ARENA BLANCA, de Brandon Sanderson, Rik Hoskin y Julius Gopez

 


Título original:
White Sand, Vol. 1 HC
Sello: Dynamite Entertainment
Guionista: Rik Hoskin (Historia: Brandon Sanderson)
Artista: Julius Gopez
Colorista: Ross A. Campbell
Publicación original: Junio 2016
Publicación España: Marzo 2017 (Ediciones B)
Valoración: Desierto de emociones /10 

 

 


Como buen politoxicómano cultural, no solo de cómics vive uno y también tengo mis épocas leer libros vorazmente. El autor por el que me ha dado últimamente no es otro que Brandon Sanderson, el MUY prolífico creador de sagas como El Archivo de las Tormentas o Nacidos de la Bruma que ha ido ganando mucha popularidad estos últimos años convirtiéndose en uno de los pilares actuales de la literatura fantástica. Cualquier mínima adición al universo que ha creado, el Cosmere, es seguida con gran entusiasmo y llena los foros de páginas y páginas de teorías conspirativas que no tienen nada que envidiar con las del Area 51 por lo que con la noticia de que todo un nuevo escenario en este cosmos que ha creado con tanto mimo se iba a desarrollar íntegramente en formato de cómic los fans se mostraron inevitablemente emocionados. ¿Sabrá mantener el toque que hace tan especial a sus novelas en este estilo de arte secuencial? Descubrámoslo adentrándonos en el mundo de…

ARENA BLANCA
de Brandon Sanderson, Rik Hoskin y Julius Gopez

El planeta Taldain, dividido en una zona en perpetua oscuridad y otra donde siempre es de día, esta poblado en esta última por los legendarios maestros de la arena, personas capaces de controlarla a voluntad mediante su agua corporal. Dentro del Diem, la congregación que aúna a estos individuos, Kenton es un integrante cuyo nulo talento le sitúa siempre bajo la alargada sombra de su padre, el Mastrell cardinal y lider de la profesión. Su testarudez innata y gran ingenio le han permitido sobrevivir hasta el momento en esta inflexible organización pero el momento de su prueba final se acerca mientras la sombra del conflicto se cierne sobre toda la región.

La fama que ha conseguido Brandon Sanderson es totalmente merecida. La capacidad que tiene para crear mundos fantásticos diversos e interesantes y sistemas de magia perfectamente definidos a la par que originales está fuera de toda duda. De hecho, lo más impactante es que detenerse a alabar estos aspectos sería únicamente arañar la superficie de obras que, por lo general, consiguen que te encariñes, o al menos empatices, casi inmediatamente con los protagonistas y que llegan a tratar temas bastante interesantes y, hasta cierto punto, algo sesudos. Entonces, ¿qué demonios ha pasado con Arena Blanca?

¡Un momento emocionante! ¡Huye, rápido!

Cierto, el peculiar ecosistema y las diversas culturas que pueblan Taldain son interesantes y pueden llegar a atrapar al lector con gran facilidad, pero es que no hay mucho más aparte de esto. Este primer volumen es un total de 160 páginas de pura exposición, de continuas explicaciones sobre como funcionan las cosas en esta tierra bajo un sol eterno y como se rige su comunidad dejando de lado cualquier acercamiento a los personajes, de los que se siembran unas pocas semillas que podrían llegar a ser interesantes si la superficie en la que se encuentran no fuese tan árida como el desierto donde tiene lugar la acción. Incluso la característica principal que hace reconocible la obra del autor estadounidense, la impecable forma que tiene de plasmar los poderes de los personajes así como sus limitaciones, se ve lastrada con el paso a las viñetas y acaba dejando con la duda de como funciona exactamente.

Es un cómic especialmente dirigido a los seguidores de la mitología del Cosmere. O al menos es esta la única razón de peso que veo para recomendarlo por lo insulso que resulta el protagonista, Kenton, o lo anodina que me parece la trama principal. Son los guiños y puertas que deja abiertas en el universo compartido de Sanderson, sobre todo por lo que parecen ser los inicios de Khriss, personaje recurrente, de una forma sutil eso si, en el resto de libros y que en esta ocasión adopta un mayor protagonismo. Tampoco seria justo decir que se abandona completamente al fanservice barato pero la obra te transmite una cierta sensación de dejadez, como si pudiera ofrecer más, que hace que no pase del aprobado raspado.

¿Por qué están los del fondo quietos mirando como pelea el prota?

Lo más preocupante es que el principal culpable de esto último sea probablemente Julius Gopez. Tal como he comentado anteriormente, las demostraciones del control sobre la arena no parecen ser coherentes en todo momento con la forma en que se explica que debería funcionar y la forma de representarlo visualmente por parte de Gopez no ayuda en absoluto a solventar el problema. Otro síntoma que demuestra que no es un cómic tan pulido como debería es la inconsistencia que se da en ocasiones muy puntuales en el diseño de algunos personajes, cambiando de una página como otra rasgos e incluso el cabello que tienen.

Soy consciente de la negatividad que desprenden mis palabras y quizás esté siendo demasiado exigente para la primera intentona dentro del mundo del cómic del prolífico autor, pero es que, con el nivel que ha demostrado a lo largo de su carrera, no se le debería pedir menos que sea una obra entretenida que te tenga atrapado desde el primer momento, algo de lo que Arena Blanca carece. 

¿Complejo de mesias? ¿Dónde?

Es un cómic solo apto para aquellos a los que los misterios del Cosmere no les dejen conciliar el sueño. Para todos aquellos que piensen introducirse en los mundos de Sanderson siento decirles que den media vuelta y se dirijan raudamente a la saga de Nacidos de la Bruma, sin duda un mejor punto de entrada que esta obra a medio cocer.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe