BATMAN: EL ÚLTIMO CABALLERO DE LA TIERRA. LIBRO UNO, de Scott Snyder y Greg Capullo

 


Título original:

Batman: Last Knight On Earth. Book One TPB
Sello: DC Comics
Guionista: Scott Snyder
Artista: Greg Capullo
Colorista: Francisco Plascencia
Contenido: Batman: Last Knight On Earth #1
Publicación USA: Mayo 2019
Publicación España: Septiembre 2019 (ECC)
Valoración: La guerra nunca cambia

 


Hace algunos años, DC anunció The New 52, un reinicio de sus historias publicadas con la intención de instalar una nueva continuidad y provocar la entrada de nuevos lectores sin la necesidad de que lean tomos previos para poder comprender estas nuevas series y así también liberar el “peso” de tantos años previos de la trayectoria editorial que a lo largo de las décadas produjo algunas incoherencias. Evidentemente, la idea fracasó y pocos años después tuvimos el evento de Rebirth para volver a colocar las cosas en su sitio y que todo volviera a su cauce natural.

Durante este período, se les encargó a Scott Snyder y Greg Capullo ser los responsables de la cabecera de Batman. Esta etapa comenzó de una forma sensacional con unos primeros números que deslumbraron a muchos y supusieron un gran punto de entrada para leer cómics del Caballero Oscuro. Pero conforme los meses iban pasando, cada nuevo arco iba desinflándose llegando a un nivel ínfimo de calidad y provocando el enfado de muchos amantes del murciélago. Tras iniciarse Rebirth, a Snyder le dieron una maxi-serie limitada de 14 números que pasó sin pena ni gloria, titulada All-Star Batman. Y después llegó la hecatombe: el evento de Noches Oscuras: Metal. La idea en sí no era mala del todo y el arte de Greg Capullo estaba al nivel al que nos tiene acostumbrados, pero el guion se perdió en diálogos que a veces eran discursos llenos de conceptos pseudocientíficos, con fallos en la trama y un ritmo lento y exasperante. A raíz de esta serie limitada, se encargó también de guionizar la miniserie El Batman Que Ríe, a la que las ventas le han acompañado muy bien en Estados Unidos.

Y después de todo esto llegamos a su nuevo trabajo dentro del sello DC Black Label, de reciente creación, que recopilará obras con un tono más adulto y serio que no formarán parte de ninguna continuidad. Las primeras en llegar a España han sido Batman: Condenado (Brian Azzarello y Lee Bermejo) y Superman: Año Uno (Frank Miller y John Romita Jr). Es por eso que hoy reseñamos…

BATMAN: EL ÚLTIMO CABALLERO DE LA TIERRA
de Scott Snyder y Greg Capullo

Este cómic, pese a no formar parte de ninguna cronología ya que es una serie autoconclusiva, conserva el tono y ciertas características que Snyder ha ido añadiendo a su propia versión de Batman a lo largo de estos ocho años. Para su lectura no hace falta haber leído nada previo, pero aquellos que sí conocemos a este guionista y hemos ido siguiendo su trayectoria, no nos resultará tan chocante el argumento y algunas peculiaridades de este joven Bruce Wayne.

Y es que quien espere encontrarse aquí al Batman clásico y detectivesco, se llevará una amarga sorpresa. Quienes conozcamos todo el recorrido del murciélago en las manos de Snyder sabremos con qué nos toparemos. La obra estará formada por un total de 3 tomos, dejando este primero más preguntas que respuestas.

No podéis podéis pasar porque esta trama está inconclusa.

La trama se centra en un joven Bruce que se despierta en el Asilo de Arkham tras haber matado a sus padres años atrás como fruto de una enfermedad mental. Parece ser que todas sus aventuras superheroicas fueron producto de su imaginación y que los villanos a los que se ha enfrentado todo este tiempo eran sus doctores, terapeutas y celadores. Nada fue real. Aun así, Bruce se aferrea a su alter ego, dejándonos la duda de si realmente es Batman o sólo un loco. Pero de repente, en un brusco cambio de argumento, se nos plantea una historia postapocalíptica en el que mundo tal y como lo conocemos ha desaparecido y la gente vive en cuevas subterráneas en las que Wonder Woman ejerce el papel de líder diplomática que busca la salvación de la gente que queda. Junto a la cabeza del Joker dentro de una linterna que cuelga en un desierto solitario, Batman iniciará una aventura épica en busca de la verdad. Un Joker que, como vimos a lo largo de su etapa en los Nuevos 52, Snyder ha plasmado como a un villano chistoso, divertido e impertinente que siente una gran obsesión y admiración hacia Batman.

En general, este primer número me ha gustado mucho. La parte que transcurre en Arkham es realmente misteriosa y con ciertos toques de thriller psicólogico al estilo de Shutter Island que me fascina. En el resto de capítulos, aunque mi interés disminuyó un poco, se mantiene muy sólida, dejándonos con diversas cuestiones en el aire. El único problema que le veo es una tara que Snyder ha demostrado durante mucho tiempo, y es el problema del manejo del ritmo, provocando algunos fallos de cohesión en las dos partes de la historia.

¿Quién llama?

De todos modos, esto no hace menos disfrutable el tebeo, en especial cuando en el arte está un titánico Greg Capullo dándonos sus mejores páginas en muchísimo tiempo. Capullo es un dibujante que cada vez depura más su técnica y consigue desenvolverse con mayor soltura. La lectura gana enteros con esas sublimes ilustraciones y un acertadísimo color de Plascencia, adaptando su luminosa y colorida paleta a una más oscura y sucia, para mostrarnos mejor este escenario azotado por la catástrofe.

Quizás la mayor pega sea el precio, ya que es, literalmente, una grapa de 56 páginas a casi 11€ por el simple hecho de estar en cartoné y pertenecer a una nueva línea de novelas gráficas. Además, el tamaño es igual al de cualquier comic-book normal, por lo que es probable que tan pocas páginas de un guionista con muchos altibajos en su carrera a un elevado precio, provoque las suspicacias de muchos compradores.

Te reviento, pavo.

Tras disfrutar este cómic, tengo muchas dudas de cómo continuará en el futuro. A lo largo del relato da la sensación de que Snyder nos ha dejado varias trampas en el argumento y todavía no ha mostrado sus cartas, ya que nos hace pensar que no todo es lo que parece y que aquí hay cosas que no nos esperamos. Para mí ha sido una obra muy entretenida y que nos trae de vuelta a ese Snyder bueno, como al principio de su etapa en Batman, pero con la adición de toques macarras y postapocalípticos. Mi Caballero Oscuro es más detectivesco y mundanal, pero nunca está mal salirse de lo normal y pasárselo bien con un tebeo divertido, épico y que parece ser muy diferente a otras cosas del personaje.

Batman: El Último Caballero de la Tierra me parece un inicio muy prometedor de una grandiosa aventura, con un arte sublime y muy buenos momentos. Si Snyder mantiene el nivel argumental a lo largo de los siguientes números, nos dará una brillante y diferente historia del murciélago.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Complicado es que alguien se acerque a una grapa cuya INNECESARIA tapa dura ocupa más que las páginas. Y a 11 lereles, nada menos.

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.