BARRERA, de Brian K. Vaughan y Marcos Martín

Título Original:
Barrier HC
Sello
: Image Comics
Guionista
: Brian K. Vaughan
Artista
: Marcos Martín
Colorista
: Muntsa Vicente
Contenido:
Barrier #1-5 (Dic. 2015 – Jul. 2017)
                                                                    Publicación USA
: Mayo 2018
                                                                    Publicación España
: Diciembre 2019 (Gigamesh)
                                                            Valoración
: La lingüística, arma de destrucción masiva

Esta es una carta para las ratas. Para los gusanos. Para los deshechos morales que usan el lenguaje como arma de exclusión, como estilizado método de racismo lingüístico, como símbolo de opresión. Para todos aquellos lerdos que colocan el idioma por encima de la comunicación.

BARRERA
de Brian K. Vaughan, Marcos Martín

La Torre de Babel, fábula aleccionadora que traspasa lo religioso, nos enseña que las lenguas no fueron un don, sino un castigo. Una maldición impuesta por un Dios vengativo y vanidoso contra un pueblo que quería tocar las estrellas. Un pueblo unido y poderoso por un único lenguaje que todos comprendían. El idioma fue el conflicto, la diáspora, la herramienta elegida por un tirano celestial para dividir lo que antes era sólo uno. Nos transformó en seres ávidos por diferenciarse del vecino. Por ser distintos. Luego, a base de imponer el estándar, nos vimos obligados a defender nuestra identidad bajo etiquetas culturales e históricas, sumergidos en la imposible dicotomía del que quiere distinguirse mientras siente que todos somos iguales. Y es que, si en verdad todos somos iguales, hecho incontestable que solo el fascista pondrá en tela de juicio, hablar un mismo idioma de manera global facilitaría de manera definitiva el entendimiento entre los pueblos. Nos ayudaría a ser, por fin, un todo.

Superada esta utopía, no queda más que rendirse a la evidencia lingüística. Somos lo que hablamos. Es precisamente el habla, ese don maravilloso que configura y moldea la realidad que nuestros sentidos aprehenden, el arma y escudo contra los cuerpos extraños. Barrier, el cómic de Brian K. Vaughan, Marcos Martín y Muntsa Vicente que reseño hoy, habla de esas barreras y de ese lenguaje. Pero, a la vez, también habla de todas las cosas que nos unen y que nos esforzamos tanto por separar. Las lenguas son un tesoro porque nos permiten comprender. Porque cuanto más códigos seamos capaces de estudiar, más sencillo será integrarnos allá donde vayamos. Negarnos la posibilidad de asimilar un idioma es un crimen digno de paletos y genocidas, una barrera intangible levantada en cada frontera como anticipo del hormigón y el alambre de espino. Una línea invisible e inexistente que nos etiqueta como en un campo de concentración. Porque sí, todos somos iguales, y Vaughan lo deja claro jugando con alienígenas imposibles salidos del arte impresionante de Marcos Martín. Extraterrestres ajenos a lo euclídeo, marcianos en el más amplio sentido de la palabra que, en el fondo, buscan lo que cualquier ser vivo busca: sobrevivir, proteger a los suyos, la felicidad. Más allá de las formas, de los tentáculos, de los sonidos que brotan como colores de órganos que no podemos comprender.

El sueño de cualquier fan de Alien.

Barrier es una lección sobre humanidad. Sobre los habitantes de ese universo fronterizo abonado por miedo y amenazas en el que muchos pierden la vida alimentados por la promesa de una vida mejor. Es una metáfora en la que el dibujo grandioso y los colores espectaculares de Muntsa Vicente nos hacen sentir extranjeros, extraños, demostrando, una vez más, que la nacionalidad es un invento canalla que sólo depende de la perspectiva. No hay banderas. No hay líneas que separan países. Sólo hay seres humanos y egoísmo. Personas que no comprenden que lo que las separa desaparece ante la necesidad extrema, ante el enfrentamiento con lo radical y verdaderamente extraño que, al final, tampoco lo es tanto.

Barrier, además, está inteligentemente editado por Gigamesh respetando los idiomas originales, un requisito imprescindible para entender en toda su dimensión el cómic de Vaughan, algo que muy pocas veces se respeta en esta España tan dada al doblaje. Un tomo delicioso en lo material, esclarecedor en lo idiomático e ideológico y brutal en el cegador y deslumbrante despliegue gráfico. Uno de esos tebeos obligatorios para disfrutar y pensar en un mismo ejercicio de lectura.

Publicado en el DIARIO DEL ALTO ARAGÓN el 12 de enero de 2020.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.