ALITA: ÁNGEL DE COMBATE. La belleza está en el interior

Título original:
Alita: Battle Angel
Año: 2019
Director: Robert Rodriguez
Guión: James Cameron, Laeta Kalogridis, Robert Rodriguez (Manga: Yukito Kishiro)
Fotografía: Bill Pope

Reparto: Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Jackie Earle Haley, Ed Skrein, Mahershala Ali, Lana Condor, Keean Johnson, Jorge Lendeborg Jr., Eiza González, Leonard Wu, Elle LaMont, Marko Zaror, Jorge A. Jimenez, Billy Blair, Jeff Fahey, Casper Van Dien, Idara Victor, Derek Mears, Rick Yune, Hugo Perez, Alex Livinalli, Neal Kodinsky, Sam Medina, Darcel Danielle, Garrett Warren, Vincent Fuentes, Gregg Berger, Michelle Rodriguez, Edward Norton, Jai Courtney

Valoración: Menú Doble con Extra de acción, Cyborgs y Secuelitis

SinopsisCuando Alita se despierta sin recordar quién es en un mundo futuro que no reconoce, Ido, un médico compasivo, se da cuenta de que en algún lugar de ese caparazón de cyborg abandonado, está el corazón y alma de una mujer joven con un pasado extraordinario y unas habilidades de combate únicas. Mientras Alita toma las riendas de su nueva vida y aprende a adaptarse a las peligrosas calles de Iron City, Ido tratará de protegerla de su propio pasado, mientras que su nuevo amigo Hugo se ofrecerá a ayudarla a desenterrar sus recuerdos.

Últimamente cada año tenemos una adaptación hollywoodiense de un manga casi de manera anual. Hace unos años fue la fresca y espectacular Al Filo del Mañana y el año pasado tuvimos la descafeinada pero interesante adaptación de Ghost in the Shell. Pues ahora, llega Alita: Ángel de Combate, el cual fue el bebé de James Cameron durante muchos años pero como se metió de lleno en el Universo de los pitufos espaciales se la dejó a su colega Robert Rodriguez (cómo mola The Faculty ¿eh gente?). Así que ahora nos llega esta Alita, creada por una dupla tan interesante como la de Cameron y Rodriguez.

A priori Alita: Ángel de Combate es otra producción más como Valerian, Tomorrowland, Mortal Engines, etc… es decir, es de ese tipo de blockbusters de ciencia ficción visualmente cautivadores, con una premisa la mar de interesante y un Universo lleno de secretos sofisiticadamente guardados para futuras secuelas que al final hace quedar a la pelicula como una primera pieza de un puzzle que aún no está completo. Es cierto que Alita tampoco se salva de esta maldición y peca bastante de eso, pero aún así tiene los suficientes elementos como para conseguir salir airosa y destacar algo más que los últimos titulos de esta ristra. 

Y si consigue destacar y ser un título digno y solvente es sobre todo por su protagonista. Porque aunque parece mentira, pocas veces lo mejor de estas producciones suele ser el protagonista, sino secundarios con más rollo o carisma que el personaje principal, pero afortunadamente Alita es la pieza clave por la que funciona está pelÍcula. Dejando al lado el increíble trabajo de Weta con el CGI de Alita, el cual hace que parezca totalmente un personaje de carne y hueso sin tener ella nada de eso, lo que hace funcionar a Alita es que simplemente está bien escrita. Es una heroína de acción pero no nace siendo eso, ves su progreso y aprendizaje y, sobre todo, cómo resbosa más humanidad que cualquier otro personaje en la película. Fuerza, carisma, determinación y una sensibilidad muy bella y natural es lo que convierte a esta cyborg en un personaje que salva por completo la función e incluso te deja con ganas de más. Sin olvidarnos de la verdadera protagonista tras el mocap, Rosa Salazar quien hace un excelente trabajo llenando de alegría, inocencia e humanidad a Alita.

Aunque de primeras, Alita: Ángel de Combate no parece una película de Robert Rodriguez, su sello está esparcido por toda la producción. Sobre todo en las escenas de acción, que gozan de una violencia que prácticamente se pasa el PG 13 por el arco del triunfo con innumerables mutilaciones y desmembramientos de cyborgs que son una verdadera delicia. Y lo cierto es que se agradece que una pelicula PG 13 lleve al límite el uso de la violencia. Las set pieces son sólidas y dignas destacando una adrenalínica secuencia en el Motorball, una especie de la cúpula del trueno de Mad Max mezclado con Fórmula 1.

Otro aspecto a destacar es el Universo de la película, que aunque tiene aspectos ya vistos en otras producciones de este calado, Rodriguez construye un universo lo suificientemente rico y detallado como para destacar por sí solo. Sin embargo, no estamos ante una gran película, y es que, el mayor pecado de Alita es que cuando terminas de verla, lo has pasado bien, pero te das cuenta de que gran parte de la historia ha sido un prológo de dos horas de lo que podría estar por venir. Y si, es cierto que puede ser una saga interesante, pero la pesa el hecho de cosas como que conozcamos al villano principal de la historia en el último minuto de la pelicula o que ciertos cabos se dejen sin resolver.

Alita: Battle Angel es un memorable espectáculo visual, con un universo interesante y rico en detalles, una gran protagonista con mucho carisma, buenas set pieces de acción (con una violencia bastante bestia para ser PG-13) pero que falla a la hora de ser una historia completa y cerrada. Me explico, entiendo que dejen cosas sueltas para futuras secuelas, porque quien no lo hace ahora en Hollywood, pero otra cosa es que la historia de tu película y ciertas cosas que prometes durante ella se queden en un mero set up, que vista las previsiones de taquilla no creo que lo veamos continuar nunca.
¿O sí?

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.