BATMAN Y LA SEÑAL, de Scott Snyder, Tony Patrick y Cully Hamner

 

Título original:
Batman & The Signal TPB
Sello: DC Comics
Guionistas: Scott Snyder, Tony Patrick
Artista: Cully Hamner
Colorista: Laura Martin
Contenido: Batman & The Signal #1-3 (Mar. 2018 – Ago. 2018)
Publicación USA: Agosto 2018
Publicación España: Agosto 2018 (ECC Ediciones)
Valoración: Ay, Snyder…

 

 

Desde el Detective Comics #38, de abril de 1940, el Caballero Oscuro ha adoptado a muchos jóvenes para su cruzada contra el crimen. El primero de todos ellos, y posiblemente el más querido por los fans, fue Dick Grayson. Después vinieron Jason Todd, Tim Drake y su hijo Damian Wayne. Estos son los cuatro Robin oficiales, pero realmente ha habido más. Tenemos a Stephanie Brown, ahora conocida como Spoiler, que también tomó el manto del conocido ayudante del Caballero Oscuro durante sólo tres meses y a Carrie Kelly, la compañera y sustituta del murciélago en el universo de The Dark Knight Returns de Frank Miller. Pero ahí no queda todo; hay muchos más: Barbara Gordon, Cassandra Cain, Gotham Boy, Gotham Girl… Realmente la Batfamilia es muy amplia y a muchos autores les gusta dejar su sello creando a un nuevo miembro para que su nombre quede más ligado a la mitología de Batman.

Uno de ellos, de reciente creación, es Duke Thomas. Creado por Scott Snyder y Greg Capullo, le vimos debutar en los tebeos cuando era un niño en el Batman #21, durante el arco de Año Cero, en el que Enigma dejó a Gotham sin electricidad y convirtió la ciudad en una jungla postapocalíptica. Batman fue rescatado por la familia Thomas y Duke demostró ser un gran estudiante cuyo objetivo era resolver el acertijo del villano para salvar la localidad. Más adelante, vimos cómo sus padres quedaron infectados por el gas de la risa del Joker, causando que se volvieran locos, y cómo Batman lo acogió. Y, tras el evento de Noches Oscuras: Metal, Duke consiguió su propia miniserie, titulada…

BATMAN Y LA SEÑAL
de Scott Snyder, Tony Patrick y Cully Hamner

A diferencia de otros superhéroes de Gotham relacionados con Batman, Duke Thomas se caracteriza por varias cosas. Él es un metahumano, por lo que a parte de las habilidades físicas y detectivescas que ha entrenado con Batman, también cuenta con una serie de poderes, como la visión fotocinética. Esta le permite visualizar el pasado, detectar puntos débiles en los enemigos, ocultarse y ver varios segundos hacia el futuro. Además, tiene una misión distinta a la de los demás. Mientras el Caballero Oscuro y sus compañeros se encargan de proteger la ciudad de Gotham durante la noche, Duke es un héroe que trabaja durante el día.

En este cómic de tan sólo 3 números, veremos cómo Duke toma el manto de La Señal e inicia sus labores de vigilante y justiciero. Será en su primer día de trabajo cuando tenga que empezar a hacer frente a Gnomon, un nuevo y misterioso villano que guarda cierta relación con su pasado y que amenaza con destruir los Narrows. Además, contará con un ejército de metahumanos para conseguir su propósito. Con la ayuda de la detective Aisi, que tras una noche en la que perdió su brazo y vió como gente pereció cambio su turno, y sus amigas Riko e Isabella, Duke intentará frenar los planes de este enemigo. También encontraremos, de forma tangencial, una relación con el evento de Metal, del propio Snyder, aunque no hace falta leerlo para poder comprender la obra que estamos reseñando.

Bat-primavera-verano 2020

La historia es de Scott Snyder y Tony Patrick, aunque es este último quien se encarga de escribir el guion. Se trata de un tebeo sencillo y corto, sin una trama profunda pero de lectura ágil y rápida. Quizás su principal acierto es su mayor defecto, y es que aquí tenemos el típico argumento estándar que no presenta ninguna clase de innovación. No tiene ningún error de bulto, pero se le puede achacar que es bastante plano y con giros predecibles. Simplemente es un acercamiento más a un personaje que sólo ha tenido relevancia en la etapa de Snyder y que ha dejado bastante indiferente al público. Aunque pretende presentar conceptos ajenos a otros miembros de la batfamilia, da la sensación de que se ha llegado a una saturación de esta clase de nuevas creaciones que no terminan de convencer ni a los que prefieren a un murciélago trabajando solo ni a los que son partidarios de un Caballero Oscuro acompañado y de las relaciones que hay entre todos ellos.

En el dibujo tenemos a Cully Hamner, un veterano dibujante de la editorial que, sin embargo, aquí no realiza una gran tarea. Consigue unos rostros demasiados básicob y una ciudad de Gotham que pierde mucho de día, pecando de rudimentaria, pudiendo llegar a ser cualquier metrópoli de Estados Unidos. Todo ese aspecto de una población gótica parece que se esfuma por completo, como si de la noche a la mañana (nunca mejor dicho), todo cambiara. Y aunque el dibujo es correcto y sin enormes taras, da la sensación de que este artista podría haber ofrecido mucho más.

Show must go on.

La sensación que deja esta obra es que objetivamente hablando, no es un desastre ni tiene fallos que la convierten en algo ilegible. Es correcta y aprueba tanto a nivel argumental como gráfico. Pero para conseguir asentar a Duke en el futuro de DC era necesario que fuera un cómic de notable o sobresaliente, no de un mediocre suficiente. Una oportunidad perdida y, seguramente la única que tenía el personaje, para demostrar que puede tener recorrido más allá de lo que guionice Scott Snyder. Es un héroe que, cuando su creador deje de guionizar para DC, caerá en el olvido. Realmente no hay malos personajes, solamente que a algunos no se les consigue sacar todo el potencial.

Batman y La Señal es un cómic entretenido en el que veremos las primeras aventuras de Duke Thomas en solitario que pretendía erigirse como pilar para el futuro del héroe. Sin embargo, quedará como una serie correcta de un personaje que terminará por olvidarse. No tiene defectos, pero tampoco grandes aciertos.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.