25 años de… TRIUNFO Y TORMENTO, de Roger Stern y Mike Mignola

Con motivo del primer aniversario de Zona Zhero como web, hemos decidido analizar un puñado de obras que, de un modo u otro, cumplen una cantidad respetable de años en 2014. Y dado que hoy se ha publicado una entrada sobre Hellboy, ¿por qué no referirnos a una obra de su creador? Un relato mágico y trágico en el que un héroe y un villano se unían como iguales para enfrentarse a los fuegos del infierno

DOCTOR EXTRAÑO & DOCTOR MUERTE:
TRIUNFO Y TORMENTO

de Roger Stern y Mike Mignola

Título original:
Doctor Strange & Doctor Doom: Triumph and Torment
Sello: Marvel Comics
Guionista
: Roger Stern

Artista: Mike Mignola
Entintador: Mark Badger
Colorista: Mark Badger
Contenido:
Marvel Graphic Novel #49 (Jul. 1989)

Public. USA: Sep. 2013 (Reedición)
Public. España: Abr. 2013 (Panini)
Valoración: 9/10

EL DON DEL HECHICERO SUPREMO
Amor de madre y otros tatuajes infernales

Corría el año 1982 cuando Marvel decidió impulsar una nueva línea de cómics, de narrativa más extensa explorando historias más complejas y cuidadas que las que podían encontrarse mes a mes: la línea Marvel Graphic Novel (nada que ver con las DC Graphic Novel de, casualmente, el año siguiente, ¿verdad?). Estrenó la línea el hoy canónico La muerte del Capitán Marvel, de Jim Starlin, y por allí pasaron otras “novelas gráficas” aún alabadas a día de hoy, como La Patrulla-X: Dios ama, el hombre mata, de Chris Claremont, o la obra que nos ocupa: Doctor Extraño & Doctor Muerte: Triunfo y Tormento.

Cuando este cómic vio la luz, Roger Stern era un guionista consolidado tras casi tres lustros en Marvel Comics, pero Mike Mignola era aún un talento incipiente con muchas aristas que pulir. Es por esto que para Triunfo y Tormento fue emparejado con Mark Badger, un artista muy prolífico en los años 80, que aquí entintaría y colorearía el trabajo de Mignola. De la mezcla de estos tres pares de manos surgiría una revisión demoníaca de la clásica “búsqueda del tesoro”, luchando contra el pasado y el destino, para recuperar el alma de una mujer de las llamas del Averno. ¿El truco? Esa mujer es Cynthia von Doom, la madre del Doctor Muerte, que vendió su alma a Mefisto para salvar a su familia acabando con los opresores de su pueblo.

La historia se divide en tres partes bien diferenciadas, enmarcadas por el relato del anciano Genghis, el sabio canalizador de la palabra de los Vishanti. En la primera de ellas, el propio Genghis emitirá un mensaje místico de llamada a los más grandes hechiceros de las distintas partes del mundo. Entre ellos se encontrarán, evidentemente, el Doctor Extraño y Victor Von Muerte, mientras todos asisten, atónitos, a las palabras de las tres entidades conocidas como los Vishanti: quien consiga liberar de su yugo al anciano Genghis, obtendrá el título de Hechicero Supremo de la Tierra.

“Somos Oshtur… Hoggoth… y Agamotto. Somos los inmortales Vishanti.”

Siendo los poderes de Doom limitados en lo mágico, pero efectivos en lo tecnológico, el villano se limitará a sobrevivir y observar atentamente en este primer enfrentamiento, cuya respuesta final será hallada por Stephen Extraño, garantizándole el codiciado título. Sin embargo, el cargo viene con una condición ineludible: el nuevo Hechicero Supremo debe conceder un don a los supervivientes de la prueba Vishanti, siendo el Doctor Muerte el único que cumple dicha condición. ¿Su deseo? Recuperar de las garras de Mefisto el alma condenada de su madre.

Las reticencias iniciales de Extraño a realizar cualquier tipo de favor al tirano de Latveria se suavizarán en el segundo acto, cuando el Hechicero Supremo sea invitado al castillo de Doom y conozca de boca de uno de sus súbditos la trágica historia de Victor Von Muerte. Y es que Roger Stern va introduciendo de forma muy inteligente los orígenes de ambos protagonistas para que esta historia sea fácilmente accesible a nuevos lectores y se sostenga por sí misma sin conocer a los personajes: todo lo que necesitas saber, está aquí.

“Soportaré cualquier calvario, Extraño… pero el Doctor Muerte no suplica.”

Embarcados ya en el periplo infernal, el tercer acto es un juego de espejos, mentiras y sufrimiento como sólo el reino de Mefisto el Oscuro puede ofrecer. Ya desde la imponente figura en su primera aparición frente a los protagonistas deja clara su predisposición a la teatralidad, otra capa más de su personalidad engañosa: Mefisto es menos poderoso de lo que él cree y, sin duda, mucho menos de lo que aparenta. De todos modos, no por ello es un enemigo a batir fácilmente, siendo la mentira su arma predilecta.

Recurriendo al engaño es como se aprovechará Stern, de nuevo, para relatar en este caso el origen de Stephen Extraño, si bien introduce alteraciones debido a la influencia de Mefisto, que busca debilitar al Hechicero Supremo sabiendo que su unión con Muerte podría resultarle claramente perniciosa. Y aún no he hecho referencia a la maestría con que Mignola y Badger atacan estas páginas, pero es que de las dudas iniciales debido a las figuras informes del creador de Hellboy, el lector enseguida pasa a enamorarse sin remedio de la retorcida oscuridad que es capaz de alcanzar con las tintas y colores de su compañero. Sin duda, la simiente de Hellboy bien podría estar plantada en estas páginas del dibujante.

Espejismos, apariencias engañosas y giros inesperados mediante, la recta final de esta novela gráfica se convierte en una lección de caracterización a la hora de mostrar las dos caras de Victor Von Doom como ya dejara entrever John Byrne en sus Cuatro Fantásticos. No es de extrañar que ese aspecto redentor de la personalidad de Muerte siga tan vigente hoy en día, como hemos podido ver en Axis, el último gran evento marvelita.

“Sus sueños de conquista continuarán. Y –por ahora, al menos– su alma le sigue perteneciendo.”

El resultado final es una historia completamente satisfactoria de apenas 80 páginas que no deja indiferente a ningún lector, especialmente si tenía las mismas ideas preconcebidas del Doctor Extraño en torno a Doom. La imagen del dictador de Latveria no será nunca la misma tras Triunfo y Tormento, dos palabras que resumen a la perfección el alma negra de Victor Von Muerte.

Y hasta aquí la reseña de esta pequeña joya del universo Marvel que, afortunadamente, podemos disfrutar sin ningún problema en nuestro país debido a la reciente edición de Panini, publicada hace poco más de un año. A los ancianos del lugar como a los nuevos lectores, ¿qué os pareció la lectura de esta obra la primera vez que la pudisteis disfrutar?

¿Tú qué opinas, Victor?

Seguid disfrutando de nuestra semana de aniversario.
¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Ferran dice:

    Me la has vendido de tal manera que en cuanto lo vea lo pillo SI o SI

  1. 22 Enero, 2015

    […] del Doctor Extraño, se nos vuelve a narrar el origen de sus poderes, como ya habíamos visto en el Triunfo y Tormento de Stern y Mignola, o más recientemente, en el (espectacular) annual de los Nuevos Vengadores de […]

Deja un comentario, zhéroe