BRUJEANDO, de Teresa Valero y Juanjo Guarnido

 

Título original:
Sorcelleries Tome 1: Le Ballet des Mémés
Sorcelleries Tome 2: Que la Lumiére Soit Fête!
Sorcelleries Tome 3: Les Jeux Sont Fées!
Sello: Dargaud
Guionista: Teresa Valero
Artista: Juanjo Guarnido
Colorista: Juanjo Guarnido
Publicación Francia: Ene. 2008 – Ago. 2012

Publicación España: Jul. 2008 – Oct. 2013 (Norma)
Valoración: Abracadabra /10

 

¡Aaaachús!
Perdón, pero esto de los libros llenos de polvo lo llevo fatal.
¡Aaa…aaa…achús!
Snif, snif, lo siento. Creo que mejor voy directa al grano,
antes de que los libros de encantamiento me den alergia.

BRUJEANDO
de Teresa Valero y Juanjo Guarnido

Wiiiiii!

Érase una vez, en una aldea muy lejana, escondida bajo el manto de los árboles y rodeada de las bendiciones de la madre naturaleza, tres brujas vivían en paz y armonía en una pequeña casa bajo el refugio del bosque… ¡EJEM! Vamos a dejar el momento ñoño y de locura aquí aparcadito y hagamos como que esto no ha pasado, que ni yo ni vosotros tenemos cinco años y no, no he venido a hablaros del príncipe azul.

Hoy he venido a hablaros (de mi libro, es broma) de mis tías, unas súper encantadoras brujas, más dulces que un bombón de praliné, marchosas, geniales y modernas como no las hay. En realidad no. Son hurañas, quejicas, se pasan el día discutiendo y viendo novelas y viven en una casona vieja en mitad del bosque con la única compañía de un gato y un sapo. Por no tener no tienen ni tele. Eso sí, reírte con ellas te ríes un buen rato.

Lobo, lobito… ¡hazte chiquitito!

Y es que en esta aventura, Juanjo Guarnido (coautor de Blacksad) y Teresa Valero, nos presentan la incursión de una pequeña hada y el regreso de una sobrina y su familia en la vida cotidiana de tres estupendas brujas para las que el tiempo no pasa desde la edad de piedra. Algo que, creedme, trastocará a toda una pequeña comunidad acostumbrada a los grimorios, que se verá sumergida en el progreso tecnológico de golpe y a un poblado de hadas que se verá inmerso en la búsqueda de una pequeña fugitiva que dará más que un dolor de cabeza a nuestras amigas.

Ciertamente no tengo nada más que elogios para esta obra, y es que el humor refinado de Valero hace que la historia sea ligera como una pluma. Las situaciones hilarantes a las que están sometidos los diferentes personajes hacen que el lector navegue en su lectura y que las páginas se sucedan sin darse cuenta hasta el final. Un ejemplo de esto es la búsqueda de la pequeña hada fugitiva, que dará lugar a situaciones completamente descabelladas y que nos harán reír de una forma sutil gracias a los giros y referencias a los cuentos de hadas.

Mira, una moderna.

A propósito de estos relatos infantiles, no quiero dejar en el tintero el sutil pero presente recordatorio a La bella durmiente, el cual se ve reflejado en esas tres brujas que crían a un bebé ajeno a su familia en el bosque y alejadas del mundo. Eso sí, encuentro una crítica en el hecho de deformar la historia mediante el rol de personajes, pues es un hada que va a ser criada por unas brujas, que tienen una sobrina adulta que aportará, discretamente, su granito de arena para hacernos reír junto con su hija y su marido, que son, al mismo tiempo, una crítica de ciertos estereotipos.

Finalmente, qué decir de Guarnido que no haya dicho ya en reseñas anteriores. Es un artista con mayúsculas. La caracterización de personajes es magnífica, el trazo, la perspectiva, el detalle, el color. Puede que sea porque yo lo veo con muy buenos ojos, pero leer sus dibujos es placer, los personajes tienen vida, son expresivos y, lo más importante, naturales, no hay trazos forzados ni escorzos mal encuadrados, las escenas fluyen ligeramente y se identifican con el guión, se funden con él para complementarse y hacer una historia, un todo completo y homogéneo.

Pim. Pam. Pum.

Sinceramente, ha sido un placer leer esta obra, y pocas veces puedo decirlo, pues si bien generalmente no suelo dar una opinión negativa de las historias que leo, no todas llegan a encantarme como lo ha hecho Brujeando. Principalmente porque no paré de reírme desde el principio hasta el final, porque las páginas pasaban a una velocidad alarmante, porque quería cada vez más y, sobre todo, porque pasé un muy buen momento mientras la leía, y para mí, una obra excepcional es aquella que nos hace pasar ese pequeño pero buen momento que nos da placer, es por eso por lo que tiene un puesto de honor en mi estantería, porque sé que cada vez que abra las tapas, podré sentarme y tener ese minúsculo viaje para mí.

Y con esto y un … ¡Aaaaachús!
Creo que voy a dejar los grimorios y hacerme un caldito.
¡Hasta la próxima aventura!

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.