ALL-NEW ALL-DIFFERENT MARVEL #1s (XI): ¡El Espacio, la última frontera…!

IRFoY2d

¡Manganésicos (y manganaquéllicos también) saludos, zhéroes!

 ¡Bienvenidos a una nueva entrega de All-New All-Different Marvel #1s!
Esta semana Joe está muy ocupado preparando no-sé-qué de un… ¿pozkas? ¿podscat? ¿gatovaina? No sé, nunca había oído hablar de ello. ¿A vosotros os suena de algo?

En fin, el caso es que está ocupado, y como esta semana apenas ha habido dos nuevos números #1 (e iba a acabar leyéndome ambos porque me interesaban), me ofrecí a relevarle, que al final estos post se hacen en dos patadas, no sé de qué se queja. Estos pelirrojos, que no tienen nada de aguante, ni de chicha, ni… ¡ni de alma!, ya puestos (creo que la Biblia dice algo al respecto… ¿o era de las mujeres? ¿o los perros? ¿o ambos?).

Nada, que se le ha subido a la cabeza que la semana pasada Marvel presentara una serie protagonizada por un condenado zanahorio

¡Todo-Nueva Todo-Diferente Marvel! ¡En Zona Zhero!

CAPITANA MARVEL:
“And she’s buying a stairway to heaven…”

 

 

Título original:
Captain Marvel #1:
“Rise of the Alpha Flight”

Guionistas: Michele Fazekas y Tara Butters
Artista: Kris Anka
Colorista: Matthew Wilson
Publicación USA: Enero 2016
Public. España: – (Panini)
Valoración: 8/10

 

 

¿De qué va?: Cuando Carol Danvers no está luchando junto a Fuerza-V o solucionado los problemas metafísicos del universo Marvel con los Ultimates, se encarga de la Estación Espacial Alpha Flight. Éste es su primer día de trabajo como Comandante y le tocará enfrentarse a… el aburrimiento de la burocracia intergaláctica.

Opinión: Tres años y medio después de que Kelly Sue DeConnick ascendiera a Carol Danvers de Señorita a Capitana, esta semana comenzaba el paso del manto a las guionistas Michele Fazekas y Tara Butters en su primer trabajo en el medio de la historieta. Entonces, ¿por qué ellas? Por el maravilloso trabajo que han realizado con la buena de Peggy en la serie de televisión de Agent Carter (reseñada aquí). Y aquí continúan desplegando sus dotes para la caracterización, no sólo de personajes femeninos fuertes (que también), sino de todos los personajes que aparecen (especial mención a su genial versión de Puck) en este reencuentro de los lectores con lo que queda de Alpha Flight. Todo el número está dedicado a situar a Danvers en su nuevo status quo y sus motivaciones mientras nos presentan al resto del elenco y un primer vistazo a un misterio relacionado con el paso de la Capitana Marvel.

“No tengo intención de sentarme tras una mesa durante dos años. Y, chicos, llamadme Carol.”

En el apartado gráfico tenemos a un Kris Anka que, como es habitual, opta por un trazo limpio y un énfasis en la expresividad de sus personajes para disimular sus carencias a la hora de aplicar detalles a sus diseños. Así, de no ser por la estruendosamente aplaudible labor de Matthew Wilson con el tratamiento del color, el resultado final se revelaría demasiado artificial, tan claro y y plagado de líneas rectas, con cierto abuso de las posibilidades del medio digital (buena parte de las escenas con naves espaciales, éstas están clonadas, siendo especialmente evidente en la presentación del hangar). De todos modos, el planteamiento es efectivo, se adapta perfectamente a las exigencias del guión y, como digo, la expresividad de los personajes es incontestable (ay, y esa icónica portada…).

¿A quién le puede interesar?: Tanto a los seguidores de la Capitana Marvel de DeConnick como a los que no gustaran de su tratamiento, esto es un genial punto de partida para los que quieran conocer a Carol Danvers o acceder a un punto de inflexión en su vida suficientemente rupturista como para que no sea necesario conocer la historia hasta ahora. Y por supuesto, a quienes echaran de menos a Alpha Flight (chicas, Puck sigue disponible *guiño, guiño*) y quieran ver una versión con los pies en la Tierra de la dinámica de los Green Lantern Corps en el universo Marvel.

Para otra opinión, pasaos por las Líneas Cinéticas del siempre lúcido Daniel Gavilán.

ESTELA PLATEADA:
Fahrenheit 616

 

 

Título original:
Silver Surfer #1:
“Homecoming”

Guionista: Dan Slott
Artista: Michael Allred
Colorista: Laura Allred
Publicación USA: Enero 2016
Public. España: 2016 (Panini)
Valoración: 9/10

 

 

¿De qué va?: Tras regresar de la nada a la que escaparon tras el final del multiverso, Estela Plateada continuó sus aventuras intergalácticas con una Dawn más segura de sí misma y con afán explorador. Ahora es el momento de regresar a casa para visitar a la familia, pero al llegar descubrirán que una raza alienígena está privando a la Tierra de su recurso más preciado

Opinión: Que la unión del friki de Doctor Who que es Dan Slott con el grandísimo dúo pop que forma el matrimonio Allred en un ambiente cósmico era todo un acierto ya lo dejé entrever cuando me tocó reseñar los números del volumen anterior correspondientes a los Últimos Días del Universo Marvel durante nuestro seguimiento de Secret Wars (del que me falta hacer el post de resumen final, aunque en la Distinguida Competencia ya han hecho el suyo*sigh* Siempre vas tarde, Ander). Pues bien, aquel volumen fue cerrado de forma redonda y satisfactoria, cerrando todas las tramas más allá de la promesa de nuevas aventuras, y estas nuevas aventuras empiezan ahora… O más bien terminan ahora, en tanto que aquí también han pasado 8 meses tras el fin del evento, hasta el punto de que Slott lo plantea como tiempo real (celebración conjunta de Halloween, Acción de Gracias y Navidad al llegar a casa incluida), pero ¿qué ha cambiado?

“Cada libro de la Tierra, siendo deshecho… Cada verso musical… Cada obra de arte…”

Nada, en realidad. Y eso en una serie que ya era sobresaliente siempre es buena señal. El espíritu de la cabecera sigue intacto, si acaso corregido y aumentado para unos autores aún más desatados (el padre de las hermanas Greenwood se parece más a Dan Slott que nunca) y donde las referencias a la cultura pop, clásicas (¿recordáis el gag sobre la relación de Norrin con El Mago de Oz?) y modernas. No entraré en potenciales spoilers visuales, pero sería quedarse corto decir que la premisa del argumento de este número unitario (aunque plante semillas para una trama futura) se presta al despiporre y el festival de guiños cinematográficos, literarios e historietísticos.

¿A quién le puede interesar?: Sano disfrute para toda la familia que ningún aficionado al cómic de superhéroes, a las historietas de ciencia-ficción clásica, a Estela Plateada o, qué demonios, a Dawn Greenwood debería perderse. Es un cómic con el que no se puede fallar, se lo recomendéis al amigo que se lo recomendéis. Salvo a los detractores del estilo de Mike Allred, pero claro, ¿quién quiere amigos así?

Y hasta aquí la breve entrega de esta semana de All-New All-Different Marvel.
Aunque no tan breve como la de la semana que viene que, salvo sorpresas, constará de una sola reseña… Ah, pero es la reseña de un cómic muy esperado. Y por si no nos creéis…

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Anónimo dice:

    Se nota que has disfrutado reseñandolas, no ha sido ningún sacrificio, por lo que veo. ;)

  2. Dynamo dice:

    Se nota que has disfrutando reseñandolas.
    No ha sido ningún sacrificio, verdad.

    • Dynamo dice:

      Vamos, que el anónimo anterior era yo.

    • Reverendo Móvil dice:

      No sé de qué me hablas. He sufrido mucho. De hecho, no me han gustado nada pero como esto es una web marvelzombie me ha tocado apechugar.

      P.S. Gracias por comentar, DJ ;)

      • Dynamo dice:

        Jamás pensé decir esto, pero entre el tema espacial a lo Corps Green y los Alpha Flight estaré pendiente de la Capitana.

        • Es un número 31 y puede cambiar muchísimo, que el título de la serie es genérico y bien podría perder a los Alpha Flight o cambiar de escenario, pero me parece a mí que vamos a explorar las raíces cósmicas de los poderes de Carol mientras tenemos una interacción cojonuda con los secundarios. El Puck de estas guionistas es genial (más allá de lo genial que es Puck per se).

  3. Venga va, probaré Capitán Marvel y Estela…

Deja un comentario, zhéroe