CABALLERO OSCURO III: LA RAZA SUPERIOR, de Frank Miller y Brian Azzarello

 

Título original:
Batman: The Dark Knight III: The Master Race HC
Sello: DC Comics
Guionistas: Frank Miller y Brian Azzarello
Artistas: Andy Kubert, Eduardo Risso, et al.
Entintador: Klaus Janson

Colorista: Brad Anderson
Contenido: Dark Knight III: The Master Race #1-9 (Ene. 2016 – Jul. 2017)
Publicación original: Septiembre 2017
Publicación España: May. – Oct. 2017 (ECC)
Valoración: Un Miller crepuscular /10

 

Cuándo se hace referencia a Frank Miller, sobra decir que es uno de los autores de cómic más reconocidos de todos los tiempos. En España, particularmente, he visto durante años que es uno de los más queridos (su arte, su persona ya tal) y tema de conversación recurrente en los corrillos de aficionados en las tiendas de cómics, junto a Alan Moore. Salvó de la quema a un Daredevil a punto de pasar a la larga lista de cancelaciones de Marvel e hizo el cómic más influyente, junto a Watchmen, de la industria en los ochenta, amén de realizar mi cómic favorito. Ya sólo con eso le estaré eternamente agradecido. Y es que la obra en cuestión no es otra que Sin City.

Si bien es cierto que siempre ha despuntado tanto dentro como fuera del mundillo del cómic, le perdí la pista poco después de que realizara la película The Spirit, adaptación, por llamarlo de alguna manera, de la obra homónima de Will Eisner. Pese a que de su arte es deudor y no lo oculta, en cuanto a la película, Eisner de haberla visto se hubiera vuelto a la tumba, pero con Miller acompañándole con un cuchillo en el cuello. Pero no matemos todavía al tito Frank que aún está vivo. Aunque a todos nos dio un vuelco el corazón al verle de nuevo en público hace unos años, sigue dando guerra. Eso sí, no cómo antes y por eso hay que reseñar en ese contexto todo lo que ha guionizado y dibujado a partir de ese momento. Y es que, ahora mismo hay dos tipos de aficionados a Miller: los que le alaban a cualquier costa, haga lo que haga y los que lo tienen por desahuciado, añorando aquellos viejos tiempos en los que se les caían las babas leyendo Ronin, aún no entendiéndolo ni poniendo el cómic delante de un espejo. No hay que ser más papista que el Papa, ni tener prejuicios.

Pero hoy estamos aquí para hablar de su última obra…

CABALLERO OSCURO III:
La Raza Superior

de Frank Miller y Brian Azzarello

Llegó abril del 2015 y DC anunció la tercera parte del Caballero Oscuro, llamada The Dark Knigt III: The Master Race o comunmente llamado DK3 o DKIII. Pero esta vez sería distinto a las dos entregas anteriores: no lo dibujaría el mismo Frank Miller. Para dicha tarea el elegido sería Andy Kubert. Además tampoco lo guionizaría. Bueno, para ser exactos sí lo haría, pero a cuatro manos conjunto a Brian Azzarello. Y en ese mismo año, en noviembre, salió directo a las librerías el primer numero. Ni que decir tiene que fue una de las bombas de ese año y que cada numero ha sido un éxito de ventas, aunque se haya ido alargando hasta pasar más de un año y medio para completar la serie de nueve números.

La historia es una secuela directa de The Dark Knight Strikes Again, cómic que a muchos se les atraganta, yo incluido. Concretamente sucede tres años después de los acontecimientos ocurridos en el segundo volumen, con un Bruce Wayne al que no se le ha visto en esos años y una Carrie Kelley que ha estado a su lado como apoyo. El principio nos pone en situación, aunque en el segundo nos muestran la gran trama que se desarrollará durante los siguientes números y no es otra que la vuelta a su tamaño original de la ciudad embotellada y kryptoniana de Kandor por parte de Ray Palmer y el gran error que supone dicha acción. A través de la historia nos encontramos desde diferentes personajes de la Liga de la Justicia, como Aquaman o Green Lantern, hasta una horda de enfurecidas amazonas montadas en pegasos, dejándonos a un Batman con la que si quieren pueden hacer una cuarta, una quinta y todas las secuelas que quieran del cómic original.

The green and pink are the new black.

La historia en sí es sencilla. No es para nada indigesta, si bien al ser una secuela directa de la segunda parte, si ésta no es leída, quizás quede un poco coja. ¿Se debería leer el cómic? No necesariamente, pero sería aconsejable, si es que tienes valor de llegar hasta el final. Esta tercer parte no se hace aburrida y tiene muchos guiños a las dos precuelas, mientras se van desarrollando los personajes. En la parte gráfica, nada destacable. Un Andy Kubert correcto, con alguna página que otra espectacular, pero sin ser notable, que intenta imitar a Miller, tanto en lo bueno como en sus vicios, sobre todo a la hora de desarrollar el dibujo. En cuanto a guión, correcto. Ya sabemos que Miller no es Claremont y Azarrello creo que está aquí más que para rellenar los textos de apoyo que otra cosa, porque apenas noto su implicación en el cómic.

Reseñable es que en cada número nos presentan un one-shot protagonizado por diferentes personajes del cómic, que enriquecen y complementan la historia principal, siendo dibujados por Eduardo Risso, John Romita Jr y el propio Miller,aunque se nota cuando dibuja él solo y cuándo recibe una “ayudita” de Klaus Janson. Todos imitan a Miller sin ser él, lo malo es que el mismo Miller parece imitarse a sí mismo, con unas páginas que dan verdadera pena, hechas con muchas prisas al parecer o quizás poca motivación. Aunque todo esto lo suple con unas portadas alternativas que son, en gran parte, para quitarse el sombrero. Lo que hace que me pregunte: ¿qué Miller es el verdadero? ¿El de las portadas o el de las viñetas? De todas formas, el que tuvo retuvo y estoy seguro que nos dará mas alegría que disgustos en el futuro. Espero que la salud le respete unos años y podamos ver más de su obra.

La de pasiones que levantó esta portada del número uno…

La edición de ECC es la misma que la americana: un comic-book con el suplemento engrapado en medio del mismo y una edición especial en tapa dura (o grapa dura) de cada número con una portada a lápiz de Jim Lee y con los one-shot del mismo tamaño que el resto de páginas y al final del número. En USA ya han sacado el correspondiente parperback, siendo seguramente 2018 el año en el que veamos un integral con Crom sabe cuántas páginas de extras, cortesía de ECC.

En definitiva, un cómic disfrutable sin ser una obra maestra, en la que Miller demuestra que, aunque no está en su mejor momento, no está dispuesto a entregar la mochila fácilmente. Y con portadas dignas de enmarcar.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.