25 años de… REGRESO AL FUTURO II, de Robert Zemeckis

Hay secuelas que avanzan en la historia de los personajes ya introducidos, generalmente hacia terrenos más dramáticos, cuando la intención es contar una historia de largo recorrido en varias partes (como Star Wars). Otras crean nuevas aventuras totalmente independientes (como Indiana Jones). Y otras, y este caso es el que nos ocupa, parecen autoconscientes de su imposibilidad de alcanzar el encanto de la primera película y confían en que el carisma del personaje principal (o personajes) y las posibilidades de la mitología asentada basten para crear una cinta disfrutable. En este caso así ha sido, afortunadamente. O será.

Con motivo del primer aniversario de Zona Zhero como web, hemos decidido analizar un puñado de obras que, de un modo u otro, cumplen una cantidad respetable de años en 2014. Y santas paradojas temporales Robin, esta película cumple 25 años… ¡y sus acontecimientos suceden el año que viene!

REGRESO AL FUTURO II
de Robert Zemeckis

back_to_the_future_part_ii_ver2

Título original:
Back to the Future – Part II

Año: 1989
Director: Robert Zemeckis
Guión: Bob Gale, basado en una historia de Bob Gale y Robert Zemeckis.
Reparto: Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Thomas F. Wilson, Elisabeth Shue

Sinopsis: Aunque a Marty McFly todavía le falta tiempo para asimilar el hecho de estar viviendo dentro de la familia perfecta gracias a su anterior viaje en el tiempo, no le queda ni espacio para respirar cuando su amigo Doc aparece de improviso con la máquina del tiempo (mucho más modernizada), e insta a que le acompañen él y su novia a viajar al futuro para solucionar un problema con la ley que tendrá uno de sus futuros hijos. En la tremenda vorágine futurista del Hill Valley de 2015, la presencia de tales viajeros temporales causará un efecto mayor que el que iban a arreglar.

Está claro que la imprescindible Regreso al Futuro es un puzle demasiado perfecto como para reproducirlo con una secuela no planteada originalmente que tampoco puede ser del todo “una nueva aventura” por la necesidad de atar cabos. Así pues, Zemeckis simplemente juega con las posibilidades temporales sin mayor pretensión que la de crear un complemento molón para el film original. Por tanto, Regreso al Futuro II no es, ni pretende serlo, mejor que la anterior, ni siquiera equiparable. Solo es una ración extra, más jugosa y enrevesada que la primera, que satisface al 100% nuestras ganas de más DeLorean, más Marty, más Doc, y más líos temporales. Con eso basta para pasarlo pipa.

back_to_the_future_part_2_1989_685x385

La peli empieza a saco. Si en la primera entrega había una cuidada colocación de las piezas clave durante los primeros minutos, esta comienza justo donde la anterior lo dejó, y nos metemos de lleno en una aventura que transcurre en tres épocas distintas y en la que se juega con la línea temporal con mucha más intensidad.

Empezamos en un 2015 extremadamente caricaturesco y exagerado (en un año nuestro estilo de vida va a cambiar mucho, según parece) que supone la parte más floja del film. Se nota que esta parte de la historia ha sido desarrollada principalmente para cuadrar con el final de la primera entrega, si bien es de este segmento de donde saldrán los problemas posteriores, concentrados en el famoso Almanaque Deportivo. En cualquier caso, aunque durante esta parte haya elementos bien curiosos que han pasado a la cultura popular por méritos propios y también tenemos guiños divertidos en la ambientación, el resultado general está demasiado pasado de vueltas para mi gusto.

amanac2200126 Pero atención, que hay detalles importantes. Para empezar, es aquí donde se asienta el triste destino de Marty, que no tendrá resolución hasta la siguiente película. Además, el rol de Biff Tannen pasa del obstáculo necesario del anterior film, a villano con todas las de ley. Aplausos a Thomas F. Wilson, que no solo interpreta a cuatro versiones del personaje muy diferentes entre sí, si no también a su histérico y cibernético nieto, y también a Michael J. Fox, que en esta parte futurista hace algo similar.

Volvemos a 1985… pero a uno muy distinto. La cinta dobla su interés en este presente negrísimo, ya sea por los tintes oscuros que adquiere la historia, ya sea por la ambientación, ya sea porque es aquí donde comienzan unas paradojas temporales tan disfrutables y atrayentes como incoherentes si se analizan en profundidad. Qué más da, la saga usa los viajes en el tiempo como vehículo de entretenimiento, sin comerse la cabeza.

Viajamos por segunda vez en la saga a 1955, en concreto a la noche en la que George y Lorraine se enamoraron y Marty pudo regresar a su presente. Me resulta muy inteligente que hagan una coña referente al motivo por el cual es precisamente en esta noche cuando el Biff anciano de 2015 cambia el transcurso de la historia, ya que no hay una razón real para esto, más allá de propósitos narrativos. Y menudos propósitos. La emoción, tensión y diversión conseguida en este último tercio es casi equiparable a la conseguida en la muy posterior ‘Harry Potter y el Prisionero de Azkaban’, de un estilo más o menos similar en el clímax.

En cuanto al final, nos encontramos con un señor cliffhanger que nos deja con unas ganas irrefrenables de ver la siguiente. Hasta nos ponen una especie de “en el próximo episodio…” para engancharnos más si cabe.

BeYShIT

En definitiva, esta segunda entrega es inferior a su memorable predecesora y tiene ciertos problemas, pero maldita sea, va como un tiro. Es divertida, trepidante, y engancha a lo loco. Ojalá todas las pelis de aventuras actuales fuesen como ésta.

¡Seguid disfrutando de nuestra semana de aniversario!

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

5 Responses

  1. Ocioso dice:

    Uno de los gags de la película se producía cuando Marty pregunta a Doc si no va a llamar la atención con la ropa que lleva. Doc le contesta que basta con que saque por fuera los bolsillos de los pantalones vaqueros. Divertido porque era una parodia exagerada de las tonterías que se habían ido poniendo de moda en el vestir aquellos primeros años 80.
    Desde entonces hemos hecho montones de putadas a nuestros vaqueros: dobladillos, perneras hiperestrechas, telas elásticas, agujeros en las rodillas, jirones en los muslos, pero no hemos alcanzado la estupidez propuesta en la película.
    Hasta este verano. Los bolsillos no se dan la vuelta, se ha ideado una forma todavía mas gilipollas de exponerlos a la vista: las chiquillas cortan los pantalones solo un centímetro mas allá de las bragas para que puedan asomar los bolsillos por debajo.
    Como heterosexual debo dar doblemente las gracias: por el placer que la tontería supone para la vista de este viejo verde; y porque la moda no haya alcanzado a los tíos.
    …¿Con qué estábamos?…
    ¡Ah, sí, Regreso al futuro dos! Muy buena. La mejor de las tres.

    • Pues en Gijón no sé, pero en Donosti yo he visto algunos de esos “pantalones” con los bolsillos asomantes cubiertos de lentejuelas doradas. Ahí es ná.

      Y sí, yo me quedo con la segunda peli de cabeza, aunque probablemente tenga que ver con que en realidad es la primera que vi, y repetidas veces, además, antes de llegar a ver la primera. Evidentemente la más floja es la tercera, pero también tiene su punto.

  2. Ocioso dice:

    Ander Luque (Reverend Dust) : en Donosti yo he visto algunos de esos “pantalones” con los bolsillos asomantes cubiertos de lentejuelas doradas

    No son lentejuelas. Eso es porque se les ha soltado la purpurina que se han puesto en el c****

  3. Juanan Brundle dice:

    Otro que también la tiene como su favorita.

  4. Llego tarde, pero bueno … varios apuntes.

    1) Es impresionante como supieron ver (O imvoluntariamente consiguieron) plasmar esa obsesion ochentera que inundaría estos años, aunque sea exageradamente (Y aun no descarto que filmen suficientes peliculas de Tiburon antes del año que viene xD)

    2) Lo de que van al final de la 1º parte es por una reescritura del guión (Se explica bien en los extras del DVD, y supongo que del BR tambien lo harán) que els salió muy bien.

    Originalmente cuando se planteaban las secuelas la idea era que fuera a los 60 y en la 3º a los 70 y que así Marty fuera influyendo (más aún) en la vida de sus padres, pero se desecho porque el actor que hace de George se subio a la parra y pedia la luna por participar (De hecho tuvieron movidas porque hay alguna escena que reciclaron de la 1 con su cara y les demandó).

    3) Aunque si es cierto que tiene a nivel de argumento ciertas contradicciones consigo misma (Biff dándose el almanaque a si mismo cuando no pueden verse por crear una paradoja) y alguna con la 1ª parte … Who the fuck cares?. ¡Aeropatines y coches voladores!.

    4) Apoyo lo dicho por Ocioso de dar gracias a las modas absurdas de pantalones, como viejo verde machista y falocéntrico que soy (Pero que me quiten lo mirado :P )

Deja un comentario, zhéroe