Aquellos Maravillosos Años 90 #5: HOMBRE LOBO, de Paul Jenkins y Leonardo Manco

Años 90. Por muchos considerada la Década Ominosa del cómic de superhéroes, cargada de vicios y excesos que a día de hoy aún perduran, en algunos casos sin ningún tipo de pudor. Sin embargo, estos años fueron capaces de entregarnos grandes historias, y hasta las leyendas de capa caída supieron alzarse e impulsar al género un paso más allá.

Para separar el grano de la paja y reivindicar las joyas ocultas (y no tan ocultas) de esta denostada etapa, vive Aquellos Maravillosos Años 90, la sección comandada por nuestro Iron. Hoy corretearemos desnudos, bañados por la luz de una luna llena para hablar de…

HOMBRE LOBO
de Paul Jenkins y Leonardo Manco

 


Título original
:

Werewolf by Night v.2 #1-6, Strange Tales v.4 #1-2
Sello: Marvel Comics
Guionista: Paul Jenkins

Artista: Leonardo Manco
Coloristas: Marie Javins y Mariana Manco
Public. USA: Feb.–Jul. 1998, Sep.–Oct. 1998
Public. España: Nov. 1998 – Abr. 1999 (Forum)
Valoración: 8/10

 

 

LA NOCHE MÁS BRILLANTE
Un hombre lobo transilvano en Nueva York

Si hablo de Strange Tales supongo que a todo el mundo le vendrá a la cabeza la clásica cabecera de Marvel, en cuyas páginas se publicaron por primera vez las aventuras del Doctor Extraño o Nick Furia: Agente de S.H.I.E.L.D. Ahora bien, si me pongo a hablar de la línea Strange Tales de 1997, probablemente bastante menos gente sepa de qué estoy hablando.

Días del futuro pasado

¿Qué fue la línea Strange Tales? Pues la respuesta de la Marvel de Bob Harras a la línea Vertigo de DC Comics, con todo lo que ello implica. En los años de Harras como editor en jefe, Marvel se caracterizó por el lanzamiento de muchas series y líneas editoriales con nula publicidad, nada de confianza por parte de la editorial y continuos cambios impuestos desde las altas esferas. Parecía que en Marvel se dedicaban a lanzar ideas y después olvidarse de ellas, para ver si alguna aguantaba. Strange Tales, lanzada en 1998, duró poco y siguió el mismo camino que propuestas editoriales posteriores, como la línea MC2, del mismo año o la línea Marvel Tech de 1999.

Única imagen de Satana de Ellis y Lee

Tres series iban a componer la línea originalmente: el Hombre Cosa de J. M. DeMatteis y Liam Sharp; Satana, de Warren Ellis y Ariel Olivetti; y la que nos ocupa, Hombre Lobo, de Paul Jenkins y Leonardo Manco. Las series de este sello iban a diferenciarse del resto en que, al igual que la línea Vertigo de la competencia, no pasarían por el Comics Code, el código de autocensura del mundo del cómic creado en los años 50 del siglo XX y que estuvo vigente en las grandes editoriales hasta principios del siglo XXI. Pero los problemas empezaron pronto: la entrada de una nueva administración en la compañía impuso una política por la cual todos los cómics de la editorial debían poder venderse en grandes superficies, cosa que era imposible si estos no pasaban por el rígido control del Comics Code. La primera serie en caer fue la Satana de Ellis, que decidió olvidarse del proyecto con dos guiones finalizados al encontrarse con condiciones completamente alejadas de las que existían cuando realizó su propuesta y que ahora ni siquiera le permitían mantener el título de la serie. Para los curiosos, decir que Warren Ellis adaptó su historia años después en Strange Kiss (Avatar Press). Así llegamos finalmente al número #1 del primer título de la línea, Hombre Cosa, con el sello del Comics Code, pero un nuevo cambio de opinión en las altas esferas hizo que ni la serie de Hombre Lobo, ni el resto de los números del Hombre Cosa pasaran por la censura. Cosas de la época.

Error 404: Comics Code not found.

En cuanto al personaje que nos ocupa, Jack Russell, el Hombre Lobo (Werewolf by Night) creado en 1972 en la cabecera Marvel Spotlight, gozó de serie propia de 43 números. Tras el final de esta serie en 1977, Russell deambuló como secundario durante los 80 y gran parte de los 90 en diversas series (Spider-Woman, Vengadores de la Costa Oeste, Morbius) y protagonizó un serial de Marvel Comics Presents, del #91 al 93 de la colección, hasta su reaparición como protagonista del Volumen 2 de su serie en 1998.

Hellblazer #92 (Jun. 1995)

A la hora de escoger el equipo creativo para la serie, hay que reconocer que en Marvel tuvieron bastante ojo fichando a Paul Jenkins. El guionista británico todavía no era el actual escritor alejado del mainstream, ni tampoco era la estrella de la Marvel de Quesada-Jemas, que se encargaría de una larga etapa en Spider-Man o de uno de los cómics más “importantes” y publicitados de la editorial: Origen. Jenkins era un autor que se estaba abriendo camino, llevaba cuatro años encargándose, con bastante buenas críticas, de la serie bandera de la línea a la que Marvel pretendía imitar: Hellblazer. Así que, ¿quién mejor para darle un aire “a lo Vertigo” a la obra? Como dibujante fue escogido Leonardo Manco, con un estilo oscuro y sucio, y que ya había trabajado para Marvel en colecciones alejadas del tono superheroico clásico, como Hellstorm o Druida.

La serie se inicia con un efectivo número de presentación, se nos presenta a un Jack Russell de aspecto desaliñado, bastante alejado de su imagen original de sano chico californiano, que hace un resumen mental de su historia al mismo tiempo que se nos van introduciendo algunos secundarios, como su novia Roxanne, que no sabe nada de su maldición. Nuestro protagonista no está simplemente atormentado por todos los problemas que le acarrea una maldición de la que lleva años intentando librarse. En los últimos tiempos la situación ha empeorado hasta el punto de que, con cada transformación en las noches de luna llena, Jack tiene visiones del infierno (acertadamente dibujado por Manco) y de un horrible demonio que lo reclama.

Leonardo Manco canaliza a Frank Miller para el “renacido” Hombre Lobo.

Buscar respuestas a estas visiones al mismo tiempo que pretende librarse de su maldición, será el principal argumento de su primera saga, de 4 números. Una mención especial merece el número #3, uno de los mejores de la serie, que de haberse publicado en la era Quesada podría haberse titulado “Hombre Lobo: El Fin” donde un envejecido Hombre Lobo reflexiona sobre su vida junto al que probablemente sea su asesino en una historia donde nada es lo que parece. Como hemos dicho, esta primera saga concluye en el número #4 con una visita al infierno donde el guionista aprovecha los puntos fuertes de su dibujante, que se luce.

El quinto número de la serie supone un número de transición, en la línea de las historias “de interés humano” de las que Jenkins abusará en su etapa en Peter Parker: Spider-Man, pero que en ese punto de la carrera del guionista, y con el panorama editorial de la Marvel del momento se trataba de un enfoque diferente, fresco. El autor presenta a algunos amigos de Jack, bastante extraños a su manera, y nos cuenta la trágica historia de un misterioso personaje que pulula por la serie desde el primer número. Con el número #6 se inicia el segundo y último arco argumental, un personaje que ayudó a nuestro Hombre Lobo vuelve para que le devuelva el favor en una historia con Topaz, vampiros, visita al Inframundo, el Motorista Fantasma y un cliffhanger con el que se cancela la serie.

“Creo que estamos en problemas.” Pueeeh…

Como se puede deducir por su corta duración (Hombre Cosa se canceló en su octava entrega), ninguna de las dos series de la línea Strange Tales contaba con buenas ventas. ¿Razones? Quizá no distribuirse en las grandes superficies perjudicó sus ventas, quizá el desinterés de su público potencial… La línea no dejaba de re-presentar clásicos Marvel en un intento de recrear el estilo “proto-Vertigo” de DC en un momento en el que la competencia había eclosionado y ya estaba publicando futuros clásicos como Predicador o Transmetropolitan. Tampoco ayudó la falta de confianza por parte de la editorial, que nunca se interesó en ellas más allá de publicarlas.

Strange Tales v.4 #1 (Sep. 1998)

Una muestra de esa desidia la encontramos en la búsqueda de alternativas para su publicación: ambas colecciones se unieron en una cabecera única llamada Strange Tales (volumen 4) a la que se le añadían historias cortas; la primera, una de Simon Garth, el Zombie de Marvel. La serie parecía pensada para publicar los números que ya estaban pagados y finalizados. Las historias continuaban directamente de las colecciones canceladas, sin aportar al lector ninguna información sobre qué había sucedido anteriormente, siendo un más que dudoso punto de entrada para nuevos lectores, por lo que no pasó del segundo número.

En estos dos últimos números, Jenkins continuaría su historia, con un Jack Russell perseguido y confundido, que quizá se había rendido definitivamente a sus instintos licántropos mientras dos policías llevaban a cabo una investigación que amenazaba con destruir todo lo que el protagonista ha conseguido. De nuevo, ambas series (recordemos que Strange Tales también publicaba el Hombre Cosa) concluyen con sendos cliffhangers, dejando al lector a medias. Las tramas del Hombre Cosa serían concluidas posteriormente en un annual de Spider-Man realizado por los autores de la serie. Peor suerte correría la obra de Jenkins y Manco, pues nunca vio sus tramas finalizadas.

“Es como una soga… apretándose…”

Así, nos quedan 8 números que muestran el potencial del personaje con el enfoque y los autores adecuados. Los 5 primeros números, por aquello de que cierran la historia, siguen siendo uno de los mejores y más desconocidos trabajos de Paul Jenkins en Marvel. Al autor le llegaría la fama entre el gran público un año después, con la serie Inhumanos junto a Jae Lee en la misma editorial que lo ignoró previamente, bajo el sello Marvel Knights. Lo que viene a confirmar que uno de los elementos básicos para el éxito es estar en el momento adecuado en el lugar oportuno.

Y hasta aquí otra entrega de la sección más oscura y violenta de Zona Zhero. Como siempre, ¿os hicisteis en su día con la edición de Planeta? ¿Os sentisteis estafados al ver que era una etapa incompleta?

ENTREGAS ANTERIORES
#1: DAREDEVIL, de Karl Kesel y Cary Nord
#2: ALPHA FLIGHT, de Steven T. Seagle
#3: SPAWN #8, de Alan Moore

#4: STRIKEBACK!, de Jonathan Peterson y Kevin Maguire

Comentad y seguid recomendándonos etapas noventeras

¡Nos vemos en la Zona!

Iron

Lector compulsivo, le gusta referirse a sí mismo en tercera persona en las bios, escribe artículos a ratos, y también acumula papel y trastos. ¡Ah! Y una vez vio un dirigible... Bueno, la verdad es que no.

También te podría gustar...

13 Respuestas

  1. lemmytico dice:

    No son las primeras alabanzas que leo a esta mini-etapa. Lástima que sean unos cómics sumamente difíciles de encontrar y que una reedición se antoje imposible. Felicidades por el texto.

    • Iron dice:

      He de confesar que es mi obra favorita de Jenkins y lo mejor que hizo para Marvel. La serie original se publicó en España, aunque por lo que he visto por ahí, si no te la pillaste en su momento es bastante complicado (o barato) encontrarla. Lo que no se publicó fueron los 2 números de Strange Tales.

  2. Dynamo Joe dice:

    Una mala asociación me había hecho enlazar con el asombroso hombre lobo de Kirkman, pero el nombre de Russell ya me ha dirigido al marvelita.
    Otro gran artículo, Iron. Tampoco son las primeras alabanzas para el guionista que oigo, ni para el dibujante con tan desafortunado apellido.

    • Iron dice:

      Imposible, ¡lo de Kirkman no es de los 90!.
      Yo siempre he sido bastante crítico con Jenkins, sobretodo con su trabajo en la Marvel de Quesada, que es cuando curiosamente contó con más reconocimiento. De cosas suyas actuales tampoco te recomendaría nada, leí hace poco Deathmatch y es EL HORROR.
      Pero este Hombre Lobo está muy chulo (claro, que voy a decir yo).
      Y, como siempre, gracias por las amables palabras.

  3. igverni dice:

    ¡Felicidades por el artículo!!

    Muchas gracias Iron por recordarme esta serie… Yo fui un de los 3 gatos que la compró en grapa USA.
    Lo cierto es que Leonardo Manco es un artista sobresaliente que convierte en oro todo lo que toca, ubicado siempre en el género de terror. Y Jenkins firma un guión muy correcto y entendiendo lo que el personaje necesitaba.

    Me acuerdo de la época, y de como se desperdiciaron conceptos que hubieron podido triunfar si se les hubiera apoyado un poco desde la Editorial: Hellstorm, Druid y este Werewolf by Night a continuación.

    Pensando en esta serie y como en la actualidad las editoriales están a la búsqueda de nuevos lectores mediante la “diversidad”, (Image está triunfando publicando muchos títulos de todo tipo de géneros, como el terror, se me ocurre la serie Wytches, p.ej.), quizá ahora sería buen momento para que Marvel relanzara su vertiente de Terror, y este título sería perfecto!!

    Aunque si recordamos las ventas de la última serie de Morbius igual el tema está chungo…

    • Igual no ayudó que se promocionara Morbius como un Michael Jackson con sudadera…

      • igverni dice:

        Muy bueno!!

        Tampoco sería ninguna locura para Marvel, ni ninguna inversión tan y tan grande, que de 60 series All-New All-Different 1 ó 2 fueran historias de terror…

        Si se vende, genial, si no se vende, pues quedará un tomito chulo de 10-12 números…

    • Iron dice:

      ¡Gracias igverni!.
      Como comentas, y sobre todo a principios de los 90 con el éxito del Motorista Fantasma y toda la línea aquella de los Hijos de la Medianoche, Marvel tuvo la oportunidad de crear titulos de terror como Hellstorm, Druid o el Morbius de Kaminski…una lástima que al final entre corrosovers, excesos editoriales y la crisis editorial posterior acabaran cargandose la línea.
      El problema es que todos los intentos posteriores por hacer series de terror han tendido a ser bastante discretos y con muy poca confianza editorial, como la linea Strange Tales de la que hablo, que poquito les habría costado no cambiar de opinión cada 5 minutos y haberla publicitado un poco. Y hubieramos tenido como mínimo, 3 series bien solidas con una temática definida y ofreciendo algo diferente del resto de Marvel.

      • igverni dice:

        Yo compraría desde ya una serie de terror ambientada en el Universo Marvel con un equipo tan sólido como era este Jenkins+Manco. Una o varias series…

        Ya sé que una serie de éxito en Image a lo mejor no vende tanto para los standares de Marvel o DC, pero en los últimos años yo estoy disfrutando con Outcast o Wytches , p.ej., y creo que sin duda hay mercado para comics o historias de terror, si se sabe promocionar bien la serie buscando un público más adulto. Y colocando a buenos creadores que tengan algo que decir en el género. Si el terror funciona en cine, TV, novelas o incluso videojuegos, no me creo que no se pueda vender el terror en comic.

        No pongo en duda que el mercado actual es más variado que el de hace unos años en el que el 99% de los personajes eran hombres blancos. Pero la diversidad de verdad no es publicar series en las que un blanco, una mujer, una chica, un gay o un asiático hacen todos lo mismo, sino realmente publicar series de géneros y aproximaciones diferentes al género superheroico. Por eso Hawkeye triunfó!

        Y es un pena que esto algo que Image entiende perfectamente, o mejor dicho sus creadores, y que a las Majors les está costando más.

        Buff, perdón por el rollo, ya nos leemos por aquí. ¡ Saludos!!!

  4. Iron dice:

    Gotham by Midnight, dejando al margen apreciaciones personales sobre la calidad (lo leido hasta ahora no me ha parecido especialmente bueno, los personajes no me han acabado de llegar y las historias me han parecido, a lo sumo, muy normalitas) ha sido una serie que el lector no acababa de situar, ¿era una serie de Batman?, ¿una serie policiaca?, ¿una serie de terror?…probablemente la culpa de eso ha sido de la editorial y su nula promoción. ¡Ey!, ¿que tienen en común la nula promoción de este Hombre Lobo y la nula promoción de Gotham by Midnight? la respuesta es: ¡Bob Harras!.

  5. Noe Lio dice:

    Se que mi comentario no tiene nada que ver con el tema pero estoy buscando a Leonardo Manco por una duda de unos dibujos, quiero saber si es el Leonardo que los dibujo.
    Si alguien sabe como contactarlo, por alguna red social o algo así, se lo agradeceria!!

Deja un comentario, zhéroe