AJIN: SEMIHUMANO, Vols. 1-7, de Tsuina Miura y Gamon Sakurai



Título original
:
Ajin, Vols. 1-7 (亜人)
Sello
: Kodansha
Género
: Seinen / Sobrenatural
Mangakas
: Tsuina Miura, Gamon Sakurai
Publicación Japón
: Mar. 2013 – Nov. 2015
Public. España
: Dic. 2015 – Ago. 2016
(hasta el Vol. 4, en Norma)
Valoración
: La humanidad merece la extinción/10

 


Que nadie se lleve las manos a la cabeza. No estoy descubriendo la Atlántida cuando digo que la crueldad del ser humano es algo tan inherente a nosotros como la mecánica interna que nos permite respirar. Ya sea por la sociedad, la educación o el instinto de supervivencia (no voy a decir nada de la religión), estamos dotados de una retorcida inteligencia que aprende antes lo malo que lo bueno. Y, el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Hoy hablamos de un thriller de acción repleto de esa moralina antisocial que, personalmente, me encanta. Hoy hablamos de…

AJIN: SEMIHUMANO
de Tsuina Miura y Gamon Sakurai

Antes de empezar dejemos claro el tema de la autoría del manga. La idea original y el guión del primer tomo y medio corren a cargo de Tsuina Miura, pero es Gamon Sakurai quien dibuja de principio a fin y toma el relevo a partir de la mitad del segundo tomo. Que, tanto en la ficha como en los títulos, aparezca Miura es simplemente respeto al guionista original y reconocimiento a la idea y el planteamiento de la misma, pero el mérito hay que otorgárselo, sin duda, a Sakurai, que es el que estuvo mes a mes sacando adelante la publicación de esta obra tan pulcra.

Kei Nagai es el mejor estudiante de preparatoria de medicina, necesita entrar en la mejor facultad de medicina para estudiar cómo curar a su hermana de su extraña enfermedad. Todo comienza cuando Kei, justo antes de las vacaciones de verano, es atropellado mortalmente por una furgoneta ante la atónita mirada de varios compañeros de instituto y viandantes varios. Como si no ocurriera nada, se levanta y, al mismo tiempo que los que le rodean, se da cuenta de que es el tercer ajin conocido en el país nipón. Los ajin son unos seres no humanos, que, aunque sí mantienen su apariencia, poseen una existencia inmortal. Da igual cuántas veces y de qué forma mueran que siempre reviven. Algunos, como Kei, no saben que lo son hasta que mueren la primera vez.

Para que otros países no se apoderen y experimenten con los ajin descubiertos en su territorio, el gobierno ofrece una recompensa millonaria, así que, en cuanto se corre la voz de la condición de Kei, del que reniegan hasta sus padres, da comienzo una cacería por parte de cazarrecompensas y mercenarios de todas partes. El propio gobierno envía a Tosaki, el mejor agente del departamento de control de los ajin, y su ayudante Shinomura, para capturarlo, e incluso, otros ajin, como Sato y Tanaka, los dos de identidad pública en Japón de los 46 totales que hay reconocidos en el mundo, quieren ser los primeros en encontrarle. Una persecución demasiado grande para un pusilánime estudiante de preparatoria. Menos mal que cuenta con la ayuda de su amigo de la infancia Kai Kaiko, y de alguna que otra cualidad desconocida hasta ahora. Además de ser inmortales poseen una voz peculiar que tiene extraños efectos sobre los humanos si se usa de la forma adecuada, pero el mejor extra de ser un ajin es el banshee, un espectro negro sin cara a tu completo servicio. Y aquí viene el quid de la cuestión, del mismo modo que Kei no es un ajin normal, su espectro tampoco lo es, demostrando más independencia de la que se espera para algo que forma parte de tí. Al final resulta que hay más ajin que en la guerra, con diferentes intenciones respecto a la raza humana y respecto a Kei, y que el espectro de Kei no es el único especial.

El secreto del éxito de Ajin no es su similitud (en el fondo, que no en la forma) con Tokio Ghoul y esa dualidad monstruo-humano en la que el protagonista tiene que luchar consigo mismo para darse cuenta de que todos somos iguales y nadie es más que nadie. No, aunque hay que reconocer que el éxito de los ghouls de Sui Ishida ha influido en la preparación de una trilogía fílmica en curso de Ajin, de la que irán saliendo las tres temporadas de anime (o al revés, no domino el japonés fluido para confirmarlo). La historia es buena, así que la expectación que rondaba alrededor del estreno de la adaptación animada ha ocasionado que se publique aquí. Pues genial.

La originalidad de la historia se ve reforzada página a página por una estructura perfectamente organizada, en la que se nos presenta a los personajes y el planteamiento en el primer tomo, en el segundo tomo se nos dejan caer unos cuantos ganchos (cliffhangers, para los especialitos) y a partir del tercero empieza a enredarse todo, dejando claro que nada, nadie, ni sus intenciones son lo que parecen. Como la vida misma. La perfecta combinación de acción, intriga (con varias tramas abiertas desde el comienzo), terror sobrenatural y un gore tan cuidado como fantásticamente ejecutado, hacen que la violencia extrema de algunas escenas quede plasmada en unas composiciones siniestramente bonitas.

Y es que ése es el verdadero punto fuerte de Ajin. Su dibujo con dejes de grandes maestros como Katsuhiro Otomo o Satoshi Kon que mejora a cada viñeta. La historia evoluciona a la vez que la destreza a los lápices de Gamon Sakurai y su acierto a la hora de acelerar y ralentizar la acción, dotada de un catálogo visual completo: peleas, asaltos, secuestros, batallas de monstruos gigantes. Capítulo a capítulo se va apreciando la mejora en la expresividad en rostros y ojos, que ya partía de un punto bastante alto, y la comodidad que la historia y sus personajes le proporcionan al mangaka, transformando su seguridad en una lectura tan ágil como adictiva. Y, aun así, el dibujo de Sakurai todavía tiene una característica a destacar: la sensación de movimiento, fuerza y velocidad que transmiten los espectros negros cuando luchan pero sin perder su magnitud y textura frágil.

Trimestralmente seguiremos destripando la extraordinaria historia y el gran dibujo de Gamon Sakurai, sin olvidar que el que engendró todo fue Miura sensei, hasta llegar a los siete tomos que completan la transformación de Kei Nagai. Hasta entonces…

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe