Satélite Europa #10: BLACKSAD, de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido

 

Esta vez me he puesto las orejas y me he ido a tomar un café con mi felino preferido.
Con un sensual, inteligente, pícaro y excitante gato.
Un café con…

BLACKSAD
de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido

 

 

Título original: Blacksad L’Intégrale TPB
Sello: Éditions Dargaud
Guionista: Juan Díaz Canales
Artista: Juanjo Guarnido
Contenido: Blacksad #1-5 (Nov. 2000 – May. 2012)
Public. original: Noviembre 2014

Public. España: Dic. 2014 (Norma Editorial)
Valoración: 50 sombras felinas/10

 

Sé que hablar de las charlas que tengo con el jefazo no es la mejor manera de empezar lo que debería ser una reseña, pero necesito hacerlo para que lleguéis a entender por qué esta obra ha pasado a formar parte de mis favoritas. Cuando le dije a Joe Runner que me gustaría dar mis impresiones sobre Blacksad me instó a hacerlo, diciendo que a él le había encantado y que seguramente a mí también me gustaría. Y, como siempre, no falló. Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales no me han decepcionado ni un poquito, más bien han llevado mis expectativas a otro nivel, pues esta obra para mí marca un antes y un después, tanto por su argumento como por su ejecución.

Y es que las aventuras de John Blacksad, gato negro, detective y experto en meterse en líos, no dejan indiferente a nadie. A lo largo del tomo Díaz Canales y Guarnido nos presentan cinco historias autoconclusivas en las que este felino de mal augurio nos desvelará varios misterios de distinta naturaleza y en las que será juez y verdugo en más de una ocasión, llevando al lector a conectar con él y apoyar sus decisiones y actos como en una novela de detectives.

Sin embargo, hablar de esta gran obra no es hablar de misterios, detectives, asesinatos, corrupción y raptos, sino de su protagonista. Porque no es otra cosa que el día a día de un investigador privado y su esporádico amigo y periodista Weekly, nota de humor y fuente de información en algunos de los casos (aparte de mal cuidador de plantas) y contrapunto de Blacksad, pues con su carácter jovial reduce la tensión en las escenas más críticas, haciendo que el lector se relaje y siga con su lectura sin darse cuenta del paso del tiempo.

Y no sólo Weekly sirve de contraste en estas historias, sino que también tenemos a muchos otros personajes que, ya sea por sus características físicas o por su relación con el protagonista, nos dan diferentes puntos de vista de las investigaciones, del personaje principal o de la propia trama. Esto, unido al dinamismo de las viñetas, a su especial disposición, a la época en la que ocurre la acción y a la cuidada elección del color, hacen que uno no pueda parar de leer y quiera más.

Pero pongámonos un poco técnicos, pues este fabuloso argumento no sería lo mismo sin la gran mano y los recursos tan especiales utilizados por los autores, recopilados en sus años como diseñadores de storyboard y layout. Así pues, lo primero que llama la atención aparece en la primera página de la obra y acompaña al lector a través de toda la historia y es la utilización de las viñetas horizontales que abarcan un cuarto de página. Este tipo de viñetas, relajantes para el lector, sirven para presentar una situación o focalizar en las expresiones de los personajes. Estas se complementan con las viñetas cuadradas y rectangulares del cómic más tradicional, haciendo que las acciones y los marcos se presenten de manera directa y completa, evitando estresar al lector y consiguiendo que la trama se escenifique a la perfección.

Esta técnica, conocida como cinemascope, hace que el cómic tenga una relación directa con el cine, ya que al acabar la lectura se tiene la impresión de haber visto una película, y este efecto podría ser causa directa de la creación de un storyboard cinematográfico. Esto permite una mayor libertad en el dibujo de los personajes y en las escenas, al contrario que una creación con una página previamente encuadrada en la que se introducen las escena a posteriori, dejando menos margen al dibujante. Y esto Juanjo Guarnido lo sabe muy bien, pues es un gran conocedor del movimiento, como animador en Disney que es, algo que demuestra muy bien en Blacksad. El movimiento, ya sea pasando de una viñeta a otra, ya sea en el dibujo de los escorzos o en una simple gota de sudor que vemos caer, está escenificado en la obra de tal manera que da la sensación de estar viendo una película, consiguiendo que las viñetas se conviertan en una sucesión de escenas con movimiento propio.

No obstante, esto sólo no basta para que nuestro actor principal cobre vida. Este gran film no sería lo mismo sin las elecciones pictóricas del propio Guarnido, quien, con su gran maestría del color, utiliza una paleta muy especial para cada momento de esta obra animada. Una gama en la que predominan los colores sepia propios de la época, de esos años cincuenta neoyorquinos, pero que cambia según la naturaleza de los recuerdos, deseos o acciones del protagonista, dándole aún más expresividad y logrando que el lector llegue a intimar con él, que se enamore de John: un gato negro, con mala suerte y que no sabemos si es un buen detective o un mejor gángster.

Aunque todo lo mencionado hace de ésta una obra maravillosa, a mí, personalmente, no sólo me ha encantado por ello, sino por mucho más. Cabe destacar su trasfondo temático, pues en cada uno de los álbumes los autores tratan con temas sociales y de actualidad como el racismo, la corrupción, la justicia y el dinero, los poderes políticos, la venganza, el ego y muchos más. Así pues, en cada lectura descubrimos algo nuevo, una nueva cara de Blacksad, quien tiene tantos misterios como investigaciones a sus espaldas. También porque nunca podré categorizar este cómic o buscar referencias en él, porque no sé si tiene influencias de Sherlock Holmes o de Gangs of New York, porque es, simplemente, único. Ya sea en la creación como en el resultado. Es Blacksad.

Mi consejo final. Leedlo.
Después de todo lo dicho, creo que no he dicho nada más que tonterías.
Porque esta obra no se puede reseñar.
Porque es única e indescriptible.
Solo se puede leer.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. arkhamkaveli dice:

    ¡RESEÑÓN! Así que ya mismo releo lo que ya leí hace algunos años y leo lo que tengo pendiente que la reseña y la obra bien lo merecen :D

  2. TBN dice:

    Desde luego la reseña invita a leer. Ya había visto buenas críticas de esta obra pero ahora sí que me la apunto definitivamente. Tiene una pinta excelente.

Deja un comentario, zhéroe