BATMAN v SUPERMAN: EL AMANECER DE LA JUSTICIA, falsos dioses

Ha llegado el momento. Llevamos toda la semana trayéndoos obras recomendables en torno a los iconos de la editorial DC en nuestro #BatmanZZSuperman, y ayer finalmente se estrenó el filme de Zack Snyder en los cines de (casi) todo el mundo. Ha llegado, pues, el momento de colocar la película en la balanza de la justicia y comprobar si sostiene el equilibrio o cae en los pecados del exceso o el defecto.

Adelante, zhéroes y zheroínas, hacia esta reseña 100% libre de spoilers de…


Título original:
Batman v Superman: Dawn of Justice
Año: 2016
Director: Zack Snyder
Guión: David S. Goyer y Chris Terrio (historia de David S. Goyer y Zack Snyder, sobre los personajes de Jerry Siegel & Joe Shuster y Bill Finger & Bob Kane)
Reparto: Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams, Jesse Eisenberg, Gal Gadot, Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Holly Hunter, Scoot McNairy, Callan Mulvey, Tao Okamoto, Brandon Spink, Lauren Cohan, Michael Shannon, Hugh Maguire, Jason Momoa, Ezra Miller, Ray Fisher

Sinopsis: Ante el temor de las acciones que pueda llevar a cabo Superman, el vigilante de Gotham City aparece para poner a raya al superhéroe de Metrópolis, mientras que la opinión pública debate cuál es realmente el héroe que necesitan. El hombre de acero y Batman se sumergen en una contienda territorial, pero las cosas se complican cuando una nueva y peligrosa amenaza surge rápidamente, poniendo en jaque la existencia de la humanidad.

Para algunos, han sido tres largos y angustiosos años esperando este día. Para otros, toda la vida. Ahora Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia ya está aquí, y duele decir que no es una buena película. Pero tampoco está muy lejos de serlo: unos buenos reajustes en el montaje, tanto de cosas que sobran como que faltan, mejorarían mucho el resultado final, muy endeble, superfluo y casi anticlimático.

El gran problema radica en su estructura: la película no tiene ritmo, encadena escenas, acumula tramas, te ahoga a simbolismos mientras intentas averiguar quién es el protagonista y en quién debes centrar tu interés. Una respuesta lógica hubiera sido decir que la película es coral, y que tanto Batman como Superman cargan con el peso mientras construyen poco a poco dos personalidades distintas hasta el inminente choque. Pero eso sería un error, pues de los dos, sólo Batman puede presumir de tener cierta evolución como personaje, y ni de lejos le hace justicia. Y no precisamente por falta de material: el montaje fragmenta tanto la historia que es imposible seguir con comodidad (ya ni hablamos de implicación emocional) ningún arco… excepto el de Lex Luthor.

Si hay que hablar de un protagonista en esta película, ese sería Lex. Es el eje que vertebra y hace avanzar la historia mientras absorbe las tramas secundarias que no se estrellan. No es la historia de Batman desafiando a Superman, ni de Superman cuestionando su deber en la Tierra. Es la historia de un plan poco sorprendente de un villano que roba la pantalla, literalmente, a sus compañeros. Menos mal que Jesse Eisenberg hace un gran trabajo como Luthor, pues carga inesperadamente a sus espaldas el peso de toda la película. Es él quien mantiene a flote la película, y no Affleck… sencillamente, porque no le deja.

El Batman que interpreta Ben Affleck es el que se está llevando todos los elogios… bien merecidos. Su dosis es pequeña, más en acción que en construcción, y deja con ganas de mucho más. Podríamos estar, con poca duda, ante la única baza segura de DC ahora mismo, y espero que sepan aprovecharla. Affleck es muy potente como Batman, y sus pocas escenas como Bruce Wayne en acción también son convincentes. Además, su química con Jeremy Irons como Alfred es de lo más disfrutable de toda la película, una gozada. Una pena que todo eso de que “ese hijo de puta nos ha traído la guerra a nosotros” se quede en nada, como tantas otras cosas.

Y es que el montaje no deja títere con cabeza. La ambición de querer manejar tantos personajes a la vez hace que ninguno pueda destacar, ni siquiera solidificar un rol claro en la historia. Sólo Lex tiene un desarrollo satisfactorio, que funciona un poco como puente entre todas las tramas… en muchos casos, muy cogido con pinzas. Las escenas de Batfleck son, por lo general, notables, pero están demasiado separadas como para sentir una cohesión, y pierden fuelle conforme se acerca el choque final, hasta el punto de desvanecerse todo el motivo principal, el muy poco explotado odio de Batman a Superman más allá de las frases lapidarias de los tráilers. Al final todo se reduce a ser otra pieza más del plan de Lex, en realidad; una casualidad muy conveniente para justificar la saturación de Luthor y unirla a un conflicto mucho mayor que no tiene nada que ver con él, y que inexplicablemente han dejado pasar.

Para decepción de muchos, la película se preocupa alarmantemente poco de construir este enfrentamiento, hasta el punto de que cuando ocurre es casi anecdótico. Por parte de Batman hay esfuerzo, pero muy disperso; por Superman, nada. Prácticamente ese personaje está ausente en la película. No tiene voz ni voto: no crea una carrera en contra de ninguno de sus dos oponentes, sólo aparece cuando se le requiere para zurrarse. Y anda que no había posibles ramas por dónde tirar: su resquemor contra Batman por tomarse la justicia por su mano es anticipado, pero nunca explotado. Y lo que es peor, no muestra ninguna postura respecto a lo ocurrido en El Hombre de Acero, que se supone es la clave de todo; ni pasa por evolución alguna durante los sucesos que le ocurren en la película. Se limita a salvar gente en un montaje (que debería suceder mucho antes en la película), todo esto sin soltar ni media palabra, pues siempre es mostrado desde un punto de vista externo. Excepto en una escena hilarante en la que directamente cuenta cómo se siente (cosa que luego no tiene ninguna relevancia para nada).

En fin, simplifiquemos un poco, que es fácil perderse. La película falla en guion, en apostar por un villano efectivo pero poco memorable como Lex, en vez de jugar con las dos enormes bazas que son Batman y Superman, dos formas de pensar diferentes solucionadas a puñetazos. Y me da igual que en los cómics sea de tal o cual forma, pues esto consiste en ofrecer lo mejor posible con los recursos de los que se disponen; ser más o menos fiel es algo secundario, una guinda más que la tarta en sí. Yo he leído lo justo de Batman y Superman, y quizás eso me ayude a discernir que lo autorreferencial que sea una adaptación nunca es justificante de una mala película. Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia deja escapar la oportunidad de crear algo único y poderoso por algo mucho más tópico y superficial. Para distraernos, llena la historia de subtramas innecesarias que nunca llegan a puerto por culpa de un montaje tan caótico y agotador que echa por tierra toda cohesión argumental. La historia avanza a trompicones y durante hora y media no encuentras nada sólido a lo que agarrarte. Incluso muchas escenas de importancia vital surgen de la nada, sin construcción previa, para luego ignorarse en muchos casos. Hay sujeciones momentáneas, escenas que molan, arcos que cogen fuerza sólo para desvanecerse de puro aburrimiento porque la trama no sabe por dónde encauzarlos.

Y así llegamos al clímax final. Las peleas están sobrecargadas, la imagen está contaminada por efectos y el CGI es muy irregular, pero a estas alturas son el menor de los problemas. Todo eso daría igual si Batman y Superman hubieran podido construirse como personajes y como rivales, pero no les dejaron, y eso hace que ya poco importe, especialmente cuando todo se reduce, muy abruptamente, a Lex de nuevo. Ni siquiera supera en espectacularidad al final de El Hombre de Acero, y eso que cuenta con la presencia de Wonder Woman. Que por cierto, tanto ella como los orígenes de la Liga de la Justicia aparecen de forma bastante discreta, algo que se agradece, pues la película no da más de sí. Batman lo peta, Wonder Woman apunta maneras y Superman tampoco es malo. El problema es que el guion los subestima, para luego rematarlos en un montaje que aleja entre sí todas las bazas atractivas y difumina los pocos enlaces que quedaban en pie, para luego impostar un hilo conductor mucho menos arriesgado en la figura de Lex Luthor. Es como si Lex fuera el comodín cuando los cineastas no saben cómo sacar adelante esta historia, hasta el punto de convertirla en una parodia de lo que podría haber sido.

BeYShITBatman v Superman: El Amanecer de la Justicia lo tenía todo para triunfar, pero prácticamente no da palo al agua. ¿Una versión extendida arreglaría esto? Si se refuerza la postura de Batman contra Superman, especialmente hacia el final de la película, y viceversa (Superman es el personaje más damnificado de la descuidada tijera de Snyder y compañía), además de fortificar los nexos más débiles entre escenas (en algunos, finísimos como hilos) y equilibrar la presencia del trío protagonista (Bats, Supes y Lex) para llegar a un clímax en igualdad de condiciones… Los milagros no existen, pero estaríamos ante un caso bien distinto. Han estado tan cerca…

#BatmanZZSuperman
#1 – GENERACIONES: UN CUENTO IMAGINARIO
#2 – SUPERMAN: IDENTIDAD SECRETA
#3 – BATMAN: LA MALDICIÓN QUE CAYÓ SOBRE GOTHAM
#4 – SUPERMAN/BATMAN: LOS MEJORES DEL MUNDO
#5 – BATMAN BEGINS
#6 – BATMAN: MANSIÓN ARKHAM
#7 – BATMAN/WONDER WOMAN: HIKETEIA
#8 – SUPERMAN: UN AUTÉNTICO HÉROE BRITÁNICO
#9 – BATMAN/EDGAR ALLAN POE: NUNCA MÁS
#10 – BATMAN V SUPERMAN: EL AMANECER DE LA JUSTICIA

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

4 Responses

  1. Reverendo Móvil dice:

    Me parece la reseña más medida, dentro de su centrarse en el montaje y la disolución de personajes en el mismo, que he leído en español.

  2. arkhamkaveli dice:

    Desde anoche he leído tantos despropósitos que me faltaba leer que estaba a la altura de ‘The Spirit’. Esta reseña está muy bien cuidada y se agradece mucho. Puede gustar más o menos, pero mala NO es. Su gran fallo, en mi modesta opinión, reside en el montaje y la acumulación de elementos pero aún así la disfruté como un enano :)

  3. Me encanta la puta reseña ahora solo falta ver la peli XDD

  4. Estoy totalmente de acuerdo con la reseña. No sé si es fallo de montaje o directamente de guión (o de ambos), pero es cierto que el principal escollo es la falta de coherencia argumental. No tengo claras las motivaciones de Luthor, no tengo clara la postura de Batman o la de Superman, no tengo claro quién hace qué para llegar a qué….en fin, una reseña moderada que incide en los principales defectos de la película.

Deja un comentario, zhéroe