APOCALIPSIS HUMANO. El descubrimiento de Mauricio Folk

El primer texto que publiqué en internet hablaba de zombis. Y, desde entonces, además de llover mucho, he escrito hasta la saciedad sobre la humanidad, sucumbiendo o no, ante apocalipsis zombis en prácticamente todas sus modalidades. Era evidente que ya sólo el título de la nueva novela de Mauricio Folk iba a llamar mi atención, pues en todos estos años nunca me había encontrado con la situación contraria, exceptuando algunos gas para comedia de terror, así que la idea de que fuesen los monstruos los que tuviesen que frenar una plaga de humanos, en sentido literal y en todo su sentido metafórico, se me antojó más que suculenta. Así que me puse a leerlo, pero sólo para descubrir que eso no era más que la punta del iceberg…

Wichita Falls, 1988. Jackie y su grupo de amigos son aficionados a los juegos de rol de mesa. Como tantos otros jóvenes, usan estos juegos para evadirse de sus realidades y lograr cosas increíbles usando el poder de su imaginación. Todavía no lo saben pero están a punto de vivir la partida de sus vidas, una grandiosa campaña llamada “Apocalipsis Humano” para la que Ja-Kill, ha inventado un sistema nuevo de juego, ambientado en su propia ciudad, en el que los jugadores interpretan legendarios y poderosos monstruos con los que liderarán la lucha contra el brote de humanos que se ha desatado en el estado de Texas.

Ja-Kill, la ‘basterd’ master.

Todo es diversión y fantasía hasta que se dan cuenta de que sus actos en el juego tienen consecuencias en la realidad, y que no basta con dejar de jugar. Lo escrito en la campaña por Jackie, escrito está. Sólo ellos lo saben y sólo ellos tienen las herramientas y la imaginación para evitar que que su realidad se vea destruida por la del juego.

Me gustaría desgranar algunos de los personajes de la historia y a los increíbles personajes que crea cada uno para el juego. Me encantaría hablar de la construcción y desarrollo de cada una de las sesiones de la campaña. Y de ese increíble doble final con el que concluyen las dos historias. Pero no puedo porque os perderíais gran parte de la magia del libro, que es ir viviendo, sufriendo y alegrándote junto a sus protagonistas, de cada uno de sus avances.

La importancia del nuevo Guardián.

Lo que sí que puedo decir es que Mauricio Folk, con su estilo narrativo casi cinematográfico, se ha sacado de la manga una novela brillante. Una historia perfectamente construida y dosificada, que resulta muy cómoda de leer, pues esa distribución por sesiones de campaña juega a favor de la implicación del lector y su forma de retener los datos proporcionados. Y sin darte cuenta, Apocalipsis Humano avanza implacable y se hace grande, sin dar tregua ni a la trama ni al lector, y consigue mantener el pulso narrativo hasta el final, e incluso más allá. Porque, aunque la historia concluye, uno de los dos finales que mencionaba deja un hilo colgando del que se puede tirar y elucubrar una vez has acabado de leer.

La edición del libro es otro factor que favorece el disfrute total de la novela, ya que, al más puro estilo de La Historia Interminable, (libro favorito del autor y de la que suscribe) la realidad y la fantasía se escriben con tipografías diferentes, algo que facilita el alcance y la repercusión de lo que ocurre en cada una de ellas. Aunque eso sí, para la editorial, una de cal y otra de arena: Las ilustraciones a página completa de Manuel J. Iniesta, de los protagonistas y sus personajes de juego que salpican los capítulos, son una maravilla digna de mención pero lo que es la corrección del texto final deja mucho que desear. Es una pena contar con un producto tan bueno y no cuidarlo como se merece.

Ni Christopher ni Christina, La Esfinge.

Me consta, porque he tenido la suerte de entrevistar a Mauricio Folk en nuestro progama dedicado a los juegos de rol y de someterlo al Test de la Isla, que este error está ya subsanado y las nuevas tiradas son correctas, así que nadie más tendrá que sufrir, porque es algo que, como lectora obsesivo-compulsiva, me saca de esa conexión que se establece con el libro y no sería la primera vez que dejo de lado una buena historia por estar mal escrita.

Con todo y con eso, los personajes que ha creado Mauricio Folk son tan fuertes y la historia tan sólida que se impone a los gazapos para mostrarse tal y como es: una historia de fantasía sobrenatural de ritmo trepidante, en la que no faltan las aventuras, los riesgos y la complicidad entre amigos. Hijos de los ’80, Folk es de los nuestros y, para muestra, un Apocalipsis Humano.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

 

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.