25 años de… BATMAN, de Tim Burton

Con motivo del primer aniversario de Zona Zhero como web, hemos decidido analizar un puñado de obras que, de un modo u otro, cumplen una cantidad respetable de años en 2014. Hace 25 años llegó el segundo gran pilar del cine de superhéroes, 11 años después del Superman de Donner: Batman.

Tuvo la difícil tarea de hacer olvidar al público la colorida y desenfadada versión televisiva de los 60 encarnada por Adam West. La potente campaña de marketing dejaba clara la participación en la banda sonora del entonces increíblemente popular Prince y eso, junto al reclamo de tener a un titán como Jack Nicholson encarnando al Joker, hizo que la gente inundara los cines. Pero… ¿es esta película tan memorable como para merecer ese éxito?

BATMAN
de Tim Burton

Título original: Batman
Año: 1989
Director: Tim Burton
Guión: Sam Hamm y Warren Skaaren
Reparto: Michael Keaton, Jack Nicholson, Kim Basinger, Robert Wuhl, Pat Hingle, Billy Dee Williams, Michael Gough, Jack Palance

Sinopsis: La oscura y peligrosa ciudad de Gotham tan sólo se halla protegida por su corrupto cuerpo de policía. A pesar de los esfuerzos del fiscal del distrito Harvey Dent y el comisario de policía Jim Gordon, la ciudad es cada vez más insegura hasta que aparece Batman. La reputada periodista Vicky Vale intentará descubrir el secreto que se oculta tras el Hombre Murciélago.

Es cierto que ahora, cuando el gran público piensa en Batman, le viene a la mente la trilogía dirigida por Christopher Nolan o la saga de videojuegos Arkham, pero no conviene olvidar esta primera gran película sobre el personaje pues, personalmente, a quien escribe estas líneas le sigue pareciendo una de las mejores cintas del Hombre Murciélago, así como una de las grandes del género. O al menos, una de las más carismáticas y especiales.

Su rasgo distintivo más evidente es su extraordinaria atmósfera. Ya en los primeros segundos del film uno tiene claro que está en la ciudad de Gotham. La fotografía, los espectaculares decorados y hasta el vestuario, crean un escenario atemporal que se nos mete bajo la piel. Casi podemos oler la ciudad, mientras vemos una situación que bien podría ser el asesinato de los Wayne, si no fuera porque Batman ya existe. Éste es otro punto clave del film: no nos muestran el origen del héroe, más allá del trauma que lo empezó todo. De hecho, la película no se narra bajo el punto de vista de Batman.

Esto ha hecho que exista la creencia popular de que el protagonista de la película es realmente el Joker, pero yo no creo que se trate de eso. No, toda la película es Batman. Él es el núcleo de todo. Lo que sucede es que vamos conociéndole a través de los ojos de otros, haciendo que el retrato del personaje no se forme por exposición si no mediante sus actos, gestos, miradas y pequeñas piezas de información. La escena inicial a la que estaba haciendo referencia sirve de ejemplo. Siguiendo a dos atracadores a los que Batman mete caña, descubrimos infinidad de cosas del héroe.

Es cierto que el denso guión se toma licencias importantes con respecto a los cómics, pero creo que la apuesta que hace por tirar de misterio al dibujar a Batman y su alter ego, y por meter de lleno al espectador en la situación de Gotham, como si nos hubiésemos perdido la introducción, sale muy bien. Hace a la película mucho más absorbente y hace que el director se sienta, creo, mucho más cómodo.

Burton, si bien de cómics controla más bien poco, parece entender a la perfección a Batman. Su dolor, su tortura, su locura y su determinación. Y Michael Keaton, una decisión de casting arriesgadísima, está que se sale en el papel del murciélago. En un ejercicio de pura contención, Keaton compone al mejor Batman del cine en cuanto a presencia en pantalla se refiere. A nadie le ha quedado mejor el traje. Nadie tiene una mirada más idónea para Batman. En serio, la escena en la que lleva a Vicky (interpretada por una absolutamente arrebatadora Kim Basinger) a la Batcueva en el Batmóvil es una maravilla. Habla del personaje más que líneas y líneas de diálogo.

Si tengo alguna queja con esta versión tan oscura y torturada de Batman es una falta de calor y humanidad que hace que resulte difícil explicar por qué es “el bueno” de la película cuando es casi tan cruel como el Joker. Un Joker para el que Nicholson ni siquiera necesitó leerse el guion (teoría mía) y que chupa cámara todo lo que quiere y más. Es justo lo contrario a Bats: de Joker lo sabemos todo, e interpretativamente… bueno, digamos que por momentos la cinta se convierte en “el Show de Jack”.

Me parece bien, y es que la cantidad de momentazos memorables, frases listas para citar y puntazos cómicos que aporta (ojo a todas sus interacciones con el pobre Bob, su principal secuaz) son incontables. Sí, la peli es muy divertida, lo cual es curioso porque también es tremendamente oscura. Lo que mejor resume este extraño equilibrio es la escena en la que Joker electrocuta a un hombre hasta que queda carbonizado tiene un tono de comedia. Tela.

La relación entre héroe y villano se reconstruye por completo para el film, pero funciona estupendamente, resulta intensa y fascinante a su manera y propicia un clímax con un sabor clásico muy majo. Eso sí, ni siquiera la recta final, salvo quizá el segmento con el Batwing, resulta espectacular ni trepidante. Sí, es justo admitir que la acción se ha quedado sumamente vieja y ortopédica, sobre todo si consideramos que por esos años se hicieron cosas mucho más apabullantes en ese sentido. Algún que otro bajón de ritmo a lo largo del metraje tampoco ayuda, pero en general nos hallamos ante una película que en conjunto, supera el reto que se le impuso: hacer funcionar a Batman en la gran pantalla.

BeYShIT
Hay defectos sí, pero la forma de retratar a Batman, el circo (¿Lo pilláis? Joker. Circo. Jejeje) que monta Joker, las interpretaciones de Keaton y Nicholson, la impresionante atmósfera y la magistral banda sonora de Danny Elfman los compensan con creces.
Batman es todo un clásico.

Por lo demás, seguid disfrutando de nuestra semana de aniversario.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Yo creo que su gran punto fuerte es que, aparte de tener que salir de la alargada sombra del Batman de West, es una de las pocas veces en las que se ve que Batman es algo más que un multimillonario que se enfunda en un traje a pelear rateros, ¡Es también un detective!, cosa que desde Batman Forever, y sobre todo se ve en las de las de Nolan (Por mucho que me mole su premisa de hacer un bat-universo coherente con el mundo real) suele dejarse muy de lado, eso en caso de que aparezca ese aspecto.

    Como película de su época es muy grande, y pese a sus ahora fallos vistos con ojos de adultos de 2014 (¿Qué película de los 80 no los sufre?), y de licencias artísticas que están hechas ad-hoc para la película como que el Joker matase a los Wayne en vez de ser Joe Chill (Lo que para mi le da bastante sentido a la historia para unir a Joker y Batman como dos caras de la misma moneda) , considero que (Y seguro que esto empieza una discusión de fanboys enfurecidos por no adorar al suyo como el definitivo, lo veo) Keaton es, hasta la fecha, mucho más Bruce/Batman que el resto de sus encarnaciones cinematográficas.

    • Aquí tienes a otro firme defensor de que el mejor Bruce/Batman hasta la fecha ha sido Michael Keaton (y las ganas que tengo de ver BIRDMAN no caben en un cajetín de comentarios). Precisamente porque, aunque considero que Christian Bale ha sido un gran Batman, nunca me terminó de convencer como Bruce Wayne, especialmente en la última película de Nolan donde se me hacía casi vergonzante.

      De todas formas, el gran mal de la “des-detectivización” de Batman aqueja ya a los propios cómics, que se han olvidado de seguir pistas, reconstruir casos y buscar culpables. Al final la inteligencia queda de lado, dejando paso a la acción y a una supuesta complejidad (te miro a ti, “Zero Year”) que al final termina por llevar de la manita al lector para que no se pierda. Afortunadamente, los fans de la faceta detectivesca hemos encontrado un filón en la saga de videojuegos ARKHAM.

      • A mí, como Bruce, me gusta más Bale. Y en general el Batman de Nolan cuenta con detalles que el de Burton no tiene, y viceversa. No creo que ninguno lo clave. Pero bueno, para eso tenemos el de la serie animada, que es la versión perfecta. Y ya que habláis del tema detective, ese lo es un rato.

        En cualquier caso, Keaton lo peta, me alegra ver que coincidimos. Temía desatar una guerra cuando lo menciono en la reseña. :P

        • La serie animada de BATMAN juega en otra liga y creo que en eso estaremos de acuerdo todos. Para mí es el Batman definitivo, y es difícil que alguien venga a quitarle el puesto.

          P.S. Lo cual me recuerda que algún día tendré que leerme el Batman de Morrison xD

        • He dicho encarnaciones cinematográficas precisamente para evitar a las versiones animadas, que le dan sopas con honda a todos sin compasión alguna (No en vano introdujeron de ahí personajes como Herley Quin)

  2. batskwlkr dice:

    Coincido con el autor, sobre todo en lo de la atmósfera y en la elección de Keaton, que lo borda. Como niño de los 80 que soy, viví la ola de Batmanía que generó esta película. Tengo el álbum de cromos completo y alguna cosilla más de la época.
    No tengo la película muy reciente, pero creo recordar que el asesinato de los Wayne sí que salía, y que era un joven Joker quien lo perpetraba.

    Bat-saludos!

    • Sí, cuando menciono que “el trauma que lo empezó todo” sí se muestra me refiero precisamente a que sí vemos el asesinato de los Wayne. Es lo único que vemos del origen de Batman. :)

      Yo no viví la Batmanía, me tocó la Spidermanía de los 2000, que también estuvo muy bien.

  3. Fernando (@ArkhamKaveli) dice:

    Esta fue la película que me hizo acercarme a los superhéroes por primera vez (luego vinieron las series de animación y después los cómics) y fue cuando me di cuenta de que este tipo con cuernos y cara de mala leche me encantaba.

    Admito que siento debilidad por Adam West y su ‘chiripitiflautico’ Batman y que la trilogía de Nolan, con sus pros y contras, me parece una maravilla pero Tim Burton construyó aquí un comic en movimiento empezando por unos escenarios de Gotham brutales. Keaton puede estar orgulloso porque se le recordará como uno de los mejores Batman, sin duda.

    PD: es la única película que he tenido en 3 formatos diferentes: VHS, DVD y blu-ray xD

  4. CarlosPlaybook dice:

    Pensaba que solo se podían hacer reseñas de obras que coincidieran en aniversarios acabados en 0 (broma interna de los amigos de ZonaZhero). Lo mejor de la peli es ese Harvey Dent negro!!
    Es la primera peli de supers que vi en el cine y viví de lleno la Bat-Mania que se desató por lo que siempre será una de mis favoritas a pesar de lo de Harvey y lo de que sea el Joker quien asesine a los Wayne, cosa que entiendo sirve para dar empaque a la peli para los no lectores y servir para la dualidad de “Tu me creaste y yo te creé a ti” entre el Joker y Batman. Y sintiéndolo mucho por Ledger, Nicholson es el Joker. Juega a su favor las escenas del tanque químico y, especialmente, cuando lo acaban de operar, pide un espejo y empieza a reír. Ese es el Joker, caballeros!

Deja un comentario, zhéroe