ATÓMICA (ATOMIC BLONDE). La bomba Theron

Título original:
Atomic Blonde
Año: 2017
Director: David Leitch
Guión: Kurt Johnstad 
Fotografía: Jonathan Sela

RepartoCharlize Theron, James McAvoy, Sofia Boutella, John Goodman, Eddie Marsan, Toby Jones, Bill Skarsgard, Roland Moller, Attila Árpa, Sam Hargrave, Jóhannes Harkur Jóhannesson.

Valoración: Gracias por tanto Theron, ahora rómpeme la cara por favor / 10

Sinopsis:  Año 1989, el muro de Berlín está a punto de caer. Un agente del MI6 encubierto aparece muerto y la espía Lorraine Broughton debe encontrar por todos los medios una lista que el agente estaba intentando hacer llegar a Occidente, en la que figuran los nombres de todos los agentes encubiertos que trabajan en Berlín oriental.

Tras posicionarse prácticamente al lado de personajes tan icónicos como Sarah Connor o Ripley con su Imperator Furiosa en la brutal Mad Max: Fury Road, Charlize Theron vuelve al cine de acción para demostrar que, a la hora de repartir panes, pocas personas en Hollywood lo hacen con tanto estilo y visceralidad como ella. Esta vez, abandonando los ardientes desiertos de The Wasteland para introducirnos en las frías calles de Berlín, asistimos al debut en solitario de uno de los dos directores de John Wick, David Leitch.

Are you talking to me?

Antes de nada. No, Atomic Blonde no es “John Wick versión femenina” como muchos están llamándola, ya que mientras el revival de Keanu era un puro festival de acción a partir de una premisa tan loca como efectiva, Atómica se enfoca más en la historia que la aleja de ese concepto de “película de acción”. Más que ser un mero espectáculo de acción (que también lo es y uno muy competente) nos encontramos ante un thriller de espionaje de cabo a rabo. Uno de esos que recuerdan y transmiten la decadente atmósfera de las adaptaciones de John Le Carré. Y sobre todo porque Atómica ya es la adaptación de la novela gráfica de Antony Johnston y Sam Hart, The Coldest City.

Lo interesante de esta película es que, basándose en la clásica premisa de cualquier peli de espías (“ha sido robada una lista con los nombres de los mayores agentes internacionales” bla bla bla…etc), introduce elementos como cambiar el género del típico espía masculino por una sólida protagonista femenina que perfectamente le podría partir todos los huesos a 007, un marcado estilo visual lleno de color y una nostálgica  banda sonora siempre presente en la película. Todos estos elementos mezclados son los que hacen que Atómica sea una película con mucho estilo, quizás a veces demasiado. Es decir, tanto su fotografía llena de neones contrastados con colores oscuros, al más puro estilo Nicholas Winding Refn, como su constante uso de temazos de los ’80, a veces pueden llegar a saturar o resultar demasiado reiterativo, pero al fin y al cabo son la identidad de esta película, para bien y para mal.

Te mato y te remato.

Lo más destacable de Atómica es la ejecución de la acción. Sus set-pieces son realmente brillantes, ya que sin ser tremendamente espectaculares, las coreografías están tan bien dirigidas y planificadas que resultan una delicia verlas en pantalla. Máximo ejemplo de ello, es el increíble y satisfactoriamente largo plano secuencia que tiene lugar hacia la mitad del film. Un verdadero logro técnico y físico, ya que tantos los especialistas como Theron, te venden cada golpe de tal manera que, una vez culmina la escena, te sientes hasta cansado.

En cuanto al reparto, destaca sobre todo ELLA, que ya puede añadir a su Lorraine a su lista de “personajes más memorables”. Theron realiza una gran interpretación que prácticamente rellena todo ese supuesto pasado del personaje que no nos cuentan en la película. Además de tener un hipnótico magnetismo en pantalla que no oculta que la cámara se quiere casar con ella. Por otro lado, James McAvoy sobresale como un gran secundario y vuelve a demostrar otra vez que da igual cualquier papel que le pongan por delante, lo va a clavar. El único ‘pero’ medianamente importante que tiene esta película es que ciertos aspectos de la trama se enredan demasiado para el tipo de historia que nos están contando y despista. Aun así es una trama lo suficientemente efectiva e interesante para mantenernos con atención, además de tener sus esperados giros y traiciones. Un clásico de estas pelis.

La pareja ideal.

Atómica (Atomic Blonde) es un notable thriller de espías, con contundentes escenas de acción, una gran ambientación, tanto visual como sonora, y una Charlize Theron que es prácticamente una diosa. Ojalá más entregas de este personaje y más peliculas de acción tan pulidas.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe