ÁNGULO MUERTO: ANTOLOGÍA DEL CÓMIC DE TERROR, de VV.AA


Título original:
Shikaku Horror Anthology Comic (死角 ホラーアンソロジーcomic)
Sello: Bunkasha

Mangakas: Junji Ito, Yousuke Takahashi, Kanako Inuki, Amagappa Shoujogun, Hideshi Hino, Michiru Noroi, Not Osada.
Publicación Japón: Septiembre 2016
Publicación España: Septiembre 2018 (ECC)
Valoración: Kyōfu /10 

 

 

Desde que se puso de moda, cuando se acerca la Noche de Halloween, las webs se copan de recomendaciones y listas interminables de películas, series y cómics que ver o leer esta noche. No son pocos los años que yo misma, en esta y otras webs/blogs, he optado por hacer uso de tan manida fórmula de reseña y he recomendado y deglutido listas de manga o anime de terror. Aquí un ejemplo.

Este año ECC me lo ha puesto fácil y ha recopilado, por y para mí, un buen puñado de mangakas más que hábiles en el género, en un solo tomo. Así que no encuentro mejor plan ni mejor día para pegarle un vistazo a…

ÁNGULO MUERTO: ANTOLOGÍA DEL CÓMIC DE TERROR
de VV.AA

Todos conocemos, en mayor o menor medida, a los grandes mangakas del género de terror. Pero este universo tan extendido por todo el mundo y tan arraigado en el país nipón, no se limita a Maruo, Hino, Ito o Kago. Son muchos los que, influenciados por clásicos y contemporáneos, se acercan al horror y encuentran en él un medio desde el que expresarse.

En esta antología, por supuesto encontraremos algunos de los genios que han hecho grande el manga de terror, pero lo más importante es que nos hace llegar otros autores que bien se merecen un hueco en nuestras estanterías con algunas de sus obras completas. Incluso nos descubre el talento terrorífico de algunos ajenos al género que se aventuran por primera vez en este tipo de relatos cortos.

Nueve relatos firmados por siete autores (Inuki y Takahashi repiten) que sirven como muestra del estilo narrativo y gráfico de cada uno de ellos, y de diversión a raudales para los fans del terror más retorcido y el gore más explícito. Un bonito ramillete sangriento que disfrutar en grupo y paladear individualmente.

Blancanieves, de JUNJI ITO

Espejito, espejito… Candyman!

Un clásico del terror bebiendo de un clásico de la fantasía y haciéndolo suyo. Son tantas las reseñas que he realizado de este mangaka, aquí y en nuestra web amiga Cabezas Cortadas, que pocos son los adjetivos que quedan en el diccionario para describir el magnífico trabajo de este titán de lo sobrenatural.

Una vez más Junji Ito deja claro que, lo suyo es el terror en las distancias cortas. No seré yo la que reniegue de sus obras más largas, pero siempre he defendido y admirado la facilidad con la que sabe tensar la trama y soltar el giro sorpresa final en los relatos cortos y este es otro ejemplo del saber hacer del sensei tanto al guión, como en su particular y reconocible dibujo.

Un cuento que finaliza en el prólogo, de YOUSUKE TAKAHASHI

Hostias terribles.

La comedia con trasfondo de terror es otra de las vertientes recurrentes del género, y el estilo cartoon y desenfadado de este mangaka, que recuerda al arte de Rumiko Takahashi (lo debe llevar el apellido) y en ocasiones al de Suehiro Mizuki, es ideal para este subgénero.

Esta historieta, y la última del tomo, He empezado El Tejón, nos muestran un tipo de terror más ligero, aunque no por ello menos sórdido, contenido en un dibujo expresivo y que posee ese trazo suelto, tan necesario para conseguir el gag cómico.

Medicina Espiritual, de KANAKO INUKI

Coja aire y diga hiiiiiiiii.

Si ya de por sí considero difícil gestar una buena trama de terror en pocas páginas, sin recrearse en episodios que justifiquen de algún modo los motivos que llevan al protagonista a sufrir diversos infartos mientras descubre el misterio, crear un relato corto que, a su vez, contenga microhistorias de terror en la consulta de un médico poco usual, es de genios.

Fantásticas ideas las de Inuki y fino trazo influenciado por los monstruos y yokais de Hino y Mizuki, que como dije al principio, es la otra mangaka en discordia en repetir relato, y cuya segunda historia, la séptima del tomo, titulada Mujeres en la oscuridad, menos metafísica y trascendente que la primera, advierte de su osadía narrativa también en el terreno más clásico, reafirmando su título como Reina del Terror.

El ratón de biblioteca, de AMAGAPPA SHÔJOGUN

Contigo no, bicho.

Normal que este autor forme parte de una antología del horror, pues el segmento en el que se mueven sus publicaciones es el hentai más incestuoso y pederasta que te puedas echar a la cara. Por suerte para todos, este relato se aleja de su tónica habitual y se centra en el tipo de terror que nos ocupa en este Ángulo Muerto, ese que se atisba por el rabillo del ojo. Del que te enseña nada poco y te agita en el asiento, intranquilo.

Si los trabajos de Shôgojun, implican una destreza narrativa como la que desprende este one shot, es un mangaka digno de admirar por su dominio de la distribución y transición entre viñetas, así como de la dosificación de la tensión. Y es que, pensándolo bien, sólo se trata de conseguir excitar el cerebro del lector, dejando ver o no según qué cosas.

Una leyenda del circo, de HIDESHI HINO

Ven, Monchito, que te peino.

Otro del que no hace falta decir apenas nada. Cualquier lector mínimamente interesado en el manga de terror se encuentra de primeras con este nombre. Este relato en concreto es el único de la antología que ya había leído, pues forma parte de los grotescos episodios su particular Circo de los Horrores.

A Hideshi Hino le gusta mezclar los fantasmas y yokais con el gore y la casquería más repulsiva, mientras explotan pústulas y crecen criaturas hasta en rincones del cuerpo donde nunca ha habido presencia de luz, y eso es lo que encontraréis en su relato, amén de unos diseños de personajes que han inspirado a innumerables autores y que nos reporta tanta diversión a los amantes del terror.

Un libro de ilustraciones repulsivas, de MICHIRU NOROI

Me he vuelto a equivocar de línea de metro.

Este relato ahonda en el terror más profundo de la psique humana. La sugestión que, llevada al extremo deriva en paranoia y no permite discernir entre la realidad y los sueños. Puede que con este relato, a pesar de lo extraño, sea con el que más cómodo se sienta el lector no familiarizado con el terror japonés, ya que este tipo de dibujo, con mucha tinta, contrastes y referencias se acercan más a nuestro continente, que no quiere decir que sea sencilla.

Un relato de ensoñaciones dalinianas, que contiene otro relato ilustrado en su argumento, cuyo estilo de dibujo varía lo suficiente como para pensar que pertenece a otro autor pero sin alejarse tanto como para no lograr ese efecto “meta” que desorienta y propicia la pérdida de contacto con la realidad, aupándonos a un final delirante.

El pájaro enjaulado, de NOT OSADA

¿Arderé en el infierno por usar una imagen de Ito en el manga de Osada?

El último relato que nos ocupa, el penúltimo del recopilatorio, tiene como víctima una única muchacha, nueva en el instituto que sufre en sus propias carnes el terror más tortuoso del bullying de contacto. La envidia de sus compañeras que la acusan de bruja por el trato de favor del profesor guaperas y la sobreprotección no solicitada de otro compañero desembocarán en una tragedia romántica ultrasangrienta.

El estilo siniestro de dibujo y la atípica manera de disponer las viñetas tornan en desasosiego el desarrollo de los acontecimientos, de manera concisa y directa. Los hechos son estos. Pim, pam, pum, matarile.

Ángulo Muerto es una de las mejores recomendaciones del género de terror para una Noche de Halloween, repleta de estilos de dibujo, de maneras de contar historias de miedo y de llegar al desenlace. Porque hay muchas formas de transmitir el concepto que cada persona tiene del terror y cada una de las que componen esta antología rezuma el espíritu de su autor.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.