#BatmanZZSuperman SUPERMAN: UN AUTÉNTICO HÉROE BRITÁNICO, de Howard Johnson, John Cleese y John Byrne

Estamos más que acostumbrados a ver al Hombre de Acero en mundos alternativos con roles y papeles que difieren bastante del gran boy scout al que estamos acostumbrados a leer en las viñetas. Tanto es así que podemos hacer memoria y nos vendrían rápidamente a la cabeza el Superman comunista, el nazi, el del mundo de Bizarro, el súpervillano de Tierra-2 o el medieval y eso sólo centrándonos en cuanto a las páginas de los cómics. Mención especial serían el Superman tiránico del videojuego Injustice: Gods Among Us, en el que vemos a un héroe desquiciado que ha perdido el norte e impone su ley a la fuerza o el Supes asesino de Zack Snyder en la pantalla grande, por mencionar algo…

Sin embargo, creo que había una faceta que no se había tocado en esto de los Otros Mundos (o Elseworlds, como se llamaban antes a estos mundos alternativos en el sello americano), y es la del Superman británico. Porque no nos engañemos señores, si el hombre más fuerte de la galaxia hubiese caído en las educadas y tranquilas tierras de Shakespeare la cosa habría cambiado. Y mucho. Así que preparad té, comprad unas pastas y poneos cómodos en vuestros sillones, que comienza…

SUPERMAN: UN AUTÉNTICO HÉROE BRITÁNICO
de Howard Johnson, John Cleese y John Byrne

 

 

Título original:
Superman: True Brit HC/TPB
Sello: DC Comics (Elseworlds)
Guionista: Kim “Howard” Johnson y John Cleese
Artista: John Byrne y Mark Farmer
Colorista: Alex Bleyaert
Publicación USA: Enero 2004
Public. España: Junio 2015 (ECC Ediciones)
Valoración: Supes save the Queen/10

 


Jonathan y Martha Clark son dos afables y educados granjeros británicos que, al volver a casa con su coche, ven una nave espacial que ha aterrizado de forma muy brusca en una parte de sus terrenos. Mayúscula es su sorpresa cuando descubren que dentro de este artefacto se encuentra un bebé humano, pero que posee una fuerza extraordinaria y que proviene de un planeta lejano llamado Krypton. Hasta aquí la historia os sonará, pero nada más lejos de la realidad. Esta pareja de granjeros enseñará al joven Colin (sí, ese es el nombre que deciden ponerle al bebé) cómo ha de comportarse un buen ciudadano británico: debe ser reservado, silencioso, tranquilo y, sobre todo, nunca llamar la atención. Por lo que olvidad que pueda usar sus poderes o que tenga la aprobación de sus padres en cualquier momento que lo use.

Como buen británico, jugando a cricket

Colin irá forjando su carácter y personalidad con el paso de los años, adaptando sus metas y pretensiones a este nuevo estilo de vida. Aquí también le veremos trabajando en un periódico, pero esta vez de prensa amarilla, en la que se encargará de sacar los trapos sucios de todos los famosos que caigan en su red y en la que su jefe hará el papel de villano sin alma ni corazón capaz de cualquier cosa con tal de vender periódicos y ganar dinero. Hay paralelismos, como personajes como Bat-Man (creedme, no os imagináis por qué le llaman así), Louisa Layne-Farret, de la cual se enamorará perdidamente pese a que ella le odia y su compañero y fotógrafo James Bartholomew-Olsen.

¡A un lado, Capitán Britania!

La historia es bastante estúpida y graciosa en todo momento, no en balde los guionistas son quienes son, pero peca de ser un poco aburrida en cuanto a la transición de los acontecimientos. Está bien que el personaje tarde tanto en salir a la palestra como Superman, con el chiste de que sus padres se mudan cada dos por tres para que no les enlacen con Colin, pero a partir de ese momento se estanca la cosa, repitiendo chiste una y otra vez como si el día de la marmota hubiese llegado a las páginas de este cómic.

Si he de valorar positivamente algo de la obra es la crítica descarada hacia el tipo de mass media que se estila en Gran Bretaña, capaz de acabar con la carrera de cualquiera con tal de unos minutos de fama y que recuerda mucho al estilo de telebasura o prensa barata a la que cada vez estamos más acostumbrados a ver y leer aquí en España. Por lo demás, todo son gags y bromas a lo Monty Python sobre el día a día del protagonista haciendo la historia graciosa pese a su estancamiento en cuanto a desarrollo.

La culpa es de ellos por ser famosos

En el apartado artístico no hay pega, el trabajo de Byrne y Farmer es correctísimo en todo momento, dándole ese toque añejo y limpio que tenían las historias de antes, pese a ser un cómic prácticamente actual. En cuanto al trabajo del color realizado por Alex Bleyaert me parece algo mejor que el de sus compañeros a los lápices, consiguiendo realzar algún que otro dibujo que parece estar algo más flojo que de normal. Por lo que en el cómputo global se queda un apartado gráfico bastante cumplidor, sin nada nuevo que mostrar, pero con un saber hacer innato de los artistas. 

En resumen, con Superman: Un Auténtico Héroe Británico nos encontramos con una versión del Hombre de Acero bastante floja, con toques de humor, pero sin una gran historia detrás. No es la joya de la corona, pero hará las delicias del fan del personaje.

#BatmanZZSuperman
#1 – GENERACIONES: UN CUENTO IMAGINARIO
#2 – SUPERMAN: IDENTIDAD SECRETA
#3 – BATMAN: LA MALDICIÓN QUE CAYÓ SOBRE GOTHAM
#4 – SUPERMAN/BATMAN: LOS MEJORES DEL MUNDO
#5 – BATMAN BEGINS
#6 – BATMAN: MANSIÓN ARKHAM
#7 – BATMAN/WONDER WOMAN: HIKETEIA
#8 – SUPERMAN: UN AUTÉNTICO HÉROE BRITÁNICO
#9 – BATMAN/EDGAR ALLAN POE: NUNCA MÁS
#10 – BATMAN V SUPERMAN: EL AMANECER DE LA JUSTICIA

¡Nos vemos en la Zona!

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe