30 años de… COMMANDO, viva El Chuache y la madre que lo parió

Cuando nuestro querido Juanan me comentó la idea de reseñar esta cinta por aquello de que este mismo año ha cumplido tres décadas redondas y nos hallamos en pleno #ZZYearTwo, creí que yo no era el tipo adecuado. Nunca la había visto antes, y me preocupaba que no me pareciese tan mítica y disfrutable como al resto del mundo. ¿Y si en vez de parecerme una memez épica y desternillante me parecía solo… una memez?

Ahora, una vez vista, puedo decir que mis miedos eran infundados. Porque Commando es lo mejor del mundo. Y si no estáis de acuerdo os reviento, tíos mierdas.

El Chuache es mágico. El Chuache hace que todo sea mejor. El Chuache te hace feliz con su sola presencia. El Chuache es amor. El Chuache es vida.

COMMANDO
de Mark L. Lester El Chuache


Título original: Commando
Año: 1985
Director: Mark L. Lester
Guión: Jeph Loeb, Steven E. De Souza, Matthew Weisman
Reparto: Arnold Schwarzenegger, Rae Dawn Chong, Dan Hedaya, James Olson, Bill Duke, Vernon Wells, Alyssa Milano, Bill Paxton, David Patrick Kelly, Chelsea Field

Sinopsis: El coronel John Matrix (Arnold Schwarzenegger), experto en artes marciales, es un comando sin igual; sin embargo, debido al número de operaciones especiales en las que ha intervenido, ha sido ‘jubilado’ para protegerlo de quienes desearían vengarse de él. Pero un dictador sudamericano despiadado y vengativo ha logrado localizarle y secuestrar a su hija. Para recuperarla, Matrix deberá volver a Sudamérica con una última misión: acabar con el presidente Velásquez.

Solo con la introducción de nuestro protagonista, en la que es mostrado talando árboles con sus absurdamente grandes músculos mientras suena la impertinente, desequilibrada, anticuada y por encima de todo maravillosamente pegadiza banda sonora de un James Horner claramente colocado, empecé a reírme.

Después aparece su hija, Alyssa Milano (Phoebe en Embrujadas, el mundo es hermoso), doblada por una señora de 65 años, y las risas continúan. ¿Cómo no hacerlo? Son tan ridículamente felices… se hacen cosquillas, nadan, dan de comer a Bambi, cada uno prueba el helado del otro a pesar de que ambos helados son idénticos… A la cinta se la pela todo esto. No quiere hacer creíble la emotiva relación entre padre e hija. Sabe que no estás aquí por eso. Así que en cuanto acaban los créditos empieza la mandanga.

Para cuando han pasado 10 minutos El Chuache ya ha matado a alguien. Lo que sigue a partir de este punto, sin parar, es difícil de describir. Todo, todo lo que se le pide a El Chuache está aquí. Y todo es tan exagerado que resulta paródico, aunque no creo que sea intencionado. Lo cuál hace que sea tres veces mejor.

¿El Chuache haciendo burradas? Lo tienes. Pone un coche en marcha tirándolo por un barranco, salta de un avión en despegue, arranca con sus manos desnudas el asiento de un coche para ocultarse en el hueco, levanta del suelo una cabina de teléfono con un hombre dentro y la alza por encima de su cabeza, hace salir despedidos a varios agentes que se le echan encima como si fuesen de dibujos animados, se balancea como Tarzán , le habla de tú a tú a una avioneta para amenazarla con destrozarla… Una inyección de la más simple y descerebrada testosterona. ¿Frases lapidarias dichas por El Chuache o que hablan sobre su figura? Imposibles de mencionar todas. Mis favoritas seguramente también sean las vuestras:

-¿Se acuerda de mí, Mayor?
-Me acuerdo… ¡TÍO MIERDA!

-Eres muy ocurrente Sully, me gustas. Por eso a ti te mataré el último.

-El sospechoso mide como metro noventa de puro músculo, es un gigante el hijo de puta.

-¿Te acuerdas de que prometí matarte el último?
-Es verdad, lo prometiste.
-Te engañé.

-¿Tienes miedo cabrón? Haces bien, porque este boina verde te va a dejar para los tigres.
-Yo desayuno boinas verdes. Y ahora tengo hambre.

-¿Qué cree que va a ocurrir?
-LA TERCERA GUERRA MUNDIAL.

-¿Dejaste algo para nosotros?
-CADÁVERES

Todas dignas de risas y aplausos. El Chuache es el que mejor lo hace. Es tan mal actor, pero de forma tan única y carismática. Sus caretos son un milagro. El Chuache es amor. El Chuache es vida.

Y luego están las muertes de turno para los villanos. Es increíble como la película te da toda la acción que podrías pedir, exagerada y sin detenerse en gilipolleces, y al mismo tiempo le presta tan poquísima atención a los detalles de dicha acción. Commando es cutre. Con trucos y fallos tan evidentes que, de nuevo, hacen que sea tres veces mejor. La pelea final contra Bennet, el mejor villano posible para esta película, es para enmarcar. Suelta un poco de vapor, Bennet.

BeYShIT

Es mala de la forma correcta y lo bastante autoconsciente como para formar parte de la broma en según qué escenas. Y además de El Chuache sale Bill “game over, man, game over” Paxton. Doritos, cerveza, amigos y Commando. Hacedme caso. 

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. jorgevillar0 dice:

    jajajaja Amo Commando y me he reído agusto leyendo la reseña. La mejor película del Chuache ¿Terminator? ¡bah!

  2. arkhamkaveli dice:

    jajajajaja ¡cojonuda reseña, sí señor! ¡qué risas me acabo de echar! risas y ganas de verla por enésima vez ¿a alguien le sobran unos Doritos?

  3. chaconator dice:

    me ha encantado, esa peli era la bomba chuache en estado piuro xD

  4. figuracuatro dice:

    güeit a minit… ESE Jeph Loeb?!

Deja un comentario, zhéroe