BABYTEETH, de Donny Cates y Garry Brown

 


Título original:
Babyteeth: Born  TPB
Sello: Aftershock Comics
Guionista: Donny Cates
Artista: Garry Brown
Colorista: Mark Englert
Contenido: Babyteeth #1-5 (Jun. – Oct. 2017)
Publicación USA: Diciembre 2017
Publicación España: Junio 2019 (Planeta)
Valoración: ¡Gu-gu, ga-ga! ¿Quién es el Belcebú de mamá?

 

 

Parafraseando a mi amigo y defensor a ultranza de la grapa, Carlos, no el señor Playbook pero igual de majo, la habilidad de Donny Cates no es tanto la premisa de sus cómics como tal ya que, precisamente, hace una semana se estrenó la serie Good Omens, basada en un libro de Neil Gaiman y Terry Pratchett, donde el punto de partida es básicamente el mismo, sino la capacidad del autor para lo que priori es una idea bizarra que huele a película cutre coreana como “adolescente embarazada tiene al anticristo” funcione. Ahí es donde radica su magia.

Sadie Ritter es una joven de dieciséis años que, por circunstancias de la vida, está embarazada… del anticristo. Obviamente ella aún no lo sabe y, aunque intuye que algo no encaja en esta historia, lo lleva lo mejor que puede y sin contar nada a nadie. A nadie hasta que el Señor de las Cenizas decide presentarse ante la raza humana como un adorable bebé. A partir de aquí se pondrá en marcha una rueda infernal donde habrá desde organizaciones milenarias secretas hasta sicarios maniacos. Coged el agua bendita y poned al revés los crucifijos que hoy toca…

BABYTEETH
de Donny Cates y Garry Brown



“el mundo temblaba con su llegada

y cuando nació,

se acobardó como un perro apaleado”

¡Maldito seas Donny Cates! Cinco números para contar lo justo, ni más ni menos. Para utilizar los cliffhangers astutamente cual zorro que hasta en formato tomo cumplen esa función que antaño hacían los comicbooks. Me has dejado con cara de tonto. Me has metido en la historia, lanzado los personajes al tablero y hasta has dejado que campen a sus anchas creando facciones mientras que la protagonista sigue con cara de incrédula ante todo lo que pasa a su alrededor. Pero no me lo has contado todo y aún así te has tomado la libertad de hablar más de la cuenta. Eso no se hace, Donny. No puedes pulsar repetidamente el botón de encendido de mi cerebro para hacerme un coitus interruptus. Pero la culpa es mía, Donny. Te perdono.

Y eso que tras leer el primer número no las tenía todas conmigo. Me pareció todo muy normal, demasiado contenido mientras se iban asentando tópicos del género pero a grandes rasgos. Bien utilizados, sí, pero no profundizando o dando el protagonismo a los personajes. Nada como lo que ya me había dado anteriormente y, aunque sé que ningún autor es perfecto, no sabía si en esta ocasión había sido el hype el que me había jugado una mala pasada. Por suerte me equivoqué. Y es que, iluso de mí, no me percaté que aquí el recorrido es más largo, con más que contar y, por consiguiente, con más tiempo para ello..

Porque ponerle Jaldabaoth Satanás de todos los Santos es demasiado mainstream

Lo que nos detalla Cates aquí, utilizando el tema principal casi como excusa, va sobre la familia. Sobre como el amor es un poderoso aliado ante la adversidad. En que podemos apoyarnos en nuestros seres queridos para ser mejores personas, más fuertes. Que los obstáculos están ahí para pasar por encima de ellos como si fuéramos tanques. Que no importa si tu hijo recién llegado al mundo es un vampiro, un hombre lobo o, como sucede aquí, el Padre de la Mentira. Que estarán ahí para lo que se necesite hacer. Una presentación muy idílica en el mensaje interrumpida descarada y constantemente por un guionista que sabe cómo hacerlo.

Toda esa oda a la familia ayuda a conocer a los personajes con pequeños fragmentos y en poco más de dos números eres uno más de los Ritter y estás en medio de algo bastante jodido sin saber qué pintas allí. No te preocupes, a mí me pasó igual. Una vez que Cates te tiene donde quiere da rienda suelta a lo que podría ser perfectamente un guión de Guillermo del Toro lleno de guiños a la magia, infiernos varios y personajes perturbados sacados de una caravana en mitad del desierto o, por qué no, Del mismísimo infierno mientras que los Illuminati de turno, profecía en mano, querrán hacer cumplir sus arcaicos designios.

Que no se entere papá Lucifer que se alimenta mal

Todo con una narración cercana, muy personal, como dije antes, familiar, que me recuerda a la que utiliza Brian K. Vaughan en esa maravillosa space opera de Saga donde nuestra protagonista ya ha vivido la historia y es ahora cuando, en un momento de paz, en una pausa antes de la próxima tormenta, agarra al lector y, mirándolo a los ojos, le relata minuciosamente todo lo ocurrido. Aquí la voz en off es más que informativa, es nuestra cómplice y es uno de los puntos fuertes del cómic.

El sello de Garry Brown es un trazo áspero, grueso, como si no se preocupara de pulirlo y permaneciera virgen hasta llegar a nuestras manos y marcado por el abuso de la tinta. Con viñetas que parecen sketches de Salón de Cómic directamente a tinta con unos primeros planos irregulares pero impactantes. Pero que no os engañen mis palabras, esa irregularidad es de calidad, idónea, amoldada al tono de la historia y que juega con el guión cuando los colores de Mark Englert, oscuros en su mayoría, gritan en rojo y desdibujan como un terremoto. Una combinación tosca visualmente que funciona como un reloj suizo.

Lo sé, queréis saber más de él pero todo a su tiempo

Cates vuelve a dar con la fórmula adecuada para plantarse, nuevamente, delante de un tema muy recurrente y darle ese enfoque suyo, ese ingrediente que, como un comodín de la baraja, lo rodea todo y le da un sabor diferente funcionando justo como quiere. Puede gustarte o puede que no pero lo que no podemos negar es que el guionista tiene las ideas claras y sigue dando que hablar, afortunadamente, para bien. Queda mucho recorrido en Babyteeth pero lo ya planteado y cómo está planteado, me gusta.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. igverni dice:

    Vendido!!!
    Gracias por la crítica, creo que lo tengo claro!!
    😂😂😂

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.