EL LIBRO DE LA SELVA, nostalgia salvaje


Título original:
The Jungle Book
Año: 2016
Director: Jon Favreau
Guión: Justin Marks (sobre la novela de Rudyard Kipling)
Reparto: Neel Sethi, Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Lupita Nyong’o, Scarlett Johansson, Giancarlo Esposito, Christopher Walken, Garry Shandling
Sinopsis: Mowgli, un niño criado en la selva por una manada de lobos, emprende un fascinante viaje de autodescubrimiento cuando se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida.
Nota: 8/10

Que Disney ahora mismo está imparable y posee gran parte de la industria del entretenimiento es una verdad, pero también hay que reconocerle a la dueña de gallinas de huevos de oro como Marvel Studios o Star Wars que actualmente se encuentra en uno de sus mejores momentos creativos, tanto en las producciones marca de la casa (como la fantástica Zootrópolis) como en las de compañias que posee: Civil War ha salido realmente bien y casi todos estamos bien contentos con el resultado de El Despertar de la Fuerza, ¿no? Pero claro, Disney quiere más, y como sabe que a todos nos gusta la nostalgia más que a un tonto un lápiz, ha recuperado la moda de adaptar sus clásicos animados a la imagen real, y aunque Benéfica Maléfica no cayó con muy buen pie entre crítica y fans, tras ella vino La Cenicienta de Kenneth Branagh, que no es más que un correcto traslado del cuento a la pantalla, pero simpático y fiel. Por si fuera poco ya se han confirmado live-actions de La Bella y la Bestia (que vaya repartazo que tiene) y Mulán, y según rumores hasta de la mítica El Rey León. Esto puede parecer otra moda convertida en exceso, pero si todas las versiones que están por venir terminan siendo la mitad de buenas que El Libro de la Selva de John Favreau, pónganme mil, Disney.

Si El Libro de la Selva funciona tan bien es gracias al inteligente uso que hace del peligroso factor nostalgia. Como decía antes, a todos nos tira la nostalgia y más cuando hablamos de uno de los clásicos mas queridos y conocidos de Disney. Por lo tanto,  en casos como estos es fácil caer en el abuso y que la película se convierta en un retrato de otro retrato carente de alma. Afortunadamente, el bueno de Favreau sabe lo que hace  y aunque (obviamente) esta cinta está repleta de nostalgia, se hace un buen uso de ella sin llegar al derroche. Un buen ejemplo lo encontramos en el tema de las canciones, están las dos que todo el mundo quiere, Lo mas vital y Quiero ser como tú, y nada más, algo que me parece un acierto. Más allá de recuperar este sentimiento nostálgico, el triunfo de Favreau es apoyarse en el material de referencia que ya conocemos y explotarlo para, gracias al fantástico uso de la tecnología actual, crear un mundo espectacular, colorido y realmente deslumbrante.

Porque aparte del fantástico reparto, el punto fuerte de esta gran adaptación del clásico de Disney es su apartado técnico. Pocas veces he visto un CGI con estas cotas de realismo: a uno se le olvida que está viendo algo creado por ordenador. Desde los bellísimos y exuberantes paisajes hasta la gran y variada selección de animales y bichejos varios, es que hay de todo. El director y su grupo de magos técnicos han creado un mundo fantástico que se siente realmente lleno de vida, en el que además de lograr proezas técnicas, consiguen dotar de cierta mitología a toda la fauna salvaje con la introducción de elementos como los subgrupos en los que se dividen las especies, el simbolismo que recibe la tregua del pantano o la veneración a los elefantes como los dioses de la selva, pequeños detalles que hacen aún más rico este universo.

Aunque como adaptación no es exactamente clavada a la original (se acerca más a la novela), los ligeros cambios respecto a la original ni siquiera llegan a molestar. Y es aquí junto a lo visual donde se encuentra el punto fuerte de El Libro de la Selva, sus personajes y el talentoso cásting que les pone voz y da vida. Es de esas pocas veces en las que actores y personajes se mimetizan a la perfección para producir un resultado irreprochable. El Baloo al que da vida brillantemente Bill Murray es de lo mejor del film y más adorable que Groot haciendo pasos de baile. Ben Kingsley haciendo de Bagheera es más de lo mismo, otro pilar importante del film al que el actor dota de una presencia sabia y protectora. También destacar la dulce y cándida presencia de Lupita Nyong’o poniendo voz a Raksha, la madre adoptiva del joven Mogwli, a quien interpreta el debutante Neel Sethi, el único actor que aparece en pantalla, que aunque no esté a la altura de semejante reparto es digno de elogio por el hecho de haber interactuado con un entorno puramente digital sin tirar la credibilidad por la borda. Buen trabajo.

Por el lado de los malos tenemos a Sheere Khan, un villano bastante sólido y digno (resulta gracioso que esté mejor construido que algunos de muchas superproducciones), a quien le dota de una imponente y casi terrorífica presencia el algo infravalorado Idris Elba. En un rol menor encontramos la breve pero hipnotizante presencia de Scarlett Johanson como la serpiente Khaa. Y por último, también hay que mencionar al Rey Louie, quien me parece de lo más sorprendente de la película, no solo por contar con la escena más espectacular de la misma, sino por su bizarro e imponente diseño respecto al amigable orangután de la original. Por eso y porque uno nunca pensaría que Christopher Walken fuera a hacer tan bien de simio gigante.

BeYShIT
El Libro de la Selva es un espectacular y emocionante viaje a la infancia con la nostalgia que esto requiere, muy bien llevada por sus responsables. Una adaptación fiel y con muchísimo corazón. Por el amor de Mufasa, que Disney siga muchos años más así de bien.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. arkhamkaveli dice:

    Completamente de acuerdo, si señor. Yo en principio fui solo por ver el apartado digital ya que muchos la ponían de impresionante pero aparte de ese sobresaliente me encontré con una película muy entretenida.

    Para mí el detalle que me transportó a mi infancia fue meter las dos canciones y que no se viera forzado y la escena por la que mejor recuerdo la película original: cuando Mowgli está encima de Baloo en el río.

    PD: Espero verla pronto en VOS para disfrutar de tremendos actores :)

    • Alberto Fassbender dice:

      Muy de acuerdo, han añadido lo justo y necesario. Yo la volví a ver doblada y aunque es un must-see en VO no esta nada mal el doblaje, pero es una peli cuyo cast hace que funcione tan bien. Gracias por el comentario arkhamkaveli

  2. En mi opinión todos los remakes deberían ser así. Un lavado de cara total que, aunque cuente la misma historia, te aporte cosas nuevas. Que mantenga LO MAS VITAL sin dejarte apartar los ojos de la pantalla.

    Gran reseña, compañero.

    • Alberto Fassbender dice:

      Muchísimas gracias teresita :) y si, espero que las que vienen de Disney sean tambien asi y no tiren solo por la fácil

Deja un comentario, zhéroe