Aquellos Maravillosos Años 90, #12: HÉROES DE ALQUILER, de John Ostrander y VV.AA

Título original:
Luke Cage, Iron Fist & The Heroes For Hire, vol. 1-2
Sello: Marvel Comics
Guionista: John Ostrander
Artistas: Pascual Ferry, Mary Mitchell y Martin Egeland
Entintadores: Jaime Mendoza, Keith Aiken y Hector Collazo
Colorista: Joe Rosas
Contenido: Heroes for Hire #1-19 y Heroes for Hire & Quicksilver Annual (Jul. 1997 – Ene. 1999)

Publicación USA: Nov. 2016 – Ene. 2017
Public. España: May. 1998 – Oct. 1999 (Planeta deAgostini)
Valoración: Luke Cage ya molaba antes de Bendis /10

Hoy en día podemos decir que Luke Cage (Power Man) y Puño de Hierro (Daniel Rand), conocidos como Los Héroes de Alquiler desde que Danny Rand se uniera a la cabecera de Luke Cage, Power Man allá por 1978, han dejado de ser personajes marginales dentro del Universo Marvel, con apariciones de peso en las series estrella de la editorial además de varias cabeceras propias en los últimos tiempos sin olvidar, por supuesto, las series televisivas. Pero hubo un tiempo en el que estos personajes, junto a tantos otros, habían sido olvidados y maltratados hasta que cierta cabecera se encargó de reivindicarlos a finales de los 90.

HÉROES DE ALQUILER
de John Ostrander y VV.AA.

SE BUSCAN HÉROES, RAZÓN… HEROES REBORN

Hacia 1996 Marvel necesitaba series, Heroes Reborn había mermado el número de publicaciones de la editorial, con algunas de las series más añejas canceladas y relanzadas por personal externo a la editorial. Esta necesidad empuja a los editores de la casa a recuperar títulos y personajes secundarios, como la de Alpha Flight o la de Masacre. Pero en los primeros anuncios de las cabeceras post-Onslaught se nombra una serie que jamás llegó a ser publicada, los Power Corps de Roger Stern. 

¿Qué sucedió con los Power Corps?, en algún momento del que se intuye un accidentado proceso editorial (originalmente se llegó a hablar de un regreso de los Defensores) Stern llega a la conclusión de que, por problemas de agenda, le va a ser imposible realizar una serie mensual por lo que propone a John Ostrander a su editor.

Bishop, más majo que las pesetas.

Ostrander, que había desarrollado gran parte de su carrera en DC con obras como Escuadrón Suicida o El Espectro había debutado en  Marvel con una miniserie de Bishop y se estaba encargando de una serie regular de Punisher, de corta duración. Tras la cancelación de esta última nuestro autor hereda el grupo de Stern con cuatro miembros ya definidos. Y es debido a dos de estos miembros que, siguiendo la línea editorial de recuperar títulos del pasado, la serie fuera finalmente lanzada el 1997 como los Héroes de Alquiler. Así regresaban Luke Cage, que contó con una breve y olvidada serie regular a principios de los noventa y Puño de Hierro, que tras morir con la serie original el 1986, había sido recuperado por John Byrne en Namor, también a principios de los 90.

El equipo creativo central de la serie se cierra con el dibujante Pascual Ferry, que por aquella época estaba empezando a trabajar para el mercado USA siendo este uno de sus primeros trabajos para Marvel y su primer encargo regular para la editorial.

SUPERHEROISMO PARA EMPRENDEDORES

El primer número de la serie, que todavía cuenta con argumento de Stern, establece el origen del grupo con un Puño de Hierro refundando a los Heroes de Alquiler, esta vez auspiciado por Oracle Inc, la empresa de Namor la cual actualmente dirige nada menos que Jim Hammond, La Antorcha Humana Original. Por supuesto Danny Rand no dudará en ofrecerle un puesto en el grupo a su amigo Luke argumentando que el mundo necesita héroes tras la desaparición de los Vengadores y los 4 Fantásticos.

La alineación inicial del grupo y los detalles de esta se establecerán en los tres primeros números, ya con Ostrander como autor completo. Así conocemos a la misteriosa Tigre Blanco, personaje creado por Stern para la serie y heredado por nuestro guionista y que es la excepción en cuanto a elección de personajes se trata. Y es que la aproximación de Ostrander a la hora de elegir personajes, tanto héroes como villanos, será la de “recuperación y puesta a punto”, así nos reencontramos ya desde el principio con Hércules y El Caballero Negro ambos algo perdidos tras el fin de la etapa Harras en Vengadores. Con estos dos personajes el guionista optará por alejarse del patrón noventero establecido por Harras y nos devolverá a un Hercules más apegado a su concepción original mientras que, durante el desarrollo de la serie, no solo establecerá un nuevo y artúrico estatus quo (alejado de las chaquetas de cuero, espadas láser y barbas de 4 días que lució la primera mitad de la década) para el Caballero Negro sino que solucionará la más que compleja situación en la que tanto este como la eterna Sersi habían quedado al final de La Saga de Proctor en la cabecera de Los Héroes Más Poderosos de la Tierra.

¡Vuela Rocinante!

Pero como ya hemos dicho, no sólo nos reencontraremos con personajes heroicos, el autor hace los deberes y también nos devuelve a villanos con solera pero significativamente olvidados, como pueden ser los U-Foes, Nitro o la gran némesis del primer año del grupo, el Amo del Mundo, inesperado villano creado por Byrne para Alpha Flight y que parece tener algún tipo de relación con, de entre todo el mundo, Luke Cage.

Y así, mientras el equipo creativo va estableciendo las subtramas centrales como la mentada relación de Cage, la relación de Tigre Blanco con una de las regiones más montañosas y mágicas del Universo Marvel o el desesperado y desastroso intento de Danny Rand por salvar un “mundo sin héroes”, también tendrán tiempo de pasear al grupo por distintos rincones del Universo Marvel donde se les irán uniendo a sus distintos personajes, perdidos debido a la cancelación de Vengadores y los 4 Fantásticos. Así se unirán al grupo personajes como Hulka, inicialmente como asesora de los temas legales del grupo, o Scott Lang, el Hombre Hormiga recién salido de los 4 Fantásticos y al que atraen los beneficios económicos de los Heroes de Alquiler. Por supuesto, y como es característica principal de la serie, nos encontraremos con personajes más marginales, como Coleen Wing y Misty King, Silver Sable y la Banda Salvaje, Punisher o Masacre, fichado temporalmente por el grupo y que tiene ocasión, no sólo de burlarse de los zapatos de Puño de Hierro sino de enfrentarse por primera vez con el que ha acabado convirtiéndose en su archi-enemigo, el Capi Loco.

CERRANDO EL CHIRINGUITO

Una vez cerrado el primer año y atados gran parte de las subtramas de la serie al guionista creativa todavía le dará tiempo de rendir homenaje al clásico viaje al interior de la Visión de la Guerra Kree-Skrull, desarrollar un poco más la nueva situación del Caballero Negro y de involucrar al grupo en el recomendable crossover con la serie de Mercurio (también guionizada por Ostrander) El Asedio a Wundagore, donde nuestro grupo se verá involucrado junto al velocista en una guerra entre el noventero mutante Exodo y el Alto Evolucionador con los Eternos y los Desviantes de por medio.

La recta final se compone de un divertido número narrando una cita entre Luke Cage y Hulka y dos números que nos llevarán a Madripoor para encontrarnos con Lobezno, Sang Chi y el Gato antes de que Oracle Inc (y Marvel) eche el cerrojo al grupo con el número #19.

¿Que sucedió?, exactamente lo mismo que a la práctica totalidad de las nuevas series lanzadas durante esta época, la bancarrota y posterior compra de Marvel llevó a la cancelación de series que todavía estaban dando beneficios con el objetivo de ofrecer unas cuentas lo más saneadas posibles a futuros compradores. Ostrander dejaría de trabajar para Marvel de forma regular, realizando tan solo trabajos esporádicos a principios del S.XXI para, desgraciadamente, acabar desapareciendo de los títulos de las dos grandes. Por su parte Pascual Ferry, además de algunos fill-ins, pasaría a realizar Warlock para Marvel antes de pasar a DC Comics.

La colaboración entre estos dos autores nos deja 19 números más que recomendables, donde, tanto autores como personajes, brindan al lector un tour por los más inesperados rincones y personajes del Universo Marvel todo ello con un tono fresco y desenfadado gracias tanto al dibujo de Ferry como a los guiones de Ostrander, que durante el desarrollo de esta serie dará rienda suelta a su poco vista faceta humorística. El autor no optará por el absurdo pero si que dejará caer bromas al lector, tanto en boca de los personajes como del propio narrador, muchas veces consciente de lo absurdos que resultan los cuadros de texto del cómic de superhéroes. Y, de nuevo, remarcar el trabajo del dibujante regular, y es que se extraña a Pascual Ferry cuando es sustituido ocasionalmente por Mary Mitchell y Martin Egeland. Se nota la dedicación del artista en cada viñeta, con una narrativa impecable y unos diseños remarcables, desde los paisajes de Wundagore o Madripoor al pequeño (y moebiano) insecto que cabalga el Hombre Hormiga. 

No eres un título respetable si Masacre no ha hecho un cameo en él.

Un cómic realizado con un estilo cada vez más en boga en los últimos tiempos con el objetivo de captar al lector advenedizo al mismo tiempo que satisface al veterano, realizado historias divertidas y ligeras (que no exentas de drama) al mismo tiempo que reivindica la riqueza del Universo Marvel y sus personajes tras años con el foco centrado en mutantes y arañas.

¡Nos vemos en la Zona!

Iron

Lector compulsivo, le gusta referirse a sí mismo en tercera persona en las bios, escribe artículos a ratos, y también acumula papel y trastos. ¡Ah! Y una vez vio un dirigible... Bueno, la verdad es que no.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Gran serie. Realmente, la época de heroes reborn no fue tan nefasta como uno pudiera imaginar. Yo me enganché a marvel en esa época gracias a series como: Thunderbolts, la aquí mencionada héroes de alquiler, Deadpool, Kazar y “las historias jamás contadas de spiderman”. Cierto que las colecciones principales eran basurilla (todas las hechas por liefeld y lee, los mutantes o el tomo mensual de spiderman que yo también compraba) pero éstas màs secundarias no estaban nada mal. Qué pena que Ostrander nunca haya sido un fan favourite porque aún no he leido nada malo escrito por él y en cambio parece olvidado por la industria. Un poco como Roger Stern.

    • Iron dice:

      Hola Luiggi. Si te fijas, tres de las que mencionas ya han sido tratadas en esta sección. Son las series que mostraron un cambio dentro de Marvel, que empezó a buscar guionistas competentes, aunque habría que esperar a Heroes Return para que esto se viera reflejado en las series importantes. Estoy de acuerdo en que Ostrander es uno de los grandes olvidados del mercado americano y eso que hace poco en DC parecía que se iban a animar a recuperar el Escuadrón Suicida.

Deja un comentario, zhéroe