AKIRA TORIYAMA – Retrospectiva #7: JACO, EL PATRULLERO GALÁCTICO

 

 

Título original:
Ginga Patrol Jaco (銀河パトロール ジャコ)
Sello:
Sueisha
Mangaka:
Akira Toriyama
Contenido:
Ginga Patrol Jaco #1-11

Género: Shonen / Comedia/ Ciencia Ficción
Public. Japón:
Julio 2013 (Shonen Jump)
Public. España:
Marzo 2015 (Planeta DeAgostini)

Valoración: 7/10

 

 

Todas las obras de Akira Toriyama son entrañables y divertidas, pero hay algunos personajes que te arrancan una carcajada desde dentro de la manera más absurda. Hoy vengo a hablaros de, posiblemente, la obra corta más redonda del mangaka, llena de intenciones, guiños secretos por desvelar y cameos varios, que harán de ella un disfrute total para cualquier amante del cómic de aventuras. Hoy vengo a hablaros de…

JACO, EL PATRULLERO GALÁCTICO
de Akira Toriyama

Jaco es uno de los valientes miembros de la Patrulla Galáctica, enviado a la Tierra para detener una nave procedente del Planeta Vegeta, a bordo de la que viaja un saiyan para destruir nuestro planeta según las órdenes de Freezer. En su misión, Jaco tiene un accidente con su propia nave y queda atrapado en una isla. Allí vive Omori, un viejo cascarrabias que gracias a sus intentos de construir una máquina del tiempo se ve capaz de ayudar al patrullero a arreglar su nave, mientras el sentido un tanto peculiar y estricto de la justicia que tiene Jaco irá llenando todo de situaciones cómicas y de acción que atrapan desde la primera página. Pero lo que hace única a esta historia es que a lo largo de la misma vamos a descubrir que lo que tenemos entre manos es la precuela de Dragon Ball. Tanto es así que ahora que se ha descubierto el pastel lo venden como Dragon Ball #00.

Aquí estoy porque he venido!

Tal y como os comentaba en el capítulo anterior de esta retrospectiva (si no lo has leído puedes hacerlo aquí) Toriyama creó varias historietas en torno a la Patrulla Galáctica. Una suerte de policías del espacio que velan por la seguridad de todos los planetas de la galaxia. Si bien en la otra reseña hablábamos de las aventuras y desventuras de Jiya, en esta ocasión será Jaco quien nos deleite con su arte. Y es que la personalidad que Toriyama ha desarrollado para este personaje no se puede denominar con otra palabra. Todo un ejercicio artístico, ya no tanto del dibujo en sí, que también, pues la cantidad de posturitas que puede llegar a adoptar el extraterrestre para dar lecciones de justicia son para hacer un catálogo, sino por su manera de actuar y de comportarse ante actos reprobables que nos parecen cotidianos y normales. El artista recupera el tono de las primeras historias de Dragon Ball para lanzarnos su mensaje entre gag y gag.

Hasta para dar patadas voladoras tiene clase

Una vez más, y esto ya es fijación absoluta del autor, las aventuras tienen relación directa con islas habitadas por viejos tarados, con ideas y costumbres locas, pero con más sabiduría de lo que aparentan, y que por supuesto demostrarán a lo largo de la historia. Lo que le gusta retratarse a este señor en sus propias obras…

Además de este detalle autobiográfico, que siempre resulta efectivo, el mayor recurso que Toriyama emplea y que resulta esencial que sus obras tengan el éxito que tienen es la atemporalidad de sus argumentos. Resulta tremendamente atractiva la mezcla, en su justa medida, de las tradiciones, vestuarios y costumbres del pasado, con el loco futuro de naves y androides que bullen en la mente del autor. Esa es una de las claves para el éxito constante de cada una de las obras que firma.

Entrada en escena dramática. Muy Jaco.

La otra clave es cualquier relación o nuevo detalle que se nos pueda revelar sobre Goku. Y llegamos al punto peliagudo de este manga. El enorme revuelo que se montó en internet cuando una de esas revelaciones vio la luz no podría describíroslo aquí. La gente está loca y entra en polémica, a veces sin saber. Tranquilos que no voy a spoilearos nada, pero sí que lo que aquí se cuenta aleja un poco a Goku del mito de Superman en el que se supone que estaba basada su historia (Y que nosotros ya vimos en este otro capítulo de nuestra retro que las referencias del sensei fueron otras. Si es que hay que leer Zona Zhero).

Personalmente, me ha gustado que toda esta parte que resulta ser la precuela de Dragon Ball esté contada indirectamente y a través de cameos de esos que le encantan a nuestro autor y a nosotros, fans ciegos, claro está. De tanto realizarlos y relacionar constantemente unas historias con las otras con pequeños detalles, la aparición de estos personajes no se ven forzadas y resultan totalmente integrados en la trama.

Pues no se si habrá sitio para aparcar en el centro…

Así que, si aún no la habéis leído os recomiendo que lo hagáis. Es una historia agradecida, una aventura sencilla pero repleta del humor blanco y para todos los públicos, tan característico y reconocible como los trazos del dibujo de Toriyama. Una comedia repleta de sorpresas y cameos de personajes emblemáticos que renacen en favor de la historia, y que, de nuevo, muestran el amor que Toriyama profesa por sus creaciones.

RETROSPECTIVA: Akira Toriyama
#1: DR. SLUMP   #2: DRAGON BALL   #3: MANKAN ZENSEKI
#4: COWA!   #5: SANDLAND   #6: KATSURA AKIRA
#7: JACO, EL PATRULLERO GALÁCTICO
#8: NEKOMAJIN, EL GATO MÁGICO   #9: KAJIKA

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe