BATMAN: La LEGO Película

Título original:
The LEGO Batman Movie
Año: 2017
Director: Chris McKay
Guión: Seth Grahame-Smith
Reparto: Animación.
Valoración: Gris muy muy oscuro/10

Sinopsis: El spin-off de “La LEGO Película”, protagonizado por Batman. En esta ocasión, el irreverente Batman, que también tiene algo de artista frustrado, intentará salvar la ciudad de Gotham de un peligroso villano, el Joker. Pero no podrá hacerlo solo, y tendrá que aprender a trabajar con sus demás aliados.

Hace tres años, una película destinada “a vender juguetes” se ganó el corazón de crítica y público por igual. Un milagro en cuanto a técnica de animación 3D, incomparable a nada que se hubiese visto antes, dando forma a una historia absurda y divertidísima pero también inteligente y sensible, que sabía muy bien que detrás de los abusivos precios se encuentra una herramienta maravillosa para el desarrollo de la imaginación y la inteligencia de los niñ@s. Un homenaje que por supuesto incluye el fenómeno del uso de figuras LEGO para pequeñas producciones Stop-Motion, pues toda la película da la apariencia de estar realizada con esta técnica (aunque es completamente 3D). Algo que no es nuevo pero que ahora campa a sus anchas por YouTube (solo voy a dejar ESTO aquí y me voy a marchar despacito).

La inolvidable LEGO Película aplaza su secuela unos años más para dar espacio a dos spin-offs (además del presente, a finales de este año se estrenará LEGO Ninjago, basado en una línea de juguetes y serie de televisión de la propia marca LEGO). Batman: La LEGO Película es completamente independiente a la anterior, sin conexiones argumentales o referencias (reconozco también que algo pude haberme pasado por alto, porque no te da respiro). De esta manera se sitúa más cerca de otras películas animadas del canon DC y se aleja del comentario sobre el propio concepto de LEGO de La LEGO Película (que con eso como excusa hablaba de temas universales como la sociedad de consumo y el libre albedrío. Jo, es que era maravillosa).

Lo cual no significa que LEGO Batman no sea ultrameta, para nada. Todo lo anterior se sustituye por constantes referencias a toda la historia del personaje, tanto editorial como audiovisual; y de un modo más profundo, un guión que disecciona al personaje como ninguna otra ha hecho antes. A base de martillear con bromas sin parar, se expresan las facetas más complejas y oscuras de Batman, como su sociopatía y aislamiento voluntario, causado por cargar toda su vida con la culpabilidad de la muerte de sus padres. Además de un egocentrismo tronchante, aportación más interesante de este Batman de LEGO, como hipérbole de una personalidad narcisista que por mucho que sus adaptaciones más serias pretendan negar, es innegable de alguien con una señal gigante en el cielo con su imagen.

A Batman no hay que pintarle como héroe sino como antihéroe, y cuando se trata de un producto para todos los públicos, la forma de hacerlo es hacer de Batman un verdadero capullo, un personaje engreído y desagradable (por supuesto, en beneficio del humor), por mucho que sus intenciones sean buenas. Esto convierte a LEGO Batman en un protagonista divertidísimo de ver por sus gags y ocurrencias, pero también intrigante, pues sus defectos, inexistentes para él, son evidentes a ojos del espectador.

El guión de LEGO Batman hará las delicias del fan del personaje, pues muy pocas películas han hecho un retrato tan extenso y acertado de Batman, además de dar sentido a la frenética y a veces agotadora sucesión de chistes. Cumple con la obligatoria moraleja de películas destinadas primeramente al público infantil, pero con el plus de interés de estar aplicada a un personaje mil veces retratado y a la vez, tan enigmático. Es todo un homenaje a Batman, con cantidades industriales de fan-service (por agrupar en un mismo saco todos los personajes, gadgets o chistes que se remontan desde la serie de televisión de los sesenta al actual DC Extended Universe), pero que también aporta cosas interesantes al canon del murciélago.

A nivel técnico se mantiene el nivel visto en La LEGO Película, pero multiplicando el número de elementos que pueblan la pantalla al mismo tiempo. He de reconocer que volver a ver esta animación que simula escenarios y figuras reales animadas fotograma a fotograma, aun siendo la misma técnica, supuso de nuevo un impacto importante, que me tuvo ojiplático durante los primeros diez minutos o así. La calidad de los movimientos y los modelados es sencillamente incomparable, especialmente en las abarrotadísimas escenas de acción o planos generales de la ciudad de Gotham. Dan ganas de parar la imagen para buscar todos los gags visuales escondidos, o simplemente admirar la calidad de las texturas y el ingenio de los diseños. Su único problema es que tanto puede llegar a desbordar, seguramente más aun en 3D, así que si La LEGO Película os pareció desquiciante, mejor despejaos la cabeza antes de entrar al cine.

Por cierto, en cuanto al doblaje (tema polémico donde los haya en el caso español) os digo: Claudio Serrano, como cabría esperar, excelente como Batman (es también doblador de Bale, Affleck o los juegos Arkham). Will Arnett también lo clavó en La LEGO Película, así que es cuestión de preferencias, pero tanto en su versión española como en original, la voz cantante es tronchante. A Alfred le dobla José Coronado en su versión española, por darle un prestigio comparable a la voz original (Ralph Fiennes, que seguro que refuerza un acento británico delicioso). Coronado es un grandísimo actor, pero no de doblaje, y eso se nota en la entonación y credibilidad de la voz. Por otra parte, Berta Vázquez (Palmeras en la Nieve) dobla a Harley Quinn, y el director J.A. Bayona hace la parte de Superman. Incomprensibles decisiones, especialmente en cuanto a Bayona que ni siquiera es actor, pues de nuevo carecen de la fuerza y entonación para hacerlos divertidos y sobre todo, creíbles. Por lo menos sus papeles son bastante pequeños, lo que nos deja simplemente con una decisión de marketing incomprensible, pero que tampoco arruinará la experiencia a nadie.

Lo único que juega en contra de Batman: La LEGO Película, LEGO Batman o como quieras llamarlo, es que ya no sorprende tanto a nivel visual o en su humor como su predecesora, que fue un sonado golpe sobre la mesa. Eso no la hace menos brillante: es una película frenética y divertidísima como pocas, con toneladas de humor absurdo y un protagonista desternillante y a la vez complejo y bien desarrollado. Atrapará a cualquier público por igual, y aunque su impacto puede ser menor que el universal de La LEGO Película, los fans de Batman o DC van a sentirse como niños en una tienda de juguetes (LEGOtm).

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. arkhamkaveli dice:

    Una pena lo del doblaje y el poco cuidado que se le tiene a ese aspecto. Menos mal que está Claudio Serrano, un pedazo de profesional. Aún así me quedo con ese “pero que tampoco arruinará la experiencia a nadie” ya que tengo muchas ganas de verla (y que como caerá en bluray SI o SI, podré verla en VOSE xD)

  2. yoloinvente tuquieneres dice:

    Lego wins

Deja un comentario, zhéroe