ASCENDER, Vol.1: LA GALAXIA HECHIZADA, de Jeff Lemire y Dustin Nguyen

 

 

Título original:
Ascender, Vol. 1: The Haunted Galaxy HC
Sello: Image Comics
Guionista: Jeff Lemire
Artista: Dustin Nguyen
Contenido:
Ascender #1-5 (Abr. – Ago. 2019)
Publicación USA: Octubre 2019

Publicación España: Marzo 2020 (Astiberri)
Valoración: Tú a Sampson y yo a California

 

 

Hace cuatro veranos llegó a nuestras estanterías el primer tomo de Descender. Sin dar tiempo a desarrollar prácticamente nada, tanto mi compi Xades en La Zona como yo misma en La Isla de las Cabezas Cortadas, realizamos reseñas de aquel primer volumen. Nos alucinó lo que veíamos y lo que pensábamos que estaba por venir. Y aún así, ninguno de los dos podía imaginar la historia tan tremenda que sus autores tenían preparada.

Antes incluso de que Descender se terminase de publicar en España, nos llegó la maravillosa noticia de que la serie se acababa pero la historia no, y que los mismos autores iban a desarrollar una secuela en otra serie que se titularía…

ASCENDER
de Jeff Lemire y Dustin Nguyen

Han pasado 10 años desde lo ocurrido en Descender y todo ha cambiado por completo. Sampson, el planeta más grande del Consejo Galáctico Unido (CGU) y lo que fuera la sede militar y gubernamental de las ciudades humanas, ahora es un mundo devastado, sumido en la era pre-tecnológica y aislado del resto de la galaxia. En los bosques de Sampson es donde Mila, la hija de Andie y Effie, crece, explora, hace trueques e intenta no meterse en líos para no tener que enfrentarse a los soldados vampiros de Madre, la bruja todopoderosa que ahora controla la galaxia y que ha cambiado las máquinas (menos de las que ella se sirve) por magia.

Madre ha averiguado que otro mago está ayudando a los rebeldes del CGU y eso no puede ser posible porque ella es la única con poderes en toda la galaxia. Además, una profecía le revela que un gran peligro, traído por un perro con la lengua hacia atrás, puede truncar sus planes de conquista intergaláctica. Es evidente que las vidas de Mila, Madre y Bandido están a punto de cruzarse. (Por supuesto que el perro de la profecía es Bandido, ¿quién iba a ser si no? Y no hago spoiler porque aparece en la portada).

Esto sí que es magia.

Tal y como me ocurrió con Descender, sólo me ha hecho falta leer un volumen de su secuela para saber que lo que tengo entre manos no va a ser un cómic más. Y no lo es, en primer lugar, porque es un cómic de Jeff Lemire, para mí, uno de los mejores guionistas de cómics en activo. Porque, ojo, la actividad que gasta el canadiense. Prolífica y certera. Lemire demuestra, obra tras obra, que, aunque empezase escribiendo orientado al cine, lo suyo son los cómics y que es, precisamente, esa vena cinematográfica la que corre por sus guiones intrépidos. Flashbacks, giros argumentales, cliffhangers de infarto (este primer tomo contiene uno, al final, que te lleva del llanto a la amplia sonrisa en dos tiempos)… Jeff Lemire tiene armas narrativas y sabe cómo usarlas.

Y eso sólo si hablamos de la estructura, porque si nos metemos en lo que es capaz de hacer en cuanto a construcción de personajes, no acabamos. Las nuevas adquisiciones, Madre y Mila, tienen más profundidad en cinco capítulos que muchos personajes en todo su recorrido, a pesar de ser los tópicos típicos de villana mala hasta las trancas que sólo se mueve por su propio ansia de poder y de heroína de corta edad heredera de los héroes rebeldes de antaño. Además, la forma en las que las ha inmiscuido en la trama hacen que las dos series fluyan como una sola, aún siendo de temáticas totalmente diferentes.

El buen rollo dura dos viñetas más.

Al desaparecer las máquinas y aparecer la magia, la ciencia ficción deja paso a la fantasía y ahí es donde el imaginario de Lemire cobra vida a través de la imaginación de Dustin Nguyen. Puto Amo. Podría copiar aquí todo lo que ya dije de él, de su trazo, de su absoluto dominio de la expresividad facial y corporal de sus figuras, del portentoso uso que hace de las acuarelas, del tratamiento del color dependiendo del espacio-tiempo que está narrando… cuando reseñé Descender. Tal cual, multiplicado por diez.

Si contemplar el repertorio de robots resultaba gratificante, no lo es menos el de seres sobrenaturales y animales fantásticos que pueblan ahora el CGU. Un nuevo catálogo de criaturas maravillosas que han cambiado el espacio exterior por enormes espacios en la naturaleza, pero que se ven igual de impresionantes en manos de este talentoso artista.

Cuando las tortugas vuelen…

A la pregunta, ¿es necesario haber leído Descender antes de ponerse con Ascender? contestaría que no. Ya se encargan de contar lo necesario a través de flashbacks y diversas conversaciones. Eso sí, de hacerlo, se disfruta y se siente de forma más personal y se completan y amplían todas las expectativas que los autores ofrecían en su predecesora. Y es que las secuelas deberían ser así todas o no ser.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.