#BlackPantherWeek: BLACK PANTHER: A NATION UNDER OUR FEET, de Ta-Nehisi Coates y Brian Stelfreeze

¡Wakandianos saludos, zhéroes y zheroínas!

En una época en la que los cómics pijameros están gozando de una fama increíble gracias a la gran pantalla, era cuestión de tiempo que terminse llegando una película sobre uno de los personajes más importantes y característicos de la Casa de las Ideas: Pantera Negra. La figura del monarca africano que lucha por la paz en su pueblo y se enfrenta a las injusticias mundiales ha dado muchísimo juego en todo el universo Marvel gracias a su delicada situación moral, que le hace anteponer a su propia nación por encima del resto de la humanidad, muy al estilo de Namor (del que también molaría una película).

Por eso desde la Zona hemos decidido hacerle tributo al héroe africano más famoso y querido por los lectores de cómics, dedicándole toda esta semana en exclusiva al personaje y todo lo que la figura de Pantera Negra representa. Es un orgullo para nosotros poder hacer este tipo de semanas especiales (y encima nos divertimos) por lo que esperamos que os lo paséis tan bien como nosotros mientras dure este trayecto panteril. Coged vuestras palomitas, las gafas de leer y preparáos para lo que se viene, zheroínas y zhéroes…

¡Bienvenidos a la #BlackPantherWeek!

 


Título original
:

Black Panther: A nation under our feet (Book one)
Sello: Marvel Comics
Guionista: Ta-Nehisi Coates
Artista: Brian Stelfreeze
Colorista: Laura Martin
Contenido: Black Panther, Vol.6: #1-4
Publicación USA: Jun – Sep. 2016
Publicación España: Jul – Oct. 2017 (Panini)
Valoración: El devenir del reino de la Pantera /10

 

 

Con el estreno de la primera película de Pantera Negra a la vuelta de la esquina, a más de uno le podría interesar conocer y leer algo más del personaje y de toda la idiosincrasia que le rodea. Así que no se me ocurre nada mejor reseñar el inicio de una etapa que combina la accesibilidad, al no necesitar la necesidad de conocer previamente nada del personaje, con una fácil localización en tiendas.

Estoy hablando, nada más y nada menos, que de la primera saga de la etapa de Ta-Nehisi Coates al frente de nuestro felino favorito. Estoy hablando de…

BLACK PANTHER: A NATION UNDER OUR FEET
de Ta-Nehisi Coates y Brian Stelfreeze

Hasta hace relativamente poco nunca me había puesto a leer algo de Pantera Negra en solitario. Para mi siempre había sido un invitado de oro o un personaje de equipo. Con esto no quiero menospreciar al personaje ni a sus fans, ni muchísimo menos, pero más allá de estas intervenciones jamás me había llamado lo suficiente la atención como para leer algo suyo en solitario.

Pero la cosa ha ido cambiando, quizás porque la propia editorial sabía que se acercaba su aparición en la gran pantalla, o simplemente porque realmente querían darle el protagonismo que merece este personaje. Mi apuesta va más hacia lo primero.

La mítica llave mortal de pelvis.

Fuera como fuese, la situación real es que desde el evento de Vengadores vs X-Men, T’Challa siempre ha permanecido como uno de los protagonistas principales de los acontecimientos del universo Marvel. Empezó por dar refugio a los Vengadores en el evento anteriormente mencionado y acabó siendo uno de los grandes protagonistas de la etapa vengativa de Hickman, junto a Reed Richards y Namor. Y ya en el presente, en la Marvel post Secret Wars, ha resultado ser uno de los fundadores de los nuevos Ultimates junto a la Capitana Marvel, con todo lo que ello ha conllevado.

Teniendo entre manos esta situación, no sorprende a nadie que el personaje haya acabado recibiendo una serie propia en la que desarrollar cómo ha afectado a T’Challa y a su pueblo el devenir de estos acontecimientos.

Cuando intentas revivir un meme quemado.

Con todo esto dicho, no sería raro que se me tildara de mentiroso por decir que era una lectura accesible para los neófitos pero, por favor, guardad las picas que ahora lo explico. Ya que aquí es donde entra en juego el trabajo del guionista, quien no es nada más ni nada menos que Ta-Nehisi Coates, un famoso periodista, politólogo y escritor afroamericano que, por casualidades de la vida, es fanático de los cómics. Y que con todo su buen hacer ha conseguido condensar toda esta ambientación previa hasta tal punto que los nuevos lectores no necesiten saber nada de lo anterior y, para los que venimos de largo, entendamos que esta situación es a consecuencia de lo anteriormente mencionado.

¿Y cual es esta nueva situación?, os podréis preguntar. Pues nada más ni nada menos que una parte de la población de Wakanda se ha alzado en contra de su rey, pues creen que es necesario un cambio de rumbo en el país. Y como si esta crisis nacional fuera poco, el propio T’Challa está pasando por una crisis personal que pone aún más en entredicho su posición como monarca y como el Pantera Negra.

Nadie se mete con las wakandianas.

Imaginaos las posibilidades políticas de la trama. No quiero caer tan bajo como para decir que sólo a un politólogo como es el señor Coates podría habérsele ocurrido algo así, pues sería mentira, pero sí considero que es de agradecer la seriedad con la que ha tratado todo. Dándole espacio a todos los estamentos de la sociedad de Wakandiana, lo que consigue que nos hagamos un marco general de la situación. Y, sobre todo, me gusta que se le dedique tiempo a los nacionalistas que se han alzado en contra del reinado de T’Challa, pues pese a que sabemos que son el “villano” podemos ver en ellos un tratamiento serio y a la altura que no los deja sólo como los malvados de turno a los que nuestro héroe debe patearles el culo.

Todo este tratamiento hace que esta serie no sea un producto para todo el mundo. Pues el guión no es especialmente trepidante. Con esto no quiero decir que sea aburrido, pero sí creo que es mejor advertir que no estamos frente un cómic de acción con un ritmo frenético, más bien lo contrario. Llegando al punto que quizás se dedique demasiado tiempo o alarguen demasiado ciertas situaciones. Es cierto que esto favorece conocer mejor la situación y el contexto de la sociedad de Wakanda, pero también lo es que le acabará pasando factura al tebeo.

Ser rey no está reñido con pegarse un gran desayuno en tu rascacielos.

Por su lado el apartado artístico es una maravilla en lo visual. El trabajo de Brian Stelfreeze en los dibujos y las tintas es magistral, creando personajes con facciones muy marcadas y sombras prominentes que contrastan perfectamente con los colores casi fluorescentes de Laura Martin. El trabajo de Martin es aún más sorprendente que el de su compañero Stelfreeze, y es que dota al universo de unas luces que rozan en algunos momentos el cyberpunk, haciendo que veamos el mundo de Wakanda como la sociedad tecnológicamente avanzada que es.

Estas páginas son una más que digna introducción, no sólo a Pantera Negra, sino a toda su nación e idiosincrasia. Es cierto que no satisfará los deseos de aquel que quiera un relato frenético y plagado de acción, pero sin duda calmará la necesidad de un relato político con tintes superheroicos.

Si queréis saber más sobre los artículos publicados durante esta semana especial, pinchad en el hastag de #BlackPantherWeek y recordad…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. kukluxkyle dice:

    Mmm no sé, me aburre bastante la etapa actual de Black Panther, me parece que Priest, Hudlin y Hickman hicieron un trabajo muuuy bueno con T’Chala y dejaron la vara demasiado alta, aunque siendo justos los comics actuales de marvel (casi todo lo post secret wars) como que no me llama la atención. Pero buen post, gran trabajo.

  2. Garrak dice:

    Yo creo que etapa, sobre todo el primer arco, se lee mucho mejor todo de seguido, los 12 números leídos de golpe, porque así es como creo que Coates ha hecho la historia, y pro eso cada número va a un ritmo tan lento. Creo que es sobre todo para fans de thrillers políticos en cómics, fans de Hickman, y del inevitable TPB

    Que no hay nada malo en ello, ojo

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.