior!

(En este Caso Cerrado se reseñarán solo los episodios relevantes de la trama orquestada por Dan Slott, ergo se obviarán los episodios de Superior Spider-Man Team Up, Alpha y Superior Foes of Spider-Man incluídos en la edición española)
10291735_486366698156699_1041594354174459385_n

DYING WISH (EL ÚLTIMO DESEO)

Título original: The Amazing Spider-Man #695-700, Avenging Spider-Man #15.1 USA
Sello: Marvel Comics

Guionistas: Dan Slott (y Chris Yost)
Artistas: Giuseppe Camuncoli, Richard Elson, Humberto Ramos y Paco Medina
Entintadores: Dan Green, John Dell, Richard Elson, Victor Olazaba y Juan Vlasco
Coloristas: Antonio Fabela, Victor Olazaba, Dave Curiel
Publicación USA: Oct.–Dic. 2012
Publicación España: Junio–Julio 2013
(Tomo 1 y Tomo 2 de Panini)
Valoración: 9.5/10


Quienes comenzaran a leer Superior Spider-Man por estos dos tomos hicieron muy bien. ¿Por qué? Sencillo: no sólo contienen el arco argumental de tres episodios que culminó en el #700 de la cabecera arácnida, sino que además leyeron la saga previa a los mismos, última protagonizada con Peter al frente de la colección, mostrando su status quo previo al golpe maestro de Otto. ¿Vaya marrón eh? Duendes, Kingpin, compañeros de trabajo traidores, identidades secretas al filo de la cuchilla…

La vida de Peter Parker no era perfecta, no era tranquila, pero era suya… hasta que abrimos las páginas del episodio #698. Peter se mostraba… extraño. Arrogante. Lo que parecía ser el típico episodio introductorio para un arco argumental relevante comenzó a mostrarse como algo más cuando recibimos la noticia: Otto Octavius, el Doctor Octopus, se estaba muriendo, y había pronunciado unas palabras en su celda, dos en particular…

Spidey fue a visitar, aparentemente para despedirse, al viejo Doctor. Y Dan Slott, acompañado por los lápices de Richard Elson, nos torció el culo. El Peter que habíamos leído durante ese episodio en verdad era la mente de Otto Octavius en el cuerpo de Peter Parker. Y Peter Parker, o más bien su mente… estaba atrapada en el moribundo cuerpo de Otto. El villano le robaba la vida al héroe, y condenaba a éste a morir dentro de un cuerpo marchito.

A lo largo de los episodios #699 y #700, Dan Slott y Humberto Ramos despejaron las dudas del intercambio de mentes -¿recordáis el Octobot Dorado de nuestra anterior entrega?- y nos mostraron la agónica batalla entre un Peter que hacía lo imposible por recuperar su cuerpo (fuga de la prisión para supervillanos incluída) y un Otto que apenas alcanzaba a atisbar lo mucho que iba a disfrutar de su nueva vida en un excepcional episodio #700 en el que los autores lo dieron todo de cara al lector más curtido, con algunas páginas directas al corazón del aficionado arácnido. Todo ello, sin parar de plantar semillas para futuras tramas, e incluso para la futura derrota de Otto. Si la diferencia gráfica entre Richard Elson y Humberto Ramos choca mucho, ambos dibujantes dan lo mejor de sí mismos, siendo Elson una especie de remedo de Mark Bagley. Ramos por su parte entrega algunas de las páginas mas hermosas de su carrera, haciendo un repaso por la historia cefalópoda/arácnida del modo más bizarro posible. En cuanto al guión de Slott… arriesgó y ganó. Mantiene la tensión hasta el final, y cuando acaba, tienes la sensación de que esto no es un final, es un principio.

Al final de este arco argumental, como era lógico, la fría mente de Octavius, apoyada por un cuerpo superhumano en su mejor momento, derrotó a la de Peter Parker, y al cuerpo decrépito en el que estaba hospedada, en una dura batalla en la torre de los Vengadores. Ahora sólo quedaban el cuerpo de Peter y la mente de Otto. Una combinación dispuesta a ganar por todos los medios. Dispuesta a ser Superior.

10291735_486366698156699_1041594354174459385_n

HERO OR MENACE? (¿HÉROE O AMENAZA?)

 

Título original:
The Superior Spiderman #1-5 USA

Sello:
Marvel Comics

Guionista: Dan Slott
Artistas: Ryan Stegman
y Giuseppe Camuncolli

Entintador: John Dell
Coloristas: Edgar Delgado
y Antonio Fa
bela
Publicación USA: EneroMarzo 2013
Public. España: Agosto 2013 (Panini)
Valoración: 9/10

 

Los criminales la Gran Manzana no tenían ni idea de lo que les esperaba. Ya podían olvidarse de los chistes, de las tretas típicas en las que siempre caían pero que algún día acabarían evitando, de que Spidey se controlara con ellos para no mandarles al hospital. Algo raro le pasaba a Spider-Man desde aquella batalla en la que murió el Doctor Octopus. Ay, almas de cántaro

Vueltas de tuerca, chascarrillos cargados de cinismo, sorpresas de última página, renovación de villanos, introducción de otros nuevos, cambios personales en la vida del “nuevo” Peter… Y nunca tirando por la vía fácil. No, Otto no se enrolló con MJ, prefirió mantenerse en su línea de científico loco centrado en el trabajo. Tampoco le rió la gracia a la Spider-señal del alcalde J.J. Jameson, con el que empezó a colaborar, dado lo encantado que estaba ante los nuevos y brutales métodos del arácnido. Y no dudó en mostrarse vengativo al ver que el Buitre había comenzado a usar niños como esbirros. Sí, Otto tiene corazón, damas y caballeros. Como niño maltratado que fue en su día (algo establecido en la continuidad arácnida y que Dan Slott recupera muy sensatamente), ese se puede considerar el punto débil de Octavius: los que él ve como verdaderos indefensos de la sociedad, los niños. A quien no verá con tan protectores ojos es al asesino Massacre (no confundir con el mercenario bocazas), cuya derrota nos mostrará cuán oscuros van a ser los tiempos a partir de ahora para los criminales de Nueva York.

Pero la mejor y a la vez más temprana revelación de este arco argumental no tuvo que ver con los villanos o secundarios de la serie. No, no.

Tuvo que ver con su protagonista. El de verdad.

Los recuerdos de Peter Parker que Otto había conservado en su cabeza tomaron conciencia de sí mismos, creando una copia de la mente de Peter que comenzó a rondar por la sesera de Otto. La batalla acontecida en el episodio 700 aún iba a durar más de lo que creíamos. Dan Slott, acompañado en este arco argumental por los lápices de Ryan Stegman y Giuseppe Camuncolli, comienza a jugar de verdad con los lectores. Siendo Stegman el más espectacular de los dibujantes de este arco argumental, dando un tono casi pesadillesco incluso a las viñetas más mundanas, en el caso de Camuncolli nos encontramos con un narrador visual sobresaliente, evocador del mismísimo Sal Buscema. Si ya molaba en tiempos Asombrosos, ahora poco a poco irá alcanzando un nivel digno de esta etapa Superior.

Se puede considerar este tomo como otro punto ideal desde el que empezar a leer la serie, ya que el guión pone en todo momento al lector en situación, a la vez que el “Peter mental” ayuda al lector novato a ubicarse, pese a que muchos puedan confundirlo por su apariencia visual con un fantasma (cosa que no es). Con estos episodios, Dan Slott define el tono de la serie y conquista definitivamente a quienes repudiaron esta idea. Como hemos dicho, no tira por lo fácil, si bien la idea del “Peter mental” en cierto modo hará que la verdadera chicha de la serie tarde en comenzar.

10291735_486366698156699_1041594354174459385_n

INDEPENDENCE DAY (EL DÍA DE LA INDEPENDENCIA)

 

Título original:
The Superior Spider-Man #6-10 USA

Sello: Marvel Comics
Guionista: Dan Slott
Artistas: Humberto Ramos y Ryan Stegman
Entintadores: Victor Olazaba y Cam Smith
Colorista: Edgar Delgado
Publicación USA: MayoJulio 2013
Publicación España:
Octubre 2013 (Panini)
Valoración: 9.5/10

 

Que Otto iba a ser un Spider-Man mucho menos simpático que Peter Parker era algo que estaba claro. Que le diera una paliza mortal a unos delincuentes de poca monta por gastarle una broma que no pasa de travesura… A ver, sí, nos lo esperábamos también, lo que no esperábamos era verlo tan visceralmente. ¿Y sabéis quién no se lo esperaba tampoco? Los Vengadores, a los cuales pertenece Spidey desde hace ya algún tiempo. Si bien la actitud fría y controladora de Spider-Man (ha convertido la ciudad en un nido de Spider-Bots con sensores y cámaras que le convierten en un siniestro Gran Hermano) les podía haber resultado lógica tras el cruento enfrentamiento que tuvo con el bueno de Otto en la torre de Los Vengadores, en el que supuestamente Spidey ganó al Doctor Octopus, no dudan en preocuparse por la actitud abiertamente violenta del arácnido hacia cualquiera que él considere oportuno.

Quienes no lean el Avenging Spider-Man/Superior Spider-Man Team Up de Chris Yost (serie de complemento en la que Spidey hace equipo con distintos héroes del Universo Marvel, cuyos tomos se han intercalado en España en orden cronológico con la serie principal que estamos tratando) pueden encontrar en estos episodios una pequeña dosis de interacción de Spidey con otros héroes, interesados en saber a qué se debe esa nueva actitud extraña del Trepamuros. Y Peter, lo que queda de él en el cerebro de Otto, encontrará aquí su perdición…

Por muchas razones, la gran mayoría personales, quien escribe estas líneas considera el Superior Spider-Man #9 como el mejor episodio de toda la serie. Evocador de los combates oníricos/mentales que tenían las diversas personalidades de Bruce Banner en la etapa de Peter David a los guiones de Hulk, es un episodio crudo, descorazonador y oscuro, pese a los atisbos de luz que tanto el propio lector como Peter Parker puedan alcanzar a ver. Una batalla mental impresionante que a la vez resume la dualidad ente las personalidades de Peter y Otto, con un resultado devastador: Octopus ahora es libre de la presencia de Peter Parker en su mente, pero eso le traerá consecuencias negativas también.

Una joya, en general. El tándem Slott/Stegman borda el episodio, quedando más de una viñeta en la retina del lector. Es tras este episodio cuando de verdad la serie pisará el acelerador a nivel argumental. Por su parte, Humberto Ramos entrega algunas de sus páginas más flojas en la serie en su parte del arco argumental, e igualmente consigue un resultado más que decente, aún con secuencias demasiado caóticas o “sucias”, quizá hasta de forma intencionada.

Como último apunte, mencionar que aquí, en este tomo, aparece por primera vez Anna Maria Marconi, adorable personaje que nos acompañará (y pur cuyo destino temeremos) a lo largo de la serie. Una chica tan atípica en su contexto como simpática para cualquier lector. Y en muchos aspectos, superior a muchas de las chicas que han pasado por la vida de Peter… y a todas las que han pasado por la de Otto. Puede que muchos la acabéis queriendo más que él. Y eso es difícil.

10291735_486366698156699_1041594354174459385_n

NO WAY OUT (SIN SALIDA)

 


Título original
:
The Superior Spiderman #11-13 USA

Sello:
Marvel Comics

Guionista: Dan Slott
Artista: Giuseppe Camuncolli
Entintadores: John Dell y Terry Pallot
Colorista: Antonio Fabela
Publicación USA: Ago.Sep. 2013
Public. España: Dic. 2013 (Panini)
Valoración: 8/10

 

El anteriormente jefazo del periódico Daily Bugle, J. Jonah Jameson, que en estos momentos de la serie lleva un tiempo ostentando el cargo de alcalde, está más que contento con la nueva actitud de Spider-Man. Los brutales pero eficaces métodos del arácnido convencen al furibundo consumidor de habanos, hasta tal punto que este le confía la supervisión de la ejecución de Alistair Smythe, experto en robótica y heredero de Spencer Smythe como villano creador de los robots mataarañas, otro intento fallido de Jameson para destruir a Spider-Man, al igual que el Escorpión, primer villano que derrotó Otto bajo la máscara de Spider-Man y que también se encuentra apresado en La Balsa, prisión superhumana oficial de Nueva York, junto a muchos otros. Smythe al comienzo de la etapa de Dan Slott como guionista asesinó a la esposa de Jonah, Marla, y su hora final ha llegado. No dudemos que, como todo buen villano, intentará dar un golpe final que le será devuelto con creces por nuestro buen Doctor de ocho patas.

Al motín se unen tanto el antes mencionado Escorpión, como el Buitre y Búmerang, apresados anteriormente por el Spider-Man Superior mediante métodos brutales. Pero Spidey no está solo, Curt Connors, alias el Lagarto, al que vimos por última vez con su mente atrapada en un cuerpo reptiliano, pondrá de su parte para ayudar a Otto a salvar a toda la gente posible de la furia del Mataarañas.

Con uno de los finales de arco argumental más truculentos de la serie (y van…), es el epílogo lo que más puede chocar al lector que lleve algo de tiempo siguiendo a Spider-Man, y más en concreto la etapa de Slott. Ahora es cuando Otto se deja llevar por el ego, agarrando por donde más duele al alcalde Jameson y convirtiéndose en el dueño de un complejo situado donde hasta ahora había estado La Balsa. Continúa la excelente labor de Dan Slott, como siempre, hilando sucesos y detalles con maestría, a la vez que pone al límite a muchos personajes tanto del bando de los héroes como del de los villanos. Y Camuncolli sin parar de subir el listón. Estamos ante un arco argumental “de transición”, pero potente y tremendamente tenso.

Algunos recursos argumentales que usa Slott (¡Deus Ex Nanomachina!) resultan algo atropellados a la vez que el propio ritmo del arco, que es puro frenetismo, y sí, Camuncolli tiene algunas viñetas más flojas que el resto, pero en general estamos ante un buen arco argumental, transición entre los primeros episodios introductorios y lo que está por venir.

10291735_486366698156699_1041594354174459385_n

RUN, GOBLIN, RUN (CORRE, DUENDE, CORRE)

 

Título original:
The Superior Spider-Man #14-16 USA

Sello: Marvel Comics
Guionista: Dan Slott
Artista: Humberto Ramos
Entintador: Victor Olazaba
Colorista: Edgar Delgado
Publicación USA: Sep.Oct. 2013
Public. España:
Enero de 2014 (Panini)
Valoración: 8.5/10

 

Nuevo traje. Spider-esbirros. Base de operaciones propia. Gadgets a tutiplén. Así es como el Spider-Man Superior se acaba alzando como el justiciero más temido de Nueva York. Pero hablamos en este caso de una forma de justicia totalmente egoísta, porque… bueno, porque ya llevamos muchos episodios y somos lectores avispados, ¿eh?

Oficialmente Otto ha convertido Nueva York en su ciudad cuando, literalmente, se presenta en casa de Kingpin arrasándolo todo a su paso, haciendo desaparecer de un plumazo todo el imperio del afamado grandullón aficionado a putear a Daredevil. Ni todos los ninjas del mundo podrían detenerle.

¿Y qué sucede cuando un jefazo del hampa abandona el barco? Pues que deja todo un séquito de esbirros libres para acabar al servicio de el Rey Duende. Ante las narices del Spider-Man Superior (y de las nuestras como lectores) ha crecido como un cáncer toda una mafia Duende, entre la que encontraremos alguna cara conocida los viejos lectores. Sin embargo, hay uno que en principio lo tendrá muy difícil: Phil Urich, sobrino del periodista Ben Urich (habitual tanto en ambientes arácnidos como en las aventuras del Hombre sin Miedo) y actual portador del manto del Duende -el amarillo, Hobgoblin en USA… dichosas traducciones- se verá perseguido por Otto, sin embargo, cierta triquiñuela le hará acabar en un sitio más oscuro que cualquier cárcel, y paradójicamente, mucho más acogedor.

Dan Slott nos muestra en este arco argumental una visión a pie de calle de cómo algunos ciudadanos perciben al nuevo Spidey, y cómo a su vez el imperio del Duende poco a poco va afianzándose sin que el engreído de Otto se entere. El orgullo precede a la caída, y Slott maneja eso a la perfección, siendo este el verdadero comienzo del reinado Superior de este Spidey, cosa que queda reflejada de la mejor de las maneras, mostrando la megalomanía de Otto como algo cada vez más perturbador, aunque no podamos evitar pensar que está haciendo las cosas bien… dependiendo del punto de vista. Humberto Ramos, en su línea de “si te gusta te encantará, si lo odias, apechuga”, muestra esta vez unas páginas adecuadamente caóticas, llenas de combate entre ninjas, duendes y arácnidos, aderezadas con algunos nuevos diseños muy inspirados como el nuevo traje del Spidey Superior y sus esbirros, o el del Caballero Du… ¡UY! Que casi se me escapa.

Lo que no se os debería escapar, es que la exnovia de Peter, Carlie Cooper, y su amiga Yuri Watanabe están cada vez más cerca de destapar la verdad sobre Otto. Ambas son policías, y Yuri es también la justiciera enmascarada conocida como el Espectro.

¿Menudo berenjenal, eh? Pues tendréis que tener paciencia, como la tuvieron ellas, para ver cómo acaba este asunto.

10291735_486366698156699_1041594354174459385_n

Así es como se alza Otto Octavius como el Spider-Man Superior de Nueva York. Prepotente, ególatra, ambicioso, calculador, frío… pero también detallista, magnánimo a veces, y hasta enamoradizo. El villano por antonomasía de Spidey ahora sabe lo que es ser él en sus carnes, y su maravillosa nueva vida construída a base de mentiras y traición está a punto de empezar a tambalaearse.

Es aquí, en el ecuador de la serie, cuando el lector puede estar convencido de que nada ni nadie puede parar a Otto. Quizá la solución de todo este embrollo esté en su interior. Siendo los únicos fallos de la etapa pequeños detalles gráficos o de ritmo, estamos ante unos cómics arácnidos que retuercen el concepto del personaje y nos muestran una versión distorsinonada del mismo, pero tan canónica que es difícil no acabar esta etapa siendo todo un conocedor del universo arácnido.

Seguiremos informando en la siguiente entrega de los Casos Cerrados dedicada al impostor comiquero más célebre de los últimos años.

Manteneos atentos y atentas a la Zona
y, por supuesto, ¡no soltéis la red!

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. xavisase dice:

    100% de acuerdo con éste tremendo repaso. Para ser una historia de apenas tres números, Dying Wish es tremenda y uno de los mejores momentos de Slott como guionista de Spider-Man en mi opinión.Dejó a todos los lectores con el culo torcido para bien y para mal (menos mal que luego vino el primer número de Superior a aclarar las cosas a la mayoría de la gente)

    Y sí,el combate mental es mi momento favorito de la cabecera de Superior junto con el arco argumental con el que acabas el repaso, en el que Otto llega a lo alto de su carrera como trepamuros.

    Por un lado, en ese duelo mental tan repleto de detalles chulos (como que el recuerdo del ladrón dispare al del tio Ben), mola la forma en la que Otto es capaz de utilizar el sentido de la culpabilidad de Otto para vencer a Peter, cuando en realidad esa capacidad de reconocer sus errores es lo que hace que el segundo sea realmente superior (Y,al final, será Otto el que anteponga sus necesidades personales a la vida de esa misma niña y Peter el que consiga salvarla, haciendo que Otto vea la verdad)

    Por el otro, el acelerón que pega en ese arco mezclando la caida de Tierra de Sombras con la del Bugle,con la del Rey Duende, con la de Carlie y Yuri buscando respuestas con…. Es una puñetera brutalidad la cantidad de elementos que maneja de cara a que choquen todos en un mismo punto (si bien es cierto que al final le hizo más mal que bien a la cabecera) .Combinado con que yo estoy en el lado de los Ramos-lovers, es mi arco favorito de la etapa (aunque realmente es difícil quedarse con uno solo)

    • Juanan Brundle dice:

      Lo que usó Otto para ganar a Peter en la batalla mental tiene un nombre: DEMAGOGIA pura y dura.

      A mi, como arco argumental en si mismo, me flipan el primero, el de la ejecución de Smithe (es el más flojito, pero siendo subjetivo, JODER, ME ENCANTA) y Nación Duende, pero como episodio, me quedo de lejos con el #9. Uno de mis comics de Spiderman favoritos en general.
      Y sí, la maestría que tiene Dan Slott para ir hilando detalles, subtramas, cabos sueltos y demás es para quitarse el sombrero. Encima el tío cuando puede se va por la tangente y nos deja con la mandíbula rota. Un monstruo. A ver cuándo puedo hacer la continuación :D Y gracias por el comentario.

  2. Ferran dice:

    He de decir que, teniendo en cuenta que es la primera vez que leo comic americano, me lo he pasado pipa leyendo Superior Spiderman.
    Ya de inicio la premisa me pareció genial y bastante valiente, no me imagino la cantidad de spiderfans que se quejarian por la red (jijijijijijiji) por el por este giro de los acontecimientos, pero personalmente el resultado final me ha encantado. Y, aunque lo empecé por el tomo 82 de panini, apenas me sentí perdido en cuanto a personajes y eventos.
    Me gustó bastante el ritmo y, excepto cosas específicas que me rechinan bastante (El Deus Ex Nanomachina que has comentado tu mismo por ejemplo), la narración es perfecta. En cuanto al dibujo, aunque me rayé un poco al principio con los cambios de dibujante, también me gustó en general y, aunque algunos dibujantes de las historias paralelas (Avenging Spiderman, Superior Spiderman Team Up…) me parecieron un poco meh, algunas páginas de la historia principal, en su mayor parte del paisaje mental de Parker, me enamoraron por completo del dibujo y la forma de narrarlo.
    No puedo esperar a la continuación de tu Caso Cerrado y, aunque de momento dejaré a la araña un poco apartada, no tengo dudas de que seguiré su serie a tiempo completo tarde o temprano

    • Juanan Brundle dice:

      Yo soy de los pocos spiderfans que ante el golpetazo del #700, simplemente dijo “ESPEREMOS Y VEAMOS”. Los fans arácnidos han demostrado más de una vez una completa nulidad a la hora de afrontar cambios bien o mal llevados con el personaje. Hasta con la guarrada del mefistazo mi postura fue un “esperar y ver”, y a la larga salí ganando, resultando en una de mis historias preferidas del personaje. Uno ya es perro viejo y sabe que estos cambios son temporales en muchos casos, la cosa es que al menos esta vez ha habido una planificación casi milimétrica por parte del autor y una muy buena intención por su parte, junto a las ayudas y manga ancha que le dieron los editores. Como lector del trepamuros, esta macrosaga me ha parecido una oda a la enemistad entre Otto y Peter, y al propio personaje de Spider-Man en sí. No son unos poderes o un traje molón, si no unos valores.

      Personalmente, te recomiendo hacerte toda la etapa en solitario de Slott. También escribió a Spidey en equipo con otros guionistas durante la etapa previa como señalé en el anterior Caso Cerrado (a partir del tomo 21 de Panini). Sí, es mucha pasta, pero recomendar es barato jajaja.
      Lo que sí que me veo MUY obligado a recomendar, son los tomos 80 y 81. En serio. Lagrimones como puños por parte de un servidor.

      En fin, que dejo de dar la matraca: gracias por leerme, y por dejar de lado los prejuicios que hay hacia el comic de supers ultimamente(que sí, que cuesta entrar en el juego a veces, pero es que hay cada joyaza…), que parece que todos los bocachanclas de Internet quieran ser Alan Moore hoy en día.

  3. Mad Murdock dice:

    El soliloquio final de Octopus/Spider-Man en el que se promete a sí mismo usar su nueva condición para hacer el bien y ser un Spider-Man… ¡SUPERIOR! es digna del discurso de Radiactivo Man cuando obtiene sus poderes.

    Y lo de realizar un cambio transcendental en la historia de un personaje al mismo tiempo que se activa el reloj de la cuenta atrás para el regreso al status quo anterior, amén de un coñazo, es irritante.

    En fin, un homenaje a la falta de creatividad y una abdicación ante el mal necesario que vicia el desarrollo de cualquier personaje con tantos años de historia, la exigencia de la publicación mensual.

    Lo único bueno de esta etapa es que puso de manifiesto que lo mejor de Spider-Man es Peter, y por eso es el mejor (super)héroe de todos.

    • Juanan Brundle dice:

      Slott siempre introduce un toque de opereta cutre en sus comics arácnidos, viene a ser marca de la casa. En cuanto a lo de crear un cambio y poner en marcha su reversión, bueno, al Hulk de Peter David me vuelvo a remitir.
      Y discrepo totalmente en que lo ÚNICO bueno de la etapa sea eso. Como ya has podido leer ;D Igualmente, gracias por el comentario.

Deja un comentario, zhéroe