Camino a SECRET WARS #4: “Revisitando PLANETA HULK”

Con las Secret Wars ya comenzadas, reimaginamos la subsección Camino a Secret Wars, para complementar a los debuts de los tie-in del evento, analizando las tramas y eventos que los inspiraron. El próximo miércoles debuta un mundo habitado por Gigantes Esmeralda, así que es el momento de rememorar cuál es la raíz de dicho concepto, si bien la nueva serie está en las antípodas de la premisa original.

Pero hay una razón especial por la que esta reseña es algo más personal para mí, y es que en el lejanísmo tercer programa de nuestro podcast (minuto 25:46) tuvimos la suerte de comentar este cómic. Así que dejémonos de introducciones y vayamos al planeta Sakaar para conocer las aventuras de la Cicatriz Verde, Dos-Manos, Holkogu e infinidad de nombres. Viajemos a…

PLANETA HULK
de Greg Pak y VV.AA.


Título original
:

Planet Hulk Omnibus HC/TPB
Guionista: Greg Pak
Artistas: Carlo Pagulayan, Michael Avon Oeming, Alex Niño, Marshall Rogers, Aaron Lopresti, Gary Frank
Entintadores: Jeffrey Huet, Mike Allred, Tom Palmer, Danny Miki, Sandu Florea, Jonathan Sibal
Colorista: Chris Sotomayor
Contenido: New Avengers: Illuminati (May. 2006), Hulk #92-105 (Abr. 2006 – Jun. 2007) y Giant-Size Hulk #1 (Ago. 2006)
Publicación USA: Agosto 2007
Public. España: Noviembre 2010 (Panini)
Valoración: 9/10


Hace ya muchos años, en el país africano de Wakanda tuvo lugar una reunión secreta entre siete de las figuras más importantes del mundo: Pantera Negra, Iron Man, Doctor Extraño, el profesor Xavier, Reed Richards, Rayo Negro y Namor. Tras la guerra entre las razas alienígenas Skrull y Kree, Tony Stark llegó a la conclusión de que debían crear un grupo secreto en el cual conocer qué sucede en el mundo y en los diferentes grupos a los que representa cada uno, con la intención de tener un margen de reacción considerable para tomar las decisiones pertinentes y evitar que se repita lo sucedido en la Guerra Kree-Skrull.

New Avengers: Illuminati #1 (May. 2006)

Así nacieron los Illuminati, a los que no se uniría T’Challa por estar en desacuerdo con Tony y el resto. Pasarán los años y volverán a reunirse, pero esta vez para tomar una decisión más dura: mandar a Hulk a un planeta lejano. Según Tony, Hulk es un peligro y lo mejor sería enviarlo a un lugar tranquilo para que estuviera a sus anchas. En esta ocasión quien no aparece es Xavier, y Namor se muestra en desacuerdo y se desvincula del grupo. Y así es como entre Reed Richards, Tony Stark, Stephen Strange y Blackagar Boltagon toman una de las decisiones más duras y peligrosas de sus vidas

El deseo de Bruce Banner de estar solo y tranquilo pronto se verá truncado cuando Nick Furia haga acto de presencia y lo recluta para una misión para S.H.I.E.L.D.. Bruce aceptará a regañadientes y Hulk será enviado a la órbita terrestre en busca de un satélite con una IA demasiado desarrollada que, según Furia, busca detonar todas las bombas que hay en la Tierra. Tras acabar con él y darse cuenta de que ha sido engañado, la pantalla de la nave mostrará una grabación de los cuatro Illuminati encabezados por Richards explicándole que va a ser enviado a otro planeta. Hulk estalla de ira, pero la nave ya tiene el rumbo fijado

“…y quizá algún día nos perdones.”

Con lo que no contaban era que la nave entraría en un agujero de gusano y terminaría aterrizando en un planeta que sí estaba habitado. Y las cosas no son precisamente de color de rosa (excepto por la piel de algunos de los habitantes, eso sí). Sakaar es un planeta regido por un dictador, el Rey Rojo, que cual César del Impero Romano hace y deshace a su voluntad. Y no es un mal símil, pues la sociedad es casi idéntica a la clásica romana, pero con el distintivo de tecnología extraterrestre muy avanzada. Nada más llegar, Hulk será esclavizado y utilizado para pelear en el circo como gladiador.

Pero, ¿cómo va a ser Hulk capturado y obligado a hacer algo que él no quiera? Pues la razón de todo esto es que en este planeta, inicialmente, es igual de resistente que cualquier otro habitante. Además, para asegurarse de que el gigante hace todo lo que le mandan, se le inserta en el pecho un disco que doblega la voluntad a la de quien posea la vara de obediencia. Pero “la Cicatriz Verde” no estará sola y pronto tendrá un variopinto equipo con el que luchará todas sus batallas y que finalmente se convertirán en sus más acérrimos defensores. Pronto se hará un nombre al ir venciendo batalla tras batalla, y los habitantes, asfixiados bajo el yugo del Rey Rojo, recordarán una antigua profecía que anunciaba la llegada del Hijo de Sakaar. ¿Será Hulk el salvador o el destructor de este nuevo mundo? Sólo el tiempo pondrá las cosas en su sitio…

“Guerreros de Hulk… pase lo que pase.”

Lo maravilloso de esta historia radica en la evolución del personaje de Hulk conforme avanzan los acontecimientos. Todo comienza con un Hulk rabioso y destructivo que sólo se deja llevar por la ira y que no piensa en las consecuencias. Y por otro lado, lo vemos tan sumamente débil y expuesto al daño externo y sometimiento de, en este caso, los “malos”. Y ahí es cuando Pak brilla haciendo que Hulk se refuerce física y psicológicamente, consiguiendo que el Gigante de Jade se vuelva más poderoso de lo que normalmente estamos acostumbrados, al tiempo que usa la cabeza y afloran sus sentimientos más humanos que rara vez ha podido expresar sin la ayuda del “enclenque” Banner.

Estamos acostumbrados a pensar en Hulk como una fuerza destructiva incontrolable y, seguramente, la mayoría de nosotros hubiéramos hecho lo mismo que los Illuminati para alejarlo de la Tierra. Sin embargo, el cambio que vemos en el personaje es real, haciendo que empaticemos con él desde el principio y que comprendamos la frustración e ira desbocada que mostrará al final de esta historia. El guión de Greg Pak en este cómic quizá sea de lo mejor del escritor que he tenido el placer de leer, un trabajo sobresaliente. Pero es que el apartado gráfico está a la altura en todo momento, y tanto Carlo Pagulayan como Aaron Lopresti (y los demás artistas complementarios) no bajan el ritmo, deleitándonos con imágenes tan impresionantes como la batalla entre Silver Surfer y Hulk al más puro estilo Gladiator. Pocas cosas más beligerantemente épicas tendréis el placer de leer en un cómic, creedme (o no). Todo esto sin menospreciar el entintado y coloreado (ese omnipresente Chris Sotomayor), que, aunque un poco más flojos que los artistas principales, también dan el do de pecho.

La batalla del siglo: ¡la Cicatriz Verde vs. el Salvaje Plateado!

En resumen, Planeta Hulk es un cómic que, cuando nuestro amado líder tirano editor Ander puso en la lista de “obras reseñables para el evento”, no podía dejar escapar. Con ésta es la tercera vez que lo leo (la primera en su momento, la segunda para el podcast) y cada una de las veces he gozado como si fuera la primera. Cómic indispensable en las estanterías de cualquier coleccionista de cómic de superhéroes y obligatorio para todo fan del Gigante Esmeralda.

Y hasta aquí el pescao vendido. Nos veremos en breve, pero la próxima vez llevaré escafandra y una pistola de rayos láser, que uno nunca sabe qué puede encontrar en el espacio exterior. Mientras tanto…

#1: “ÁGUILA FANTASMA: La primera víctima de la guerra es la inocencia
#2: “WEIRDWORLD: De elfos, dragones, hechiceros y la Marvel tolkieniana
#3: WESTERNS MARVEL: De balas, pólvora y cuero crudo

¡Nos vemos en la Zona!

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

15 Respuestas

  1. fotostorm dice:

    Sin duda una de las mejores historias de Hulk, una pena que wwh no estuviera a la altura, por no hablar de “skaar hijo de hulk”

  2. lemmytico dice:

    Una de las últimas historias buenas de Hulk y un ejemplo de como hacer un cómic Marvel contemporáneo, fresco, novedoso (aunque no totalmente original) y a la vez fiel al personaje. Lástima que el resto de la etapa de Pak no estuviese a esta altura.

  3. Dynamo Joe dice:

    Estoy de acuerdo, una gran obra. Y debería releerla porque en su momento no la cogi con el animo adecuado. Un poco picado por los illuminatti y sus ideas superiores.
    Y pensar que creo recordar que toda la historia empezó con la idea de apartar a Hulk de una Civil War donde podría desnivelar la balanza.

  4. Más aun: La idea nació de un sueño de Joe Quesada en el que se imaginó a Hulk vestido de gladiador. Después llegó Pak e hizo la magia. Y aun siendo el punto álgido de la etapa Pak, que lo es, tampoco desmerecería a muchas de las historias que surgieron de este punto de partida, en lo que entre Pak, Loeb (si, Loeb), Parker, Waid y Duggan puede ser una de las etapas más estimulantes del personaje

    • Yo soy de los que tienen pendiente este arco (aunque me vi la película de animación -y me gustó-), pero sí que leí sus consecuencias en World War Hulk cuando trataba de ponerme al día con lo que era el universo Marvel, allá por mis comienzos comiqueros durante Fear Itself. Y aunque fue un poco coitus interruptus y no la recuerdo demasiado (¿el Vigía andaba por ahí para solucionar el problema o sólo sirvió para Asedio?), sí que me llamó la atención sobre la historia previa, y de ahí que me viera la peli.

      Ahora entiendo que estos altibajos en Pak son habituales y es capaz de lo mejor y de lo peor simultáneamente entre varias series o dentro de una misma entre varios arcos. Pero bueno, de ahí a considerar todo lo que vino después hasta la actualidad “una etapa”… Multitud de tonos, enfoques, vueltas de tuerca y back to basics ha habido desde entonces. Prefiero considerar “Planet Hulk” como un compartimento estanco que se recordará en el futuro mientras mucho de lo que vino después caerá en el olvido.

      • Planet Hulk -englobando hasta su conclusión en WWH- fue el desencadenante de: 1) El Hulk Rojo de Loeb y 2) Planet Skaar de Pak

        El Hulk Rojo de Loeb y Planet Skaar de Pak convergieron en la Caída de los Hulks

        La Caída de los Hulks tuvo como consecuencia el Hulk de Parker y los Hulks de Pak, que fueron directamente al Dark Son (consecuencia de a su vez de Planet Hulk) y el Corazón del Monstruo (cierre de la etapa Pak)

        Tras esto llegaría Fear Itself, que daría paso a la etapa de Aaron, que era a su vez consecuencia de la Caída de los Hulks

        Que después da pie a la etapa Waid, que aunque continúa donde lo dejó Aaron de forma más o menos libre, cuando lo coge Duggan lo convierte tan en continuación directa de la Caída de los Hulks que su objetivo pasa a ser ese, cerrar todo lo que se había ido introduciendo alrededor del personaje desde Planeta Hulk hasta el final de la saga.

        Para mi toda esa vinculación argumental que comienza con el Paz en Nuestro Tiempo de Waid y termina en el último número de Duggan lo convierte en una etapa con principio y final, a pesar que a su vez pueda dividirse en seis actos (Planeta Hulk, Caída de los Hulks, Familia Hulks, Aaron, Agente de SHIELD y Duggan)

        • Me callo, pues, pero yo entendía eso como normas de la continuidad más básica, como decir que con la muerte de Masacre se cierra el ciclo que comenzó con ROB! y Nicieza en aquel New Mutants #98, encontrando al fin la redención en el Deadpool #45/250.

          Pero bueh, el que sabe es usté; yo atiendo, asimilo, huyo de Loeb y Skaar, y santas pascuas :P

        • No es lo mismo. Tirando del ejemplo que citas con la muerte de Masacre, toda la etapa de Duggan tiene una serie de secundarios, tramas y temas propios que no provienen de etapas anteriores, por lo que forma un todo completo con su principio y final.

          La conexión entre las etapas Pak, Loeb, Parker, Aaron, Waid y Duggan va más allá que la que pueda haber entre el Masacre de Dugaan con cualquiera de sus predecesores, y en todas ellas -menos en la de Waid, aunque luego Duggan la integra- los elementos, tramas y personajes provienen mayormente del punto cero que supone Planet Hulk.

          No de la etapa Jones, Jenkins, David, Byrne, Mantlo, etc, aunque sus guiños y referencias haya -sobre todo de Pak a Mantlo, aunque no de forma tan directa- sino de todo a lo que se introduce a partir de Planet Hulk, que es por lo que digo que todo lo narrado durante esos 10 años conforma una macroetapa del personaje

  5. lemmytico dice:

    Pues no sé si será macroetapa, y si conectará unas con otras, pero… Casi todo lo de Pak posterior=rollo (y sobre todo el peñazo de la familia de los Hulks, la caída de los Hulks y buf…), la etapa de Aaron=rollo y salvo los cinco primeros números la etapa de Waid=rollo. Dicen que la de Duggan está bien, a lo mejor le doy un tiento algún día.

    Aunque el Hulk Rojo de Loeb a mi me pareció entretenido, eso sí :-P

  1. 30 Mayo, 2015

    […] y la Marvel tolkieniana” #3: “WESTERNS MARVEL: De balas, pólvora y cuero crudo” #4: “Revisitando PLANETA HULK”     #5: “Revisitando SPIDER-VERSE” #6: “EL GUANTELETE DEL […]

  2. 3 Junio, 2015

    […] nuestro seguimiento de Secret Wars ya hicimos un alto en el camino para hablar del Coloso Esmeralda, pero es que su importancia durante el evento es mayor de lo que parece, y se ve justificado por […]

Deja un comentario, zhéroe