ALIADOS. Hasta que los nazis nos separen

Título original:
Allied
Año: 2016
Director: Robert Zemekis
Guión: Steven Knight
Fotografía: Don Burgess

Reparto: Brad Pitt, Marion Cotillard, Lizzy Caplan, Matthew Goode, Jared Harris, Jason Matthewson, Angelique Joan, Sally Messham, Iain Batchelor, Morslay Zaruba, Raphael Acloque, Angus Kennedy, David Bonneville, Tiar Lounis.
Sinopsis: Año 1942 durante la Segunda Guerra Mundial. Max, un espía del bando aliado se enamora de Marianne, una compañera francesa, tras una peligrosa misión en el norte de África. La pareja comienza una relación amorosa hasta que a él le notifican que Marianne puede que sea una agente doble que trabaja para los nazis.
Valoración: Las hipnóticas miradas de Marion Cotillard/10

Tras la versión de animación con Jim Carrey de Cuento de Navidad y fracasar estrepitosamente con Marte Necesita Madres (no estoy bromeando, eso existe), Robert Zemeckis volvió al cine dramático con la notable El Vuelo y la simpática y visualmente vertiginosa El Desafío. Ahora, el bueno de Zemeckis nos traslada a la Segunda Guerra Mundial con este romántico relato de espías y traiciones que parece sacado del cine clásico.

Aliados es ante todo un thriller romántico. Sí, esta ambientada en la II Guerra Mundial y tiene  dos set-pieces de acción muy bien pulidas y ejecutadas pero, al fin y al cabo, es una historia sobre la relación de esta peligrosa pareja. El último trabajo del director de Náufrago gira en torno la vida de dos espías infiltrados, un británico (Tyler Durden) y una francesa (Talia Al-Ghul), que se enamoran durante una misión en Casablanca y posteriormente acabar casándose. Pero no todo es lo que parece y, pronto, las dudas sobre si ella es una espía doble alemana comienzan a aparecer. La historia de Aliados, no es nada nuevo, al fin y al cabo, ya hemos visto relatos románticos llenos de suspense, pero a diferencia de otras películas, aquí Zemeckis, gracias a su innato talento para contar historias, logra elevar un material que en manos de otro habría sido un telefilm de Antena 3.

La historia está dividida en dos grandes partes diferenciadas. La primera situada en Casablanca, nos muestra como la pareja se va conociendo y enamorándose poco a poco. En este punto Zemeckis te da una de cal y otra de arena, ya que el ritmo en esta parte se puede hacer lento para el espectador, pero, por el contrario, pienso firmemente que el hecho de que su relación se vaya forjando con tanta naturalidad, beneficia enormemente a la segunda e intrigante parte. Una parte en la que Zemeckis maneja, con un pulso tremendo, el suspense que recae sobre el personaje de Marion Cotillard, quien da fruto a una intrigante trama que finaliza de la manera más satisfactoria (y tensa) posible. Por otro lado, Aliados deja y transmite un regusto a cine clásico hollywodiense que hará las delicias de muchos. Desde el brillante diseño de producción hasta la fantástica ambientación (las partes en Casablanca son deleite visual), todo está realmente cuidado hasta el último detalle.

Otra de las cosas que hacen ascender a Aliados de mediocre a algo digno es la excelente puesta en escena de Zemeckis. El encuandre de los planos, la posición de los actores en pantalla, etc… este hombre dirige que da gusto, algo que beneficia de sobremanera a la película. Gracias a esta dirección tan brillante, el realizador estadounidense consigue regalarnos al menos dos o tres escenas memorables, como ese apasionado momento dentro de un coche en medio de una tormenta de arena. Un buen ejemplo de la magia visual que transmite Zemeckis.

En cuanto al reparto, se apoya totalmente en los dos pilares de la película. Pitt y Cotillard. Él está correcto sin más, no es de sus mejores papeles, pero Brad siempre cumple con los mínimos; ella es sin duda quien roba el show. La actuación de Marion Cotillard es de lo mejor de la película, ya que la actriz francesa consigue transmitir cercanía y duda al mismo tiempo. Una de esas actuaciones que consiguen añadir capas e interés a un personaje que en este caso, lo requiere. Sin duda, no me extrañaría que la nominasen, entre otros galardones, a los Oscars del año que viene. 

Resumiendo, Aliados es un solvente e intrigante thriller romántico de espías ambientado en la II Guerra Mundial, que se ve elevado por el talento de Zemeckis detrás de las cámaras, así como por una hipnótica actuación de Marion Cotillard. Puede que le sobren unos 10 minutos, pero el ritmo general de la película es bueno y Zemeckis siempre sabe cómo mantener el intéres.
Un relato que nos devuelve al cine clásico de los años 1940-50 de una manera eficaz y satisfactoria. Especialmente recomendada para nostágicos de aquella época y amantes de las historias de amor trágicas.

¡Nos vemos en la Zona!

 

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe